¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Indy 500La lluvia añade más drama a la situación de Alonso: sin rodar en los últimos Libres

    David Plaza
    David Plaza3 min. lectura

    La última toma de contacto previa al Fast 9 y el Last Row Shootout ha tenido que ser cancelada al aparecer la lluvia tras 20 minutos de bandera verde.

    Fernando Alonso tuvo que abortar su primer intento por un problema técnico y también el segundo al aparecer la lluvia.

    Fernando Alonso no ha podido analizar los cambios realizados en su McLaren.

    La sesión final programada para que todos los pilotos participantes en la jornada de hoy puedan realizar sus últimas comprobaciones en los monoplazas ha quedado cancelada tras sólo 20 minutos como consecuencia de una lluvia que se espera tenga presencia durante casi toda la jornada.

    Ello podría propiciar que el ‘Fast 9’, la sesión que determina el ganador de la pole y las nueve primeras posiciones de parrilla, no se celebre, tomándose entonces los puestos del sábado. En lo que respecta al ‘Last Row Shootout’, sesión a un único intento que determina qué tres pilotos ocupan la última fila de parrilla y cuáles deben renunciar a correr el próximo domingo, el reglamento obliga a su celebración, por lo que de no ser posible hoy se intentará el lunes.

    Pero antes de eso los seis pilotos involucrados en ese crítico proceso de descarte tenían 30 minutos para rodar, algo que aprovecharon cuatro de ellos: James Hinchcliffe (228,125 MPH), Sage Karam (228,083 MPH), Max Chilton (227,404 MPH) y Patricio O’Ward (225,746 MPH).

    Kayle Kayser decidió no salir a pista y Fernando Alonso tuvo que abortar su primer intento al comprobar que su McLaren #66 rozaba con la plancha del suelo por el asfalto tras haberse realizado profundas modificaciones de la puesta a punto en el coche durante la noche. Tras modificar la altura, el español volvió a salir a pista, pero durante su primera vuelta lanzada llegó la lluvia y la dirección de carrera decretó la bandera amarilla.

    Desde ese momento, la pista comenzó a mojarse y, finalmente, la sesión quedó cancelada tanto para los pilotos del ‘Last Row Shootout’ como para los del ‘Fast 9’ que debían rodar en la siguiente media hora. De este modo, tanto unos como otros tendrán que afrontar el único intento de clasificación a ciegas y sin haber podido adaptar sus monoplazas a una pista mucho más fría que la del día anterior.

    Fotos: IndyCar