¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    El descartado Peugeot 308 PSE no pasará de esta fiel recreación, prioridad al e-308

    2
    Recreación ilustrativa Peugeot 308 PSELargus.fr

    No habrá Peugeot 308 PSE. La tercera generación del Peugeot 308 ha sido presentada y el próximo otoño empezará a llegar a los concesionarios. Un modelo con un diseño muy innovador y deportivo que se prestaba a una versión de altas prestaciones. Esta recreación avanza el diseño de un modelo que no llegará, dando la prioridad al futuro Peugeot e-308, el eléctrico.

    El nuevo Peugeot 308 se ofrecerá con dos versiones híbridas enchufables, ambas consideradas altas de gama por su rendimiento, y que superan ampliamente a las de gasolina. Un modelo que estrena un diseño muy sofisticado y deportivo, y al que poco le faltaba que añadir para transformarse en un auténtico «hot Hatch». Sin embargo, los franceses han decidido no apostar por un heredero del 308 GTI.

    No veremos un 308 PSE, confirmado recientemente por uno de los responsables de Peugeot durante la presentación del nuevo compacto, a pesar de que el fabricante confirmó versiones deportivas relacionadas con la movilidad sostenible. El primero, el 508 PSE. La misma tecnología híbrida enchufable de este modelo debería de haberse trasplantado al modelo que te presentamos en esta recreación que avanza, precisamente lo que no llegará y a más de uno nos habría gustado.

    Boceto del nuevo Peugeot 308 - diseño
    El nuevo Peugeot 308 PSE jugaría la baza del diseño deportivo y la eficiencia de un híbrido enchufable

    Peugeot se ha visto obligada a elegir entre dos versiones muy concretas: el 308 PSE y el e-308

    Sin duda, se habría alzado entre los mejores compactos deportivos. Pero una serie de factores realistas han jugado a la contra. Hace unos días, Jérôme Micheron, Director de Producto de Peugeot, señalaba en una entrevista que el 308 PSE se descartó porque no había mercado, y porque la batería añadía peso. Las dos son claves absolutamente reales, ya que las ventas de las versiones deportivas son más limitadas, y añadir el peso de la batería resta prestaciones, comportamiento dinámico, y suma en el precio.

    Además, se puso encima de la mesa la propuesta del nuevo Peugeot e-308, una versión eléctrica del compacto, y elegir uno de los dos. El segundo permite plantar cara a sus inmediatos competidores, mientras que el deportivo supone una inversión adicional que no tendrá un elevado retorno en beneficios. Al no poder modificarse tampoco los presupuestos destinados al desarrollo de nuevos modelos, la balanza declinó directamente del lado del e-308 que llegará en 2023.

    Y es que el futuro Peugeot e-308 es un modelo de volumen que no solo permitirá continuar poniendo contra las cuerdas a Volkswagen, sino reducir las emisiones promedio de CO2 tanto de la marca, en particular, como del grupo Stellantis. Estos son los motivos reales que han propiciado descartar al que habría sido el heredero más eficiente del 308 GTI.

    Fuente: Largus.fr

    El descartado Peugeot 308 PSE no pasará de esta fiel recreación, prioridad al e-308