¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Ponemos a prueba los nuevos MINI John Cooper Works Countryman y Clubman en circuito

    19
    Un día de circuito a los mandos de los nuevos MINI JCW

    MINI nos presentó hace unos meses sus nuevas variantes más deportivas de los modelos Clubman y Countryman, equipando unos más que considerables 306 CV de potencia, los cuales hoy ponemos a prueba en el Circuito de Monteblanco, y que no han decepcionado lo más mínimo a ninguno de los asistentes.

    La utilidad en el día a día de los clásicos MINI de 3 puertas que todos conocemos, siempre se ha puesto en entredicho, debido entre otras cosas, a su pequeño tamaño. Cosa que por otro lado no pierde razón, esta variante del MINI es bastante escueto en cuanto a espacios de carga, sobre todo si echamos la mirada sobre el maletero.

    Y debido principalmente a este motivo, desde la marca inglesa lanzaron hace ya más de una década el MINI Clubman. Un nuevo modelo derivado del 3 puertas, con una carrocería alargada para acoger de esta manera una pequeña puerta de apertura inversa para las plazas traseras, situada en el lado opuesto al del conductor, así como un maletero bastante más espacioso, aumentando en 100 litros de capacidad con respecto al MINI de 3 puertas de la época, al que se daba acceso a través de una doble puerta de apertura horizontal.

    El MINI Countryman fue el primer modelo SUV lanzado por la marca inglesa

    Dado que este diseño tan innovador no tuvo las valoraciones estéticas que desde la marca esperaban, durante el año 2015 conocimos la que estaba llamada a ser la segunda generación de esta variante. La marca, convirtió al Clubman en una suerte de MINI con carrocería familiar. Con dos puertas tradicionales situadas para las plazas traseras, así como conservando la apertura de doble portón horizontal que ya lo caracterizó en su generación precedente.

    En el año 2019, recibe el conveniente lavado de cara que actualiza, tanto su estética como su tecnología interior, y con esta también llega la esperada versión deportiva renovada John Cooper Works, con la que podremos disfrutar de más potencia para ser los amos del trackday.

    Pero rebobinando hasta un par de párrafos más atrás, cuando hablábamos del desarrollo que tuvo el Clubman, casi al unísono, se ponía en marcha una nueva faceta de la gama MINI, una carrocería que unos años antes nadie apostaría por su lanzamiento, y es que desde la marca de origen inglés no hicieron oídos sordos a la moda que se venía encima, y decidieron lanzar su primer SUV, un vehículo que se llamaría Countryman.

    El frontal del MINI John Cooper Works Countryman denota la agresividad del modelo

    Y sí, para los que os lo estéis preguntando, sí, la marca también lanzó una versión deportiva firmada por John Cooper Works en este modelo. Ya en el año 2017 le realizó el lavado de cara pertinente, del cual también hemos conocido la renovación de la variante deportiva, y tiene la misma mecánica que la variante Clubman.

    Como he dicho, las mecánicas entre una y otra variante, son idénticas. Un motor de gasolina de 4 cilindros turboalimentado, con 2.0 litros de cubicaje, arroja ahora 75 CV por encima que su modelo deportivo predecesor, llegando a la cifra de unos nada desdeñables 306 CV y 450 NM de par máximo. Los datos no mienten, es una cifra salvaje.

    MINI ha conseguido este aumento en la cifra de potencia, gracias a la instalación de un nuevo turbocompresor de mayores dimensiones, nuevos inyectores y pistones, bielas y cigüeñal reforzados, así como un nuevo sistema de escape que podría ser lo más parecido a llevar un escape de competición por la vía pública.

    Estos nuevos JCW equipan unos potentísimos frenos de 4 pistones

    Para los más puristas, esta nueva puesta a punto a visto la luz de manera agridulce, aunque bien es cierto que el aumento de potencia ha sido abismal, por contra, hemos perdido la posibilidad de instalar el tercer pedal en estos modelos que depositan un gran porcentaje de sus bondades en lo puramente sensacional.

    En cambio, ahora estos MINI instalan como única opción una caja automática Steptronic de 8 relaciones y doble embrague con la que transmite toda su furia al asfalto a través de una tracción total ALL4, lo que hace de los nuevo John Cooper Works unos auténticos devoradores de trackdays, y eso ya tiene mejor pinta ¿verdad?.

    Como imaginaréis estos MINI JCW Clubman y Countryman son capaces de mucho. Y estáis en lo cierto. Gracias a la mecánica que ya os he mencionado anteriormente, es posible alcanzar los 100 kilómetros por hora en tan solo 4,9 y 5,1 segundos, respectivamente, alcanzando una velocidad máxima de 250 km/h limitada electrónicamente.

    El interior no varía demasiado con respecto a modelos con motorizaciones más razonables

    Exteriormente, destacan los nuevos parachoques, tanto delantero como trasero, unas nuevas llantas de 18 o 19 pulgadas, según preferencias, así como unos frenos de mayores dimensiones con un diámetro de 360 milímetros delante y 330 milímetros detrás, conjuntados con unas enormes pinzas que alojan hasta 4 pistones. La guinda del pastel lo ponen una doble salida de escape (una a cada lado) de mayor diámetro y, la cual, mejora su sintonía con el paso de un modo de conducción normal al modo Sport.

    En el interior, más que algunos detalles específicos JCW, unos asientos deportivos, la mayor parte se conserva de igual manera que en los modelo menos radicales. En el cuadro de instrumentos vemos el detalle de una bandera de cuadros y el anagrama de John Cooper Works.

    Prueba de conducción

    Pero basta de presentaciones. Es hora de poner a prueba cómo se comportan estos dos modelos sobre el asfalto del trazado onubense de Monteblanco. Hasta allí nos desplazamos en un día donde la lluvia, la niebla y el frío hicieron su acto de presencia contundentemente, empapando la pista y recortando la visibilidad a larga distancia por culpa de la baja nubosidad.

    Los MINI John Cooper Works son una fuente de sensaciones al volante

    Después de un motivador briefing por parte de, nada más y nada menos que Lucas Ordóñez, piloto profesional y participante de carreras de resistencia como las 24 horas de Le Mans o las 24 de Nürburgring, pasamos a la pista, donde la mitad de los asistentes recorreríamos los más de 4 kilómetros del trazado andaluz a los mandos del Countryman, y la otra mitad probaría las bondades de la variante Clubman en diversas pruebas de habilidad y cronometraje.

    Yo entraba dentro del primer grupo, el que empezaría el día de pruebas por la puerta grande y me pondría tras el volante del SUV deportivo de MINI sobre el asfalto de Monteblanco. Cinco unidades de estos modelos, y delante de todos, un MINI John Cooper Works de 3 puertas. Este kart para la ciudad estaba reservado para el que sería nuestra liebre y nos iría instruyendo en pista: Lucas Ordóñez.

    La prueba consistía, como bien imaginaréis, en probar todas las mejoras mecánicas introducidas en este SUV, como su portentosa potencia o su brutal equipo de frenos. Tras Lucas, que ya os digo que este profesional no se cortó ni un pelo con nosotros, nos guió a la perfección, pudiendo alcanzar al final de recta una velocidad en torno a los 200 kilómetros por hora y, que si conocéis el Circuito de Monteblanco, y más concretamente, la curva al final de recta, debemos encararla a una velocidad muy reducida, ya que es una curva a derechas muy cerrada y la cual obliga a los frenos a trabajar con dureza, y ante la cual, estos no se ruborizaron lo más mínimo.

    El MINI John Cooper Works de 3 puertas iba a ser nuestro guía a los mandos del piloto Lucas Ordóñez

    Al igual que la tracción total ALL4 que demostró ser una leal compañera de paseo, ya que la pista estaba empapada y cabía la posibilidad de que alguien perdiera tracción. Nada de eso. Demostró su equilibrio perfecto entre agilidad y estabilidad en todo tipo de curvas. Este sistema calcula constantemente la relación ideal de distribución de potencia entre el tren delantero y trasero, haciendo una eficiente transmisión.

    Las vueltas avanzaban y el ritmo no decaía, más bien todo lo contrario, todos nos confiábamos aún más y queríamos más, pero ya habíamos completado las 5 vueltas que daríamos cada uno y era el turno del siguiente grupo. Ahora nosotros pasaríamos a la zona de pruebas, donde los Clubman nos demostrarían de qué son capaces, pero también nosotros a ellos.

    La primera prueba que se nos interpuso, fue la de realizar una frenada de emergencia acercándonos lo máximo posible a unos conos dispuestos al final de una recta, pero sin llegar a tocarlos, pasando previamente por un radar de velocidad (este no multa), que sería el que nos informaría de quien había sido el que a más velocidad habría pasado por él y, por ende, había ganado esta prueba.

    El MINI John Cooper Works Clubman es el que mayores sensaciones de deportividad me transmitió

    Definitivamente, gracias a esta, comprobamos la eficiencia de los potentes frenos, pudiendo un servidor pasar por el radar de velocidad a 78 km/h y aún así, frenar a la perfección justo antes de tocar los conos del final. Sin duda una de las mejores cosas que integran estos nuevos MINI son su equipo de frenos. De lo que más me ha impresionado, sin lugar a dudas.

    La siguiente prueba consistía en realizar un circuito de slalom preparado a base de conos, y el cual había que superar, sin tirar o pisar ningún cono, así como no saltarte ninguna de sus calles. Pues bien, el Clubman como no cabría duda, se comportó debidamente y pudimos completar todo el recorrido en apenas 54 segundos, un tiempo fijado realmente bueno y en que el MINI demostró su agilidad a la perfección.

    La tercera y última prueba, era de puros reflejos. Cronometrar el tiempo de reacción entre dar la salida y realizar dicha acción. Aquí el MINI nos demostró las bondades de la tracción ALL4, unido a la inmediatez de su caja de cambios, gracias a los cuales pude cortar el cronómetro en 0,6 segundos de reacción. Esto mismo con otro modelo sin tracción total u otro tipo de transmisión, no habría sido posible.

    Un auténtico día para el recuerdo a los mandos de los MINI más potentes de su historia

    Acabamos el día con un muy buen sabor de boca con respecto a los MINI John Cooper Works, tanto para la variante Countryman como para el Clubman. Sin duda alguna, dos grandísimos deportivos disfrazados de carrocerías utilitarias. Solo nos queda esperar ya que pronto podremos realizar una prueba más en profundidad de estos modelos y contaros todas las habilidades de las que son capaces.

    Ponemos a prueba los nuevos MINI John Cooper Works Countryman y Clubman en circuito
    Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto