¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    En marcha la primera planta de reciclaje de baterías de vehículos eléctricos de España

    En marcha la primera planta de reciclaje de baterías de vehículos eléctricos de España
    Las baterías siguen siendo la asignatura pendiente del vehículo eléctrico sostenible.
    David Plaza
    David Plaza5 min. lectura

    La localidad leonesa de Cubillos del Sil albergará la primera planta de reciclaje de estas características de la Península Ibérica, una instalación promovida por Urbaser y Endesa. El inicio de su actividad se espera para 2023.

    Uno de los puntos débiles del vehículo eléctrico en cuanto a sostenibilidad es el tratamiento de las baterías, que debido a que incorporan elementos altamente contaminantes deben ser recicladas para reducir al máximo el impacto de una tecnología que ha sido señalada como el futuro de la movilidad sostenible.

    Por el momento, España no cuenta con una planta de reciclaje específica para el tratamiento de las baterías de los vehículos eléctricos, pero esto va a cambiar en unos meses, pues Endesa y Urbaser han anunciado el comienzo del proyecto de creación de una en la localidad leonesa de Cubillos del Sil. Su apertura está programada para 2023, aunque el proceso de almacenaje de las baterías se iniciará con antelación, y se espera que recicle 8000 toneladas de baterías eléctricas al año, provenientes de España y Portugal.

    Almacenaje, reciclaje y reutilización

    La instalación, que cuenta con un presupuesto de 13 millones de euros, forma parte del Plan Futur-E de Endesa asociado al desmantelamiento de la central térmica de esa misma localidad leonesa. La nueva planta de reciclaje debe proporcionar empleo a 50 personas.

    «El componente circular de esta alianza reside en la propia actividad de la misma: reutilización y recuperación», indica el comunicado. «En las nuevas instalaciones de Cubillos del Sil, serán adaptadas para su reutilización aquellas baterías que admitan esa operación. Las restantes serán descargadas eléctricamente, desmontadas y sometidas a un proceso de separación y trituración que permitirá reciclar los materiales presentes, como plásticos, aluminio y cobre, así como el ‘black-mass’, que constituye la fracción rica en metales estratégicos, de gran valor en Europa, como son el cobalto y el níquel, ambos esenciales para la fabricación de nuevas baterías».

    Antonio Fernández nos cuenta los secretos de este interesante SUV chino eléctrico: el DFSK Seres3.

    «Este proyecto, más los otros seis restantes aprobados para El Bierzo, se han seleccionado para revitalizar dicha comarca a través de un programa que prevé la ocupación del emplazamiento de la vieja central térmica, así como el uso de equipos que se utilizaban en la instalación», informa Endesa. «Estas iniciativas suman alrededor de 160 nuevos puestos de trabajo y una inversión que supera los 260 millones de euros».

    La selección de proyectos empresariales se ha realizado por medio de un concurso internacional orientado a mitigar el fin de la actividad de generación térmica, en cumplimiento con los objetivos marcados por Bruselas.

    «Endesa agrega a este proceso, entre otras actuaciones, el desarrollo de 625 megavatios renovables en la zona, la organización de cursos de capacitación profesional, así como la priorización de mano de obra local en el desmantelamiento de la antigua central térmica.

    El reciclaje de las baterías, asignatura pendiente

    Actualmente, una batería de vehículo eléctrico tiene una vida útil de aproximadamente 10 años, por lo que se hace necesario contar con un plan de reciclaje a la altura de la gran demanda que el sector de la automoción anticipa para los próximos años a consecuencia de las políticas medioambientales impulsadas por los gobiernos y administraciones (no en vano, el precio del litio se ha disparado a consecuencia de esta necesidad).

    Sin embargo, aún existen pocas instalaciones dedicadas a este cometido y la tecnología de reciclaje tiene también mucho camino por delante para ser considerada un reto superado por el coche eléctrico. Actualmente, técnicas como la pirometalurgia, la hidrometalurgia y el desmontaje permiten recuperar una considerable cantidad de los componentes, pero sigue existiendo margen de mejora en este sentido.

    ¿Quieres saber más sobre cómo ayuda realmente el coche eléctrico al medio ambiente? No te pierdas este artículo, en el que también te damos más información sobre los procesos de reciclaje de sus baterías.

    Fuente: Endesa