¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    El Mercedes-AMG GT S de Piecha Design posee más potencia que el R de stock

    9

    Piecha Design modifica al Mercedes-AMG GT S para superar en potencia el R de fábrica. El preparador alemán permite al coupé alcanzar los 612 CV de máxima tras pasar con sus manos y de pase le de un toque más agresivo a su bella silueta.

    Modificar un vehículo como es el Mercedes-AMG GT no es tarea fácil si se le quiere dar un aspecto más deportivo sin perder el estilo y la clase del modelo original. Piecha Design ha logrado hacer que el GT S se vuelva aún más atractivo respetando su esencia sin caer en las excentricidades de otros preparadores. El músculo adicional de su carrocería va acompañado de un incremento de su potencia aunque no es oro todo lo que reluce.

    Piecha Design permite al Mercedes-AMG GT S alcanzar los 612 CV

    El GT-RSR de Piecha consigue alcanzar los 612 CV y 840 Nm de par máximo, muy por encima de los 510 CV y 650 Nm de par del Mercedes-AMG GT S de stock. Su potencia bruta es impresionante, tanto que supera incluso a los 585 CV y 700 Nm de par máximo del Mercedes-AMG GT R que aún no se encuentra en los concesionarios sin embargo la potencia bruta no lo es todo. La entrega y gestión de estos caballos son más importantes que el pico que pueda ofrecer y en esto los chicos de Mercedes-AMG saben un rato.

    Hasta 612 CV y 840 Nm de par máximo

    La preparación de Piecha hace que el coupé alemán pare el cronómetro del 0 a 100 km/h en 3,7 segundos, -0,1 seg respecto al Mercedes-AMG GT S de stock (3,8). Una mejora que si bien es destacable se queda corta cuando decimos que el GT R de stock, de menor potencia sobre el papel, finaliza este mismo sprint en sólo 3,5 segundos. La velocidad máxima de esta preparación si gana por goleada a los modelos de stock de Mercedes-AMG alcanzando los 330 km/h en comparación con los 318 y 310 km/h de los de GT R y GT S respectivamente.

    El Piecha GT-RSR posee un estilo único y mayor potencia que el GT S de serie

    Todo queda bastante aclarado cuando advertimos que Piecha no ha efectuado profundos cambios en el deportivo para este incremento de potencia. De hecho se trata sólo de una reprogramación de su electrónica para conseguir que el bloque de ocho cilindros en V produzca esta cifra. Incluso el sistema de escape es prácticamente el mismo que monta de serie salvo el final de las salidas que son de tubo de 90 mm en lugar de las trapezoidales del fabricante.

    Su carrocería aporta añadidos extra en fibra de carbono para una mejor gestión de la aerodinámica como el spoiler de labio en el paragolpes delantero, este mismo material lo encontraremos en las taloneras, difusor trasero y nuevas branquias en las aletas. Monta nuevas llantas con neumáticos Yokohama Advan Sport V105 en tamaño 275/35 ZR 19 delante y 305/30 ZR 20 detrás. Destaca además el alerón fijo de grandes proporciones instalado al final de la zaga que no sustituye al retráctil de la unidad de serie y una luz de bienvenida en los bajos del vehículo.

    Su motor alcanza los 612 CV con una reprogramación de la centralita

    El Mercedes-AMG GT S de Piecha Design posee más potencia que el R de stock