¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Dakar 2021Cornejo, de líder al hospital: «Siento como si me hubiera pasado un tren por encima»

    El chileno Nacho Cornejo, en el hospital de Tabuk.

    El chileno comenzó la décima etapa del Dakar con un destacado liderato, pero una caída en el kilometro 292 le hizo perder toda su ventaja.

    Fruto de este percance, Cornejo tuvo que ser trasladado al hospital para someterse a pruebas por precaución.

    Este iba a ser su Dakar. Nacho Cornejo llegaba a esta edición pletórico de confianza, tras una gran 4ª posición en 2020, y desde el primer día se presentó como una opción muy realista en el ejército de Honda.

    Rehacerse en la segunda etapa al mal comienzo del raid fue una demostración de pundonor, pero especialmente fue en la segunda semana cuando sacó lo mejor de sí. El día de la caída de Toby Price, el chileno se puso al frente por un segundo, cuando el australiano se tuvo que ir se vio con 11 minutos de ventaja y las cosas le estaban saliendo a la perfección.

    Sin embargo, el Dakar decide a sus campeones y en este 2021 no estaba dispuesto a que fuera él. Una caída en el kilómetro 292 le hacía perder toda la ventaja acumulada, y a la postre le hacían abandonar. El mensaje saltaba en medio de la tumultuosa etapa 10: el líder de la categoría de motos y máximo favorito se iba al suelo, aunque continuaba.

    Fue en meta donde decidió ponerse en manos de los médicos. Advirtió que se mareaba, que le costaba enfocar la vista y que sentía revuelto el estómago. Signos habituales de una posible contusión o afectación craneal tras un golpe. Pese a que podía haberse ido a descansar para ver cómo evolucionaba, el peligro de tener alguna lesión interna (un coágulo, un temido hematoma subdural...) por el golpe hicieron recomendable evacuarle.

    Cornejo, que había conseguido solventar el día para acabarlo a poco más de un minuto del líder, su compañero Kevin Benavides, se veía obligado a abandonar de manera totalmente inesperada.

    «Hemos fallado en nuestra misión. Hoy tuve una caída muy fuerte que me dejó inconsciente por unos minutos, pude volver a subirme a la moto, pero muy lento y con la moto toda doblada. Hicimos meta en la etapa 10 pero por seguridad tengo que hacerme chequeos por el fuerte golpe en la cabeza. Siento como si me hubiera pasado un tren por encima. No me queda nada más que agradecer el tremendo apoyo de mi equipo, mi familia, mis entrenadores y a todos los seguidores por los ánimos. Estuvimos cerca del gran sueño, quedará pendiente», afirmaba después.

    El equipo Honda ahora tiene un motivo más para llevarse la victoria. Tienen a tres pilotos entre los cuatro primeros, con Benavides primero, Brabec segundo a menos de un minuto, Sunderland como mejor representante de la otrora todopoderosa KTM a 10 minutos y Barreda a un cuarto de hora. El valenciano no las tiene todas consigo, pero es consciente de que aún puede dar la campanada en las dos jornadas que quedan.

    Este no será el Dakar de Cornejo, pero a sus 26 años tiene muy claro que el futuro le aguarda una gran recompensa. Ya sabe lo que es liderar el raid más duro del mundo y ahora quiere ganarlo.

    Fotos: Instagram @NachoCornejo11