¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Los pilotos de Toyota se juegan el título del WEC en un final descafeinado

    Los pilotos de Toyota se juegan el título del WEC en un final descafeinado
    Toyota ha aprovechado las 8 Horas de Bahrein para hacer la foto conmemorativa de su título por equipos.
    Fernando Sancho
    Fernando Sancho6 min. lectura

    Los pilotos del Toyota #8 y #7 llegan separados por 8 puntos y el coche ganador en Bahrein saldrá campeón del WEC.

    El Toyota #7 ya ganó en la anterior visita a Sakhir y además cuenta con unos hándicaps por éxito favorables respecto al #8.

    La era LMP1 del WEC termina en las 8 Horas de Bahrein, última cita de la temporada 2019-20. Un final de etapa descafeinado por la ausencia de todo LMP1 que no compita bajo el amparo de Toyota. De hecho, la categoría reina del WEC vivirá un final gris, con mucho en juego, pero con los dos Toyota TS050 Hybrid como únicos actores. Sea como fuere, las tripulaciones del Toyota #7 y #8 se juegan mucho, ya que el LMP1 que consiga la victoria en Sakhir se alzará con el título de pilotos. La presión es máxima para los seis pilotos oficiales de Toyota.

    El Toyota #7 llega a Bahrein con 168 puntos, 3 victorias y 2 poles. Tras no lograr la victoria en Le Mans, Mike Conway tiene claro que el único resultado válido es ganar en Bahrein: «Teníamos dos objetivos para esta temporada y tras no ganar Le Mans, el objetivo es convertirse en campeones del Mundo en Bahrein. Por una vez los hándicaps por éxito están ligeramente a nuestro favor, pero sabemos que los pilotos del Toyota #8 no nos lo pondrán fácil. Hemos ganado en Bahrein esta temporada, así que espero terminar el año con otro triunfo. Sería la mejor despedida para el TS050 Hybrid».

    Los pilotos de Toyota se juegan el título del WEC en un final descafeinado
    La lucha por el título de pilotos del WEC 2019-20 resumida en una sola imagen.

    El discurso de Kamui Kobayashi es muy similar: «Es la última carrera del Toyota TS050 Hybrid y para la categoría LMP1, así que espero que sea divertida y tener una buena batalla con nuestro coche hermano. Es cierto que esta vez los hándicaps por éxito están ligeramente a nuestro favor, pero ambos equipos quieren ganar el campeonato, así que nos vamos a presionar unos a otros. Quien gane la carrera ganará ael título, pero no será una tarea fácil. Una carrera de ocho horas nunca lo es, así que tenemos que asegurarnos de tener una carrera limpia y llegar al final sin problemas».

    José María 'Pechito' López, tercer integrante del Toyota #7, ha añadido: «Parece que fue hace mucho tiempo cuando arrancamos la temporada en el Prólogo de Barcelona. Han pasado muchas cosas desde entonces y ahora es el momento de decir adiós a nuestro Toyota TS050 Hybrid. Nuestro objetivo en Bahrein es convertirnos en campeones del Mundo y así será si conseguimos la victoria. Sabemos qué esperar de Sakhir, ya que las condiciones serán similares a las del año pasado y el coche no ha cambiado. Estaremos bien preparados».

    Los pilotos de Toyota se juegan el título del WEC en un final descafeinado
    Los Toyota TS050 Hybrid lucirán en Bahrein una pegatina por los tres triunfos en Le Mans de la marca.

    Por su parte, el Toyota #8 aterriza en Sakhir con 175 puntos, 2 victorias y 1 pole como líder del WEC. Sébastien Buemi afirma al respecto: «Bahrein es el final de una era para la categoría LMP1 y para nuestro TS050 Hybrid. La tecnología de estos coches y el ritmo de desarrollo han sido asombrosos. El Toyota TS050 Hybrid significa mucho para mí por nuestras tres victorias en Le Mans y nuestro título del año pasado. Estoy orgulloso de lo que hemos logrado con este coche, pero quiero mirar hacia el futuro. Estamos luchando por otro campeonato del Mundo y queremos lograrlo».

    Kazuki Nakajima, también piloto del Toyota #8, ha añadido: «Todos hemos experimentado una gran diversión y hemos vivido grandes emociones con los LMP1. Nunca vamos a olvidar esta etapa, así que espero pilotar el Toyota TS050 Hybrid por última vez en Bahrein en busca de un nuevo éxito. Aunque será difícil para el Toyota #8 terminar con una victoria, no nos vamos a rendir en ningún momento y vamos a presionar a los pilotos del Toyota #7 hasta el final».

    Por su parte, Brendon Hartley ha concluido: «Habrá grandes emociones en Bahrein. La carrera marca el final de la era LMP1 que tanto hemos disfrutado, aunque por otro lado todos estamos esperando entusiasmados los futuros hypercar. Es la segunda carrera de la temporada en Bahrein, así que conocemos muy bien la pista. Espero que sea una pelea cerrada entre los dos Toyota TS050 Hybrid. Llegamos líderes del campeonato con el Toyota #8, pero todo está muy apretado y el coche que gane será campeón. Todos estamos deseando que llegue».

    Fotos: Toyota Gazoo Racing