¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    La producción del Mercedes Clase G roza el medio millón de unidades desde 1979

    El Mercedes Clase G cumple 400.000 unidades, la protagonista destinada a Alemania Mercedes

    Casi medio millón de unidades desde que el lanzamiento comercial es la cifra que acumula el Mercedes Clase G. El todoterreno más auténtico del mercado alcanza esta cifra después de 41 años en el mercado, fabricado por la marca de la estrella en Austria. Su arma principal es una capacidad todoterreno fuera de lo común.

    Pocos modelos hay en el mercado del tipo del Mercedes Clase G, porque el todoterreno de la marca de la estrella es de los pocos que ofrecen una capacidad fuera del asfalto tan sobresaliente que no está al alcance de los SUV, ni tampoco que se mantengan con tanto éxito comercial durante 41 años a la venta, con casi medio millón de unidades fabricadas a cuestas.

    Concretamente, 400.000 unidades han salido ya de la factoría austriaca de Graz, donde Magna produce este modelo en exclusiva mundial. desde que Mercedes le encargó este cometido en 1979. El Clase G es un icono ya de la industria que extenderá su vida comercial por espacio de tres años más. En 2023, cesará la producción del modelo actual como modelo de combustión, porque la marca alemana lo mantendrá en el mercado pero transformado en una opción más limpia que ampliará la oferta de coches eléctricos.

    El Mercedes Clase G 500 4x4² demostró ser el todoterreno más radical. En 2021, lo volverá a hacer

    El Mercedes Clase G terminará su producción en 2023 superando el medio millón de unidades vendidas en todo el mundo

    El futuro Mercedes EQG llegará con la misma capacidad dinámica dentro y fuera del asfalto. El Clase G, que mantiene este nombre comercial desde el año 1993, acumula tres generaciones a la venta: la primera conocida internamente como W460 y vendida entre 1979 y 1992 y la segunda entre 1992 y 2017 conocida como W 461. La que nos ocupa, la W463, comprende dos, con un restyling a medio que es una revisión tan profunda como que se consideró un modelo completamente nuevo.

    Aunque ese año el propio fabricante anunció la decisión de abandonar definitivamente la producción, cambió de tercio replanteando el concepto técnico y apostando por una estructura de aluminio y unas redes eléctrica y electrónica más capaces, lo que permitió implantar las sofisticadas tecnologías de otros modelos, de confort, info-entretenimiento y de seguridad ampliando la oferta con nuevas ediciones especiales, y dejar a Mercedes-AMG también ofrecer su particular versión deportiva.

    Con tracción total y tres modos de bloqueo de diferencia, el Mercedes Clase G cuenta con un gran equipamiento desde el pasado mes de septiembre, cuando se amplió con las opciones de personalización de «G manufaktur», convirtiéndose en la opción más vendida entre los clientes. El broche de oro al modelo llegará en 2021 con el nuevo AMG G 63 4x4², el heredero del Clase G 500 4x4² de 2015, con 450 milímetros de altura entre la carrocería y el suelo, un auténtica bestia fuera del asfalto.