Mercedes debate el futuro de los SLC y SL

Hay dos modelos en la gama de productos de Mercedes-Benz considerados clásicos de por vida y son el Clase G y SL, unas siglas que acumulan una gran historia. La ausencia de alguno de ellos no es una posibilidad imaginable para cualquiera.

Mercedes SL que actualmente se comercializa

... Pero el mercado es soberano y es el que manda sobre la industria del automóvil. En Mercedes hay muchos frentes abiertos, sobre nuevos modelos que llegarán en un futuro más o menos próximo o la posible eliminación de dos modelos tradicionales en la marca de la estrella.

Hablamos del Mercedes SL y del SLC, el primero con una gran historia a sus espaldas que viene desde 1954 y el segundo camino de convertirse en otro icono, desde que en 1996 fuera adelantado como un concept-car. Todos los fabricantes realizan cuidadosos estudios de mercado en los que gastan grandes cantidades de dinero para saber la dirección a seguir en sus estrategias y planificaciones, estudios que parten desde los propios departamentos de marketing como encargados a empresas externas.

Los roadsters pierden terreno y la tendencia es SUV

Como otros fabricantes, saben que el tipo de modelo referencia hasta 2025 es el SUV. Es lo que demanda el mercado y en lo que se están centrando todos los fabricantes y Mercedes busca nuevas propuestas con carrocería SUV para ganar clientes, pero ve que el modelo de los roadster como el SL y el SLC están perdiendo terreno y cada vez más, por lo que no vería con malos ojos cargarse estos modelos y dejar estrictamente tres: los Clase C Cabrio, Clase E Cabrio y Clase S Cabrio.

El gran error: convertir Maybach en una versión

El Mercedes SL es un exclusivo roadster ligero que siempre se ha situado como el estandarte de la gama. Pero solo dispone de dos plazas y, quizás, ese es el problema de que las ventas hayan disminuido.

Mercedes sabe que replantear el modelo y convertirlo en un 2+2 supone crear más problemas, porque canibaliza las ventas del Clase S Cabrio, se perdería esa cualidad de ligereza con un techo duro más grande para cubrir dos plazas más y sustituirlo por uno de lona no solo lo convierte en un Clase S Cabrio sino que es una posibilidad que Mercedes ni contempla.

Un SL con techo de lona y cuatro plazas estaría al mismo nivel del Clase S Cabrio.

Teniendo en cuenta esto, Mercedes se encuentra en una encrucijada que no quiere experimentar y necesita solucionar, una consecuencia directa de haber variado el plan que tenía con Maybach. Cuando la marca de la estrella dijo que los Maybach 57 y 62 no tendrían sustitutos, en realidad planeaba lanzar una gama de cuatro modelos: una superberlina, un SUV, un coupé y un cabrio, separados del resto de versiones del Clase S con una estrategia de venta en una exposición aparte en distribuidores seleccionados.

Pero rectificó e incluyó al Mercedes-Maybach S 600 en la gama de productos y lo mismo ha hecho con los Mercedes-Maybach G 650 Landaulet y Mercedes-Maybach S 650 Cabriolet. Los tres modelos son los más exclusivos y lujosos de la gama Mercedes-Benz.

¿Dos patatas calientes para Mercedes-AMG? No, gracias.

Tras ver la primera mula del futuro SL con una carrocería acortada del Clase S Coupé, algunos pensaron que Mercedes había dejado el desarrollo de la nueva generación del roadster en las manos de Mercedes-AMG y que el futuro SL contará con la misma arquitectura space frame de aluminio que el AMG GT.

Pero no es así: el nuevo SL utilizará una nueva plataforma de aluminio denominada MSA especial para roadster y derivada de la MRA de tracción trasera que usan el resto de berlinas, coupés y cabrios de Mercedes.


Primera mula del próximo SL con la nueva plataforma MSA y la carrocería acortada del Clase S Coupé.

Una posibilidad que Mercedes baraja es mover el SL a Mercedes-AMG manteniendo su filosofía de roadster, y a lo que la división deportiva no está dispuesta. ¿Mercedes-AMG vendiendo un SL350? Ni locos y mucho menos cuando se le ha concedido un deseado tercer modelo, el AMG GT4 adelantando mediante concept en el Salón de Ginebra que ya hemos cazado durante sus primeras pruebas en carretera abierta y que se trata del "premio" al éxito de Mercedes-AMG en los últimos años.

Lo mismo ocurre con el SLC. Se ha quedado en tierra de nadie: tiene la denominación comercial de la Clase C pero es más un roadster compacto y es un problema a pesar de que es la única alternativa a los Porsche Boxster, Cayman y Audi TT, y Mercedes tampoco quiere perder opciones contra su otro rival de Stuttgart y el de Ingolstadt.

El debate está servido, estaremos atentos a las informaciones que nos llegan desde nuestras fuentes en Alemania para estos dos modelos. Puede que en un futuro próximo tengamos noticias más positivas.

Tasa tu coche. ¡¡Gratis y sin compromiso!!

El redactor te recomienda

Noticias relacionadas

Más leídas
Más comentadas

Modelos alternativos

¿Qué te parece el nuevo diseño?

Tú opinión nos importa.

Un pequeño formulario con nombre opcional, e-mail opcional y el comentario.

×