¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    El regreso de Peugeot a Estados Unidos queda en punto muerto

    ¿Se ha cancelado el regreso de Peugeot a Estados Unidos?

    La reintroducción de la marca Peugeot en Estados Unidos forma parte de un ambicioso plan de expansión global impulsado por el Groupe PSA en el año 2019. Sin embargo, la materialización de la fusión con Fiat Chrysler Automobiles para dar vida a Stellantis ha puesto en punto muerto dicho regreso. El propio Jean-Philippe Imparato pone en cuestión el desembarco de la firma francesa en el mercado estadounidense.

    En el primer trimestre del año 2019 el Groupe PSA presentó en sociedad un ambicioso plan de expansión global para sus tres marcas de coches principales. En concreto, el conglomerado automovilístico francés anunció la llegada de Peugeot, Opel y Citroën a nuevos mercados. Opel apuntaba a Rusia (lugar en el que ya está operando) y Citroën ponía el punto de mira en la India (próximamente iniciará sus operaciones). Ahora bien, ¿qué pasó con Peugeot? Los planes para esta firma eran mucho más ambiciosos.

    El Groupe PSA anunció el regreso de Peugeot a Estados Unidos. Sin embargo, el tiempo ha pasado y tras prácticamente dos años no se ha vuelto a saber nada de manera oficial. La materialización de la fusión de PSA con Fiat Chrysler Automobiles para dar vida a Stellantis, el cuarto mayor fabricante de vehículos a nivel mundial, permitirá arrojar luz a esta relevante cuestión.

    Peugeot 5008
    Peugeot ha elegido al 5008 como uno de los modelos para su nueva etapa en Estados Unidos

    ¿Se pospone el regreso de Peugeot a Estados Unidos?

    Jean-Philippe Imparato, en una entrevista, ha puesto en entredicho el regreso de Peugeot al mercado estadounidense a causa de la entrada en escena de Stellantis. El alto cargo de la compañía aseguró que «Peugeot se concentrará en sus principales mercados que son Europa, Oriente Medio, África y Latinoamérica». Además aclaró que en los próximos meses, a corto plazo, el objetivo es «retomar el rumbo en China».

    El propio Carlos Tavares, CEO de Stellantis, ha asegurado que este movimiento estratégico no es prioritario para el nuevo grupo automovilístico que apenas ha comenzado a rodar. Esto deja en «punto muerto» la reintroducción de Peugeot en uno de los principales mercados automovilísticos del mundo.

    Un desembarco que debe materializarse en el año 2023 según la hoja de ruta inicial. Dominique Larry, Presidente y CEO del Groupe PSA en Norteamérica, señaló dicho año y que los modelos usados como punta de lanza no serían otros que el Peugeot 3008 y el Peugeot 5008. Es decir, los dos SUV de Peugeot que mejor encajan con los gustos y preferencias de los conductores estadounidenses.

    Peugeot 405
    Peugeot 405, una de las últimas grandes novedades introducidas por Peugeot en Estados Unidos

    Por otra parte, e igualmente interesante, cabe destacar que la tercera variante de carrocería que estrenará el Peugeot 308, una opción «crossoverizada», también estaba siendo considerada para formar parte de esta ofensiva en Estados Unidos.

    Stellantis esperará para introducir nuevas marcas en Estados Unidos

    Tavares aseguró la importancia que desempeñan las marcas de Stellantis que ya operan en Estados Unidos. Ahora bien, señala que habrá que esperar para vivir la introducción de nuevas firmas en este mercado: «Las marcas de Stellantis representan el 12% de la participación de mercado en los Estados Unidos y apostamos por un crecimiento rentable antes de introducir una nueva marca». Es indudable que apostar por reintroducir Peugeot en Estados Unidos es un movimiento realmente arriesgo y la situación actual, especialmente tras la entrada en escena de la pandemia del coronavirus, supone un motivo de peso para que Stellantis opte por recular y esperar a que corran vientos más favorables.

    Fuente: L'argus