¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    El futuro MINI JCW GP se acercará a la barrera de los 300 CV

    Carbono, aluminio y magnesio, tres elementos de la tabla periódica que son tan ligeros como resistentes. Suelen estar presentes en deportivos de alta gama, y también estarán en el MINI más potente que llegará en poco más de un año.

    Recreación digital del modelo que llegará a finales de 2018

    Ante algunos modelos del mercado, es complicado entender quién puede necesitar el MINI John Cooper Works GP, que en su última edición ofrecía 218 CV. Su precio de 41.700 euros suponen 10.000 más que un MINI John Cooper Works con 7 CV menos, pero con una diferencia espectacular entre los chasis de los dos modelos, ya que estaba más orientado a circuito que a una carretera convencional y solo contaba con dos asientos delanteros.

    Analizando estas diferencias, se puede decir que John Cooper Works es un nombre análogo a BMW M, ofreciendo deportividad en estado puro con unas prestaciones más que impresionantes, por la tecnología de su motor y la puesta a punto del chasis.

    La versión actual del MINI John Cooper Works ofrece 231 CV de potencia y monta un bloque de 2.0 litros TwinPower Turbo de origen BMW. Es el modelo de la marca británica más potente hasta hoy, pero en Múnich ya preparan la nueva versión GP que será la más rápida. La intención de BMW es poner una gran franja de tierra ante sus rivales, sin un competidor capaz de hacerle frente.

    MINI John Cooper Works GP R53, última edición de 2012.

    Y es que el futuro MINI John Cooper Works GP dará un salto más cuantitativo en potencia, montando el nuevo motor de cuatro cilindros 2.0 litros TwinPower Turbo B48 que ya se monta en gran parte de los modelos de la marca alemana, como en el BMW 740e iPerformance en el que ofrece una potencia de 258 CV. Y no es la máxima que puede rendir este bloque; garantizando su fiabilidad puede llegar hasta 270 CV, una cifra de potencia cercana a la barrera de 300 CV y sabiendo que el límite inferior en potencia se ha fijado en 250 CV para este modelo.

    Y eso solo en potencia, porque mantendrá la configuración de tracción delantera y las dos plazas, pero el sistema de suspensión Coilover y toda la electrónica asociada estará convenientemente ajustada para digerir con seguridad toda la potencia.

    El primer MINI en utilizar carbono

    Pero el significado aumento de potencia no será la única novedad. Será el primer modelo de la marca británica que abrirá una nueva etapa en MINI y en su segmento, ya que el futuro John Cooper Works GP utilizará aluminio, magnesio y carbono en chasis y carrocería para que su peso también se vea reducido considerablemente.

    Si el anterior modelo ya era un misil, haciendo el trazado norte del circuito de Nürburgring en solo 8 minutos y 23 segundos, este será un cohete que podría rebajar mucho más a tiempos propios de verdaderos superdeportivos.

    Tiene una salida de escape central