¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

El único Porsche 935 Kremer K3 que fue homologado para calle

11

Más que probablemente este es el ejemplar más raro y deseable de todos los Porsche 935 fabricados, pues es el único ejemplar que fue homologado para poder circular por la calle y por tanto es matriculable.

Su propietario original fue el multimillonario Walter Wolf, que lo usaba como vehículo de diario durante su época en la Fórmula 1.

Como este no hay otro en el mercado.

El extraordinario Porsche 935 Kremer K3 de Walter Wolf ha aparecido la venta en Alemania. Este es probablemente uno de los ejemplares más conocidos de este modelo de competición, y no es para menos, pues es el único ejemplar de esta variante de competición del 911 Turbo que fue homologado para calle.

Entre los años 1977 y 1979 la escudería Walter Wolf Racing se convirtió en el primer (y único) equipo canadiense en lograr podios y victorias en el Campeonato del Mundo de Fórmula 1. Su propietario y fundador, el multimillonario Walter Wolf, era todo una personalidad, lo cual se dejaba notar en todo aquello que hacía. A él se le debe el enorme alerón trasero que montaban los Lamborghini Countach, ya que el primer ejemplar del deportivo italiano que lo montó fue un one-off equipado con un motor de 5.0 litros solicitado por el empresario, que no se conformaba con la configuración del Countach de serie.

Este fue el primero de los 3 ejemplares del Countach que tuvo, todos ellos equipados con el mismo motor V12 de 5.0 litros similar al que montó el Countach LP500 prototipo, con una potencia de 453 CV. Una vez Walter Wolf comenzó a dejarse ver con el deportivo, que muchos denominan (extraoficialmente) Walter Wolf Countach, comenzaron a llegar a Sant’Agata Bolognese pedidos de clientes que deseaban el mismo alerón que el modelo de Walter Wolf. De ahí que Lamborghini tuviese que desarrollar su propia versión del alerón.

La única unidad matriculable de toda la producción del 935.

La historia de este ejemplar de este Porsche 935 Kremer K3 no es menos curiosa, pues este modelo había sido creado por Porsche exclusivamente para competición, siendo una de las variantes de carreras del 911 más brutales de la historia.

A Walter Wolf no le satisfacía la versión de calle estándar y como Porsche no le vendió un ejemplar del 935 para su uso personal, el empresario decidió recurrir a Kremer. Este especialista llevaba años compitiendo con este modelo e incluso había desarrollado sus propias variantes del modelo, que incluso en 1979 habían logrado la victoria en Le Mans por delante de un Porsche 935 oficial.

Como podemos ver en las imágenes, las únicas modificaciones que recibió el Porsche 935 Kremer K3 fueron el añadido de los intermitentes, una suspensión con nuevos amortiguadores y 10 mm más de recorrido y un interior revestido en piel con nuevos asientos Recaro y algunos elementos extraídos del Porsche 911 de calle. De resto, el modelo continúa siendo un ejemplar de competición, incluyendo el salvaje motor de 6 cilindros plano sobrealimentado que entrega nada menos que 750 CV (740 hp). Lo que supone cerca del doble de lo que entregaba el superdeportivo más caro de aquel momento.

Su precio rondará los 2 millones de dólares.

Este ejemplar se encuentra a la venta en Alemania y aunque su precio no ha sido revelado se espera que sea vendido por unos 2 millones de dólares. Aunque incluso a ese precio seguirá siendo más barato que cuando fue encargado, pues Walter Wolf pagó 800.000 $ por él, lo que en ese momento suponían 2.57 millones de dólares actuales.

Noticias relacionadas

El único Porsche 935 Kremer K3 que fue homologado para calle
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto