¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Indy 500Pigot presenta candidatura, Alonso roza el desastre y se la jugará en el Shootout

    Adrián Fernández
    Adrián Fernández7 min. lectura

    El piloto de McLaren termina en 31ª posición tras caer a 5 minutos del final, y deberá pelear por su presencia en la carrera a una vuelta.

    Spencer Pigot lideró la clasificación y podría hacerse con la pole si el domingo llueve.

    Oriol Servià clasificó en 19ª posición y disputará la carrera.

    Como si de un auténtico Bump Day se tratase, la sesión de clasificación del sábado en Indianápolis alcanzó niveles de drama absolutamente espectaculares, con numerosos intentos desesperados y pilotos de alto calibre peleando por clasificarse para una carrera que un día pensaban ganar. Ese ha sido el caso de Fernando Alonso, quien intentó por todos los medios contrarrestar la lentitud del coche reserva, pero todo fue en vano, y el piloto español deberá pelear por meterse en la parrilla en el Last Row Shootout del domingo.

    Alonso consiguió encontrar velocidad en pequeños incrementos después de que un pinchazo le arruinase su primer intento, y tras cinco intentos diferentes de clasificación, respondiendo a las mejoras de sus rivales, se plantó con un registro de 227.244 millas por hora, en 29ª posición. No obstante, un Felix Rosenqvist en serios apuros también logró superarle y, a falta de cinco minutos para el final, J. R. Hildebrand plasmó en negro el destino del español, que se quedó a solo 13 milésimas del tiempo que le valió la 30ª posición a una Pippa Mann cuyo único intento del día fue justo suficiente para enmendar su no clasificación de 2018.

    Anteriormente, con los primeros intentos garantizados, la batalla por las primeras posiciones tenía el aliciente de poder implicar la pole definitiva, ya que la lluvia prevista para el domingo podría obligar a cancelar el Fast 9. En ese sentido, el duelo quedó decantado para Spencer Pigot, con un temprano promedio de 230.083 millas por hora al que nadie pudo echar mano. Ni Will Power, que firmó un gran intento y se quedó a apenas 1 milésima tras cuatro vueltas, ni su compañero Ed Jones, que solo pudo ser sexto pese a registrar la vuelta más rápida del día (231.015), lograron batirle.

    La primera línea provisional la completó Simon Pagenaud, reflejando su buen trabajo y el de Penske, y batiendo a un Josef Newgarden que estuvo mucho mejor de lo esperado. Por su parte, el propio Ed Carpenter, poleman en tres ocasiones, acabó en una séptima posición ligeramente decepcionante, tras Jones. La gran noticia, en todo caso, recayó en la espectacular clasificación de un Colton Herta que se coló séptimo en el momento de mayor temperatura en pista y dificultad del día, y luego a una espectacular quinta posición, siendo el único Honda entre los siete primeros.

    Alexander Rossi y Sébastien Bourdais completaron un Fast 9 del que Marco Andretti, Conor Daly, Hélio Castroneves y un muy buen Marcus Ericsson se quedaron muy cerca. Algo más atrás, Oriol Servià fue capaz de esquivar cualquier fantasma de eliminación, y con cuatro sólidas vueltas y un promedio de 227.991 millas por hora, se plantó en la 19ª posición de la parrilla, justo detrás de un Scott Dixon que siguió pasando inadvertido. El drama, no obstante, estuvo en una pelea por evitar el Last Row Shootout, el cual se vio aún más intensificado cuando James Hinchcliffe sufrió un violento accidente en la curva 2 en su intento de clasificación.

    Pese a que Schmidt consiguió preparar en un tiempo casi récord el vehículo reserva de Hinchcliffe, y que el canadiense llegó a contar con tres intentos más, éste no pudo evitar caer del top 30, y corre peligro de verse fuera de la carrera por segundo año consecutivo. Junto al canadiense, también se asoman al vacío de la eliminación Max Chilton, un Patricio O'Ward incapaz de recuperarse de su accidente, Kyle Kaiser, que hizo lo que pudo con el coche reserva y Sage Karam, otra caída anunciada tras días de dificultades.

    Quien sí consiguió salvarse de forma inesperada fue Ben Hanley, en una fantástica 27ª posición para DragonSpeed, superando a Zach Veach y un Felix Rosenqvist que salvó los muebles por poco. Graham Rahal también necesitó varios intentos para solventar un inesperado problema de velocidad, pero terminó situando su coche en 17ª posición al tercer intento, el mismo que necesitó su compañero Jordan King. Ninguno de ellos no tendrá que enfrentarse a la máxima tensión que se desencadenará mañana a partir de las 18:15 hora española, o a principios de la próxima semana si llueve. Eso sí, el ridículo de McLaren es ya planetario.

    primer día de clasificación de las 500 millas de indianápolis

    F9: Clasificado para el Fast Nine / LR: Relegado al Last Row Shootout