¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Uno de los raros Mercedes-AMG CLK GTR a subasta por más de 4 millones

8

Prácticamente a estrenar con solo 1.400 kms de uso, este es uno de los solo 20 Mercedes-AMG CLK GTR que fabricó la marca alemana para poder homologar el modelo para el Campeonato FIA GT de Resistencia y las 24 Horas de Le Mans.

Mercedes CLK GTR chasis 09.

Para poder participar en la categoría GT1 del entonces recién nacido Campeonato FIA GT de Resistencia (antecesor del actual WEC) cualquier fabricante debía fabricar tan solo 25 unidades de calle del modelo que pretendiera homologar, es por eso que a finales de la década de los noventa nacieron algunos de los deportivos más brutales del siglo XX. Modelos como el Porsche 911 GT1 o el Mercedes CLK GTR que nos ocupa.

Desarrollado sin tener en cuenta ninguno de los condicionantes habituales de un modelo matriculable de la marca alemana, como pudieran ser la comodidad o la rentabilidad, los CLK GTR fueron el resultado de una curiosa carambola del destino. Que permitió por primera vez a una marca tan tradicionalista como Mercedes comercializar uno de los deportivos de motor central más extremos que han llegado nunca a las calles, o a los garajes de las más selectas colecciones, que es donde realmente se encuentran estos ejemplares.

Mercedes no fue realmente la responsable de estos modelos, ya que fueron obra directa de Mercedes-AMG y HWA, la compañía especializada en competición nacida precisamente de AMG. En total fueron ensamblados 20 ejemplares con carrocería coupé más varios prototipos, cuyo primer ejemplar se encuentra en el museo de la marca.

Básicamente un vehículo de carreras con matrícula.

Lo cierto es que durante el desarrollo de la versión de calle no se modificaron demasiados elementos con respecto a la variante de competición. De hecho, podría ser considerado simplemente un derivado con matrícula del vehículo de competición si no fuera porque el modelo de calle cuenta con un motor bastante modificado, pero de resto, cuenta con mínimas concesiones al confort. En el interior encontramos unos pocos revestimientos de piel y unos asientos deportivos algo más cómodos que los baquets homologados.

El motor de las versiones de calle fue preparado por Ilmor Engineeering y contaba con mayor cilindrada que la del modelo de competición. En ambos casos nos encontramos con un bloque V12, de 6.9 litros en la versión de calle frente a los 6.0 litros de la versión de competición.

La potencia es muy similar en ambos casos, pues aunque la marca no reveló la cifra de potencia exacta del modelo de competición, se estima en unos 608 CV (600 hp), frente a los 612 CV (604 hp) y 775 Nm de par del modelo de calle. Era capaz de pasar de 0 a 100 km/h en unos 3.8 segundos con una velocidad máxima de 344 km/h. En su momento fue certificado por el Libro Guinness de los Récords como el modelo nuevo más caro del mundo, con un precio de 1.547.620 dólares.

Muy pocos lujos aunque con revestimientos de piel.

Este ejemplar es uno de los 20 CLK GTR fabricados entre 1998 y 1999, más tarde, HWA fabricó 6 ejemplares del CLK GTR Roadster hasta completar 26 unidades en total. Completando de esta manera las 25 unidades mínimas necesarias para poder homologar el modelo en competición, aunque curiosamente en 1999 ya había desaparecido la categoría GT1 en la que compitió el modelo.

De la variante coupé ya solo quedan poco más de una decena, pues un número indeterminado de bastidores fueron enviados de nuevo a HWA para ser transformados a especificaciones Roadster y otros 4 bastidores más un prototipo fueron empleados (también por HWA) para crear el CLK GTR Super Sport, con el motor V12 de 7.3 litros y 664 CV de Mercedes-AMG.

Este ejemplar cuenta con el número de bastidor 09 y ya ha tenido 3 propietarios, aunque apenas ha tenido uso, pues en su marcador solo se pueden leer 1.440 kilómetros. Síntoma inequívoco de que ha sido preservado desde el mismo momento que salió de la factoría. Por lo que no nos debe extrañar el magnífico estado que se aprecia en las fotografías publicadas por la casa de subastas.

Pieza muy rara que muy difícilmente perderá valor en un futuro.

Este será subastado por RM Sotheby’s, quiénes lo han incluído entre los lotes de su próxima subasta en Monterey, que tendrá lugar el próximo mes de agosto. Sus estimaciones le apuntan un valor entre los 4.25 y 5.25 millones de dólares.

Fotos: RM Sotheby's

Noticias relacionadas

Uno de los raros Mercedes-AMG CLK GTR a subasta por más de 4 millones
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto