¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    T1 4x4, T1 4x2, T1+ y T1 E: ¿Qué 'carajo' prepara el Dakar para 2022?

    La diversidad de vehículos en la 'clase reina' del Dakar va a ser mayúscula a partir de 2022.

    FIA y ACO dibujan un reglamento todavía más complejo para dar cabida a los prototipo 4x4 híbridos como el de Audi.

    En esta normativa aparece la nueva clase T1+ para dar forma a prototipos que compitan de tú a tú con estos 4x4 híbridos.

    Muchos son los vehículos que tienen cabida en el Dakar según su morfología y características técnicas. Hasta la edición de 2021, los vehículos T1 representaban la clase reina de la categoría de coches. Por un lado, estaban los T1 con configuración 4x4 y por otro los T1 tipo buggy 4x2. Una división compleja que quedará en nada en el Dakar 2022, toda vez a la ecuación habrá que sumar los vehículos T1 E y los coches T1+ gracias al desembarco de Audi en el rally-raid más duro del mundo con un prototipo 4x4 híbrido y los movimientos que van a realizar el resto de fabricantes para estar a la altura.

    Cabe recordar que, hasta la fecha, la categoría T1 se divide en dos tipos de vehículos. Por un lado, están los 4x4. Estos vehículos tienen un peso de 1.850 kg. por reglamento, montan unos neumáticos de 32 pulgadas y tienen un recorrido de suspensión de 280 mm. Estos coches no pueden tener un sistema de autoinflado de los neumáticos y portan entre 2 y 3 ruedas de repuesto. Por su parte, los vehículos 4x2 -buggy- de la categoría T1 tienen un peso de 1.580 kg. y neumáticos de 37 pulgadas. El recorrido de la suspensión es libre, pueden utilizar el sistema de autoinflado de los neumáticos y llevan dos ruedas de repuesto.

    T1 4x4, T1 4x2, T1+ y T1 E: ¿Qué 'carajo' prepara el Dakar para 2022?
    Los Toyota Hilux V8 4x4 han sufrido en las dos últimas ediciones del Dakar con los pinchazos.

    Frente a este tipo de vehículos aparece el nuevo 4x4 híbrido de Audi. Más allá del inédito tren motriz, el coche de la firma de Ingolstadt se ha diseñado a partir de una normativa distinta que ahora ha recibido el nombre T1 E, abierta a vehículos híbridos o propulsados por energías alternativas -hidrógeno-. Con un peso de 1.950 kg., el Audi montará gomas de 37 pulgadas y tendrán un recorrido de suspensión de 370 mm y una velocidad máxima de 170 km/h. Dentro de esta categoría, los 4x4 no tendrán sistema de autoinflado, aunque sí podrán disfrutar de esta ventaja los eventuales 4x2 que se ajusten a la normativa -hasta 2026-.

    Como consecuencia de esta nueva categoría T1 E, nace la clase T1+. Esta clase reunirá a los vehículos 4x4 'Evo' que nacen de los modelos actuales, pero que se ajustan al marco legal de los T1 E. Esto significa que son coches que también tienen un peso de 1.950 kilogramos, 2,3 metros de ancho y un recorrido de suspensiones de 370 mm. Portan también neumáticos de 37 pulgadas y tienen prohibido el sistema de autoinflado. Pese a la creación de estos 4x4 bajo normativa T1+, los antiguos 4x4 y 4x2 de la clase T1 podrán seguir compitiendo, aunque está por ver si podrán luchar por las victorias.

    Si la categoría T1 E queda encarnada en el 4x4 híbrido de Audi, la nueva clase T1+ parece que será definida por los 4x4 de combustión reinterpretados de Toyota y Prodive. La clave está en que FIA y ASO deberán encontrar un 'Balance of Performance' que iguale las prestaciones de cada tipo de coche, tarea muy compleja por los distintos tipos de unidades de potencia y de características técnicas. Por el camino, se intentará acabar con los pinchazos como lastre de los 4x4. Los lastres, las bridas y la reconfiguración del software de los vehículos híbridos serán clave para encontrar un equilibrio en pleno desierto.

    Fotos: ASO