¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir

La autonomía de un coche eléctrico de ocasión se puede mejorar con un simple cambio

La autonomía de un coche eléctrico de ocasión se puede mejorar con un simple cambio
Se puede mejorar la autonomía de un coche eléctrico de segunda mano
Antonio Fernández
Antonio Fernández8 min. lectura

En el mercado del vehículo de ocasión es posible encontrar coches eléctricos de precio asequible. En su mayoría son modelos antiguos con una autonomía limitada. Sin embargo, es posible mejorar la autonomía de un coche eléctrico de ocasión con un simple (y rápido) cambio.

El coche eléctrico sigue ganando terreno en el mercado del vehículo de ocasión. La oferta de coches eléctricos usados está creciendo a un importante ritmo gracias a que los fabricantes están acelerando sus procesos de transición a la movilidad eléctrica. La llegada de modelos de nueva generación está siendo determinante para la creación de un potente stock que permita a una parte de la población acceder a vehículos eléctricos asequibles.

Una parte no menor del stock de coches eléctricos de ocasión que podemos encontrar en España se corresponde con modelos que tienen a sus espaldas unos cuantos años de edad. La primera generación del Nissan Leaf y del Renault ZOE es un claro ejemplo. Tampoco debemos perder de vista a los primeros eléctricos de Smart y al desaparecido Volkswagen e-Golf.

Mejorar la autonomía de un coche eléctrico de ocasión

Todos estos modelos no solo tienen en común su bajo precio de venta, lamentablemente también destacan por tener una autonomía limitada. Ahora bien, con un simple (y rápido) cambio es posible mejorar la autonomía de un coche eléctrico de segunda mano. Una mejora que, si bien no será extraordinaria, cualquier kilómetro extra de autonomía es bienvenido a la hora de conducir un eléctrico.

Pero, ¿qué tipo de mejora fácil y rápida permite mejorar la autonomía de un eléctrico usado? Debemos poner el punto de mira en el único elemento de un automóvil que está en contacto con la carretera. Sí, los neumáticos. A pesar de la enorme importancia que tienen para la seguridad y la eficiencia, en numerosas ocasiones son los «grandes olvidados» e incluso pasan a un segundo plano a la hora de invertir en el mantenimiento del vehículo. Prueba de ello es el auge del mercado de neumáticos usados.

Los fabricantes de neumáticos también han puesto en marcha toda su maquinaria para prepararse de cara la incipiente era del coche eléctrico. El desarrollo de neumáticos de nueva generación destinados específicamente a modelos eléctricos se está acelerando. Michelin, Continental y Hankook son algunos de estos fabricantes que ya disponen en su oferta neumáticos para coches eléctricos.

Audi e-tron GT - neumático y llanta
El neumático y llanta de un coche eléctrico, el Audi e-tron GT

Neumáticos para coches eléctricos de segunda mano

En el proceso de compra de un coche eléctrico de segunda mano, al igual que haríamos con un automóvil de gasolina, diésel o híbrido, es importante dedicar un tiempo a analizar el estado de los neumáticos y verificar si será necesario o no cambiarlos. En caso de que los neumáticos necesiten ser sustituidos próximamente, más allá de tratar de conseguir una rebaja en el precio de venta, podemos ponernos manos a la obra e iniciar la búsqueda de unos neumáticos nuevos pensados para vehículos eléctricos que nos permitan mejorar la eficiencia, y por lo tanto, incrementar la autonomía.

Requisitos para neumáticos de coches eléctricos

La seguridad es un factor determinante en los neumáticos pensados para eléctricos. Como bien hemos señalado previamente, es el único elemento del coche que mantiene contacto con la carretera. Sin embargo, en un vehículo eléctrico hay varios factores que se vuelven más importantes:

  • Baja resistencia a la rodadura. Lograr la menor resistencia a la rodadura posible es el principal objetivo con el que trabajan los fabricantes de neumáticos para coches eléctricos. Y es que, cuanto menor es la resistencia, mayor es la autonomía.
  • Bajo desgaste. Por lo general, los coches eléctricos tienen un peso mayor que los térmicos. Es por ello que se debe encontrar el punto de equilibrio de resistencia para evitar un desgaste prematuro y, a la vez, como se ha señalado en el punto anterior, conseguir una baja resistencia a la rodadura.
  • Bajo nivel de ruido. Una de las grandes ventajas de los coches eléctricos es la ausencia del ruido que genera un motor de combustión interna. Los principales ruidos que se pueden escuchar en el habitáculo son, por una parte el generado por el aire y, por otro lado, el que procede de la rodadura. Por lo tanto, un bajo nivel de ruido aumenta sin duda la comodidad al volante.

¿Neumáticos de verano, invierno o todo el tiempo?

En la actualidad prima la oferta de neumáticos de verano o invierno para eléctricos. El próximo gran paso que deben dar los fabricantes en este aspecto es desarrollar nuevos neumáticos «All Season» (Todo el Tiempo). Siguiendo con los fabricantes señalados previamente a modo de ejemplo, estos son algunos de los neumáticos para eléctricos que hay disponibles actualmente en el mercado:

  • Continental. El fabricante alemán asegura que los neumáticos EcoContact 6 y PremiumContact 6 son válidos para inmensa mayoría de vehículos eléctricos.
  • Hankook. Esta marca surcoreana de neumáticos dispone de una línea de neumáticos exclusivos para eléctricos. Son los neumáticos Ventus ION y Ventus i*cept.
  • Michelin. La compañía francesa dispone de una pequeña gama de neumáticos específicos para modelos eléctricos. El e·Primacy y el Pilot Sport EV.

La elección de unos buenos neumáticos cobra una importancia mayor desde el punto de vista de la eficiencia cuando se trata de un vehículo eléctrico. Y es que, como se ha dicho al inicio del artículo, cualquier kilómetro extra de autonomía que se pueda arañar a nuestro vehículo es determinante.