¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Lorenzo, totalmente húndido: "Siento el mismo miedo que en 2008"

    Jorge Lorenzo tuvo su peor Gran Premio con Honda. En MotorLand Aragón fue vigésimo y terminó a 46 segundos de MarcMárquez.

    El #99 parece estar rodeado de cierta resignación e incluso reconoce sentir miedo por sufrir una nueva caída y poner su físico en riesgo.

    Lorenzo reconoce estar húndido porque siente el mismo miedo que en 2008
    Jorge Lorenzo terminó vigésimo en el GP de Aragón, sólo por delante del malasio Hafizh Syahrin.

    Jorge Lorenzo ha vivido uno de los Grandes Premios más duros desde que llegó a Honda. Ni siquiera su caída en Assen, la lesión que le dejó fuera durante varias carreras o su presunto escarceo con Ducati han colocado al balear en una posición tan delicada. De hecho, Lorenzo recibió una enorme bofetada de realidad en el GP de Aragón, prueba que había marcado como punto de inflexión a la hora de recuperar el ritmo y reducir la gigantesca diferencia que le separa de Márquez a todos los niveles. Sin embargo, el #99 fue vigésimo y terminó a 46 segundos de su compañero de box.

    Pese a llegar a rodar cerca del 'top 10', Jorge Lorenzo se fue desinflando hasta completar una de sus peores carreras del año y terminar fuera de la zona de puntos por primera vez: "En las primeras vueltas conseguí mi mejor ritmo de todo el fin de semana. Sin embargo, el neumático trasero empezó a deslizar y todo fue a peor. En apenas unas vueltas me pasaron muchos pilotos y me quedé el último del grupo. Creo que mi mejor vuelta ha sido dos segundos más lenta que la de Márquez y he terminado a 46 segundos de él. Siento el mismo miedo que en 2008. No es extremo, pero está ahí".

    Más allá de su ritmo, su adaptación a la Honda RC213V o sus resultados, lo más preocupante es la aparente resignación que rodea a Jorge Lorenzo. Una situación difícil de revertir y que parece tener entumecido al #99, tal y como se desprende de sus propias palabras tras cerrar el fin de semana en Alcañiz: "Cuando un deportista nota que su cuerpo está mal tiene menos ganas de correr riesgos. Los pilotos, en general, tenemos mucho respeto por el miedo porque sabemos que nuestro deporte es peligroso. En mi caso, arriesgarse por una décima más o menos no tendría sentido".

    Fuente: Diario de Mallorca / Fotos: Honda