¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

IndyCar / Fórmula 2Pietro Fittipaldi, inseguro sobre la Fórmula 2, apunta a Estados Unidos

El piloto brasileño, nieto de Emerson Fittipaldi, cierne dudas sobre su participación en Fórmula 2 este año, y abre la puerta a la IndyCar y la Super Fórmula.

No descarta empezar por la Indy Lights, o alternarla con un programa parcial en IndyCar.

Sería el tercer Fittipaldi en competir en la máxima categoría de monoplazas estadounidenses.

El futuro deportivo de Pietro Fittipaldi se encuentra en un cruce de caminos y posibilidades desde este 2018. El piloto brasileño, de 21 años, esperaba que una buena temporada en la Fórmula V8 3.5 le acercase a la Fórmula 1, y acompañó esas pretensiones con seis victorias y la consecución del campeonato. No obstante, la reducción de puntos de Superlicencia que otorgaría la categoría, decidida en septiembre, y la participación de menos de 12 pilotos en las tres últimas rondas, que le dejó sin un solo punto en ese sistema, ha obligado al brasileño a replantear sus movimientos.

Desde la conquista de su título, todo apuntaba a un posible salto a la Fórmula 2, después de tomar parte en dos de los tres días del test-postemporada con Trident y Arden, siendo solo el 22º piloto más veloz de la semana. Dado que Charouz, el equipo para el que ha competido los dos últimos años, ya ha cerrado su alineación con Antonio Fuoco y Louis Delétraz, las miradas se dirigían hacia Fortec, otro de los equipos que ha emigrado hacia el certamen de la FIA, pero no es la única opción que maneja el nieto de Emerson Fittipaldi.

En declaraciones a Crash.net, Fittipaldi ha asegurado que su futuro estará cerrado a finales de este mes, pero, a su vez, considera que la Fórmula 2 podría no ser su destino final, apuntando a los otros dos grandes mercados de monoplazas a nivel mundial, Estados Unidos y Japón: "Mis planes para 2018 deberían empezar a estar listos en una o dos semanas. No estoy seguro de que sea en Fórmula 2. Hay algunas oportunidades abiertas en Super Fórmula, incluso algo en IndyCar, así que veremos".

"IndyCar, Indy Lights o ambas, tenemos un par de opciones", ratifica Fittipaldi al ser preguntado por sus opciones específicas. Esto abriría la puerta a varias posibilidades, desde un asiento en Indy Lights hasta un programa completo en IndyCar, pasando por una opción mixta pilotando en Indy Lights con un programa parcial en IndyCar. En la actualidad, el segundo coche de Dale Coyne Racing es el único asiento a tiempo completo que aún no tiene dueño, mientras que las opciones para un programa parcial estarían focalizadas en Juncos (donde su ex compañero René Binder competirá en cuatro carreras esta temporada), Harding o la propia Coyne. Con todo, Fittipaldi aclara que su futuro no depende exclusivamente de él o su entorno: "Soy parte del programa de Telmex, así que ellos deciden dónde corro. Lo están analizando, y pronto tendremos una decisión".

La familia Fittipaldi cuenta con un gran pedigrí en el mundo de las carreras de Estados Unidos, plantado por el patriarca Emerson. El bicampeón mundial reactivó en la IndyCar su carrera deportiva en 1984 con gran éxito, ganando el campeonato y la Indy 500 en 1989, y repitiendo triunfo en Indianápolis en 1993, antes de retirarse en 1996 tras un fuerte accidente en Michigan a los 50 años. Emerson coincidió en sus últimas dos temporadas con su sobrino Christian Fittipaldi, llegado de la Fórmula 1, que fue segundo en su única participación en la Indy 500 en 1995 (a raíz del Split) y que apuntaba maneras de campeón tras ser quinto en la general de 1996. Perdió competitividad tras partirse una pierna en Surfers Paradise al año siguiente, pero siguió compitiendo allí hasta 2002, se aventuró brevemente en la NASCAR en 2003, y a día de hoy aún compite en el campeonato IMSA, del que ha sido campeón en dos ocasiones.

El propio Pietro, nacido y formado en los Estados Unidos, empezó su carrera en los stock car americanos, compitiendo dos años en la regional NASCAR Whelen All-American Series. Al empezar a ser apoyado por Carlos Slim, destinó sus esfuerzos a Europa, donde fue campeón de la última edición de una debilitada Formula Renault británica (al igual que en la Formula V8 3.5 este año) y 16º en la Fórmula 3 europea antes de saltar a la 3.5, categoría en la que ha competido las dos últimas temporadas.

Si finalmente sus opciones se limitasen a Japón, toda opción de Fittipaldi en Super Formula pasaría por hacerse con un asiento en uno de los equipos de Toyota, que aún no ha anunciado sus alineaciones para esta temporada, o en el coche de B-MAX, el único equipo de Honda que aún no tiene un piloto asignado. De ser este el caso, Fittipaldi se convertiría en el noveno piloto brasileño de la historia de la categoría, y el sexto en disputar una temporada completa, tras Joao Paulo de Oliveira (campeón en 2010), Paulo Carcasci, Maurizio Sandro Sala, Roberto Streit y Fábio Carbone.

Fuente: Crash.net

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto