¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    PSA y Renault, interesadas en las nanobaterías para coches eléctricos

    Detalle de los nanotubos de carbono verticales para baterías de coches eléctricosNawa Technologies

    La batería de los coches eléctricos es el componente más caro, de ella depende el disponer de una gran autonomía. Los fabricantes permanecen atentos a las tecnologías que permitan abaratar el dispositivo pero sin merma de prestaciones. Los especialistas de Nawa Technologies han desarrollado una nueva nanobatería, una tecnología que multiplica por tres la autonomía y se carga en 5 minutos.

    Este es el factor clave que los clientes piden a los fabricantes de coches eléctricos, una batería de gran autonomía, y un sistema capaz de recargar la batería en el menor tiempo posible. Hoy, la combinación de estas dos claves está prácticamente fuera del alcance de los eléctricos más asequibles, solo en la clase de lujo.

    Pero la empresa Nawa Technologies está profundizando en estos dos campos, patentando lo que se conoce como nanobatería. La firma francesa es una especialista en ultracondensadores, y sus investigaciones han dado el fruto de un electrodo que utiliza nanotubos de carbono alineados verticalmente precisamente para esos ultracondensadores. Una tecnología que han aplicado sobre la actual generación de baterías de iones de litio obteniendo resultados muy positivos.

    Los nanotubos de carbono verticales pueden aumentar significativamente la conductividad

    Una tecnología barata que ofrece el triple de autonomía y recargas en 5 minutos

    Pascal Boulanger. jefe de tecnología de Nawa, explica que los nanotubos de carbono colocados verticalmente sobre una superficie de apenas un centímetro cuadrado se recubren con polvo de iones de litio en el ánodo o el cátodo, por lo que se reduce la la distancia de la corriente eléctrica al entrar o salir de la batería. Boulanger señala que «La distancia que el ion necesita para moverse a través del material de litio es de sólo unos pocos nanómetros, y con un electrodo normal es más como micrómetros».

    Gracias a esta solución, la fuente de Nawa apunta que la densidad de energía de una batería se puede multiplicar por diez, reduciendo enormemente el tiempo de carga. Su equipo de investigadores ha realizado pruebas en condiciones reales llegando a comprobar que en solo cinco minutos se puede recargar el 80% de la capacidad total.

    Los nanotubos se comparan con un cepillo de púas para el pelo, de manera que cada nanotubo actúa como una autopista en línea recta

    Lógicamente, tras ver la avanzada tecnología que se esconde detrás, muchos pensarán que el coste debería ser desmesurado y, sin embargo, Boulanger apunta a todo lo contrario. El coste es muy reducido, ya que es el mismo proceso de producción que utilizan para forrar las placas fotovoltaicas y cristales antirreflectantes, un proceso que se realiza en un horno y en el que se invierte prácticamente un minuto.

    Lo más interesante de esta tecnología, que puede adelantar y desbancar a las esperadas baterías de estado sólido, es que Nawa ya dispone de un fabricante de baterías -Saft- para PSA y Renault, ambas dispuestas a utilizar las dos tecnologías. El proveedor apunta que pueden utilizarse por separado la mayor densidad energética y la reducción del tiempo de carga, si bien no señala cuál es la que estaría disponible más pronto; simplemente habla de 2022 para una y de 2023 para las dos.

    Fuente: efahrer