¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    MotoGP no permitirá competir como 'wild card' en la temporada 2020

    Jorge Lorenzo no podrá disfrutar de su esperado regreso a MotoGP con la Yamaha M1.

    MotoGP ha decidido cancelar los 'wild card' en su temporada 2020 y no habrá ningún piloto que compita como invitado.

    Esta decisión deja a Jorge Lorenzo sin opciones de competir en el GP de Catalunya con la Yamaha M1, tal y como tenía previsto.

    MotoGP no permitirá competir como 'wild card' en su temporada 2020. Dentro de las medidas para reducir al máximo el número de personas que se desplazarán a cada uno de los Grandes Premios, Dorna como promotor del Mundial de MotoGP ha decidido renunciar a los 'wild card', por lo que ningún piloto podrá correr por invitación este año. Con esta decisión, Jorge Lorenzo no podrá disputar el GP de Catalunya a los mandos de una Yamaha M1, tal y como tenía previsto el piloto balear. Dani Pedrosa, Michele Pirro o Sylvain Guintoli son otros de los pilotos teóricamente afectados por esta medida.

    La normativa de MotoGP indica que cada fabricante tiene potestad a tres invitaciones o 'wild card' para pilotos que no compiten de forma regular en el campeonato. Este derecho se suele traducir en la participación de los pilotos probadores de cada fabricante en una o varias citas durante la temporada. Sin embargo, la necesidad de reducir al mínimo el número de personas de la caravana mundialista en cada Gran Premio ha llevado a Dorna a cancelar los 'wild card'. No obstante, cada piloto que compite como invitado lleva detrás la presencia de entre ocho a diez personas adicionales dentro del equipo en cuestión.

    El propio Davide Brivio, máximo responsable del proyecto de Suzuki en MotoGP, fue uno de los primeros en poner el foco sobre esta circunstancia: «Es un tema a discutir. Si la intención pasa por tratar de tener la menor cantidad posible de personas en el paddock de cada circuito, no creo que tenga mucho sentido hacer un 'wild card', ya que tener un piloto invitado significa que el equipo debe traer al menos ocho o diez personas más a ese Gran Premio. Creo que Dorna toma una decisión correcta anulando esta posibilidad, así que supongo que hará y dirá algo en breve».

    Fotos: MotoGP