¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    ¿Qué miran en la ITV? Esto debes revisar para 'aprobar'

    Revisa tu coche antes de pasarte por la estación sabiendo qué miran en la ITV exactamente.

    La Inspección Técnica de Vehículos es fundamental para poder circular por la vía pública. ¿Sabes qué es lo que miran en la ITV? Te lo contamos al detalle para que, antes de ir, revises tu coche de la forma que deberías y evites llevarte un disgusto y perder el tiempo.

    Pasar la ITV no debería suponer ningún tipo de problema, siempre y cuando nuestro vehículo esté en condiciones para circular por la vía pública y acudamos con la documentación para la ITV; es decir, la que nos van a requerir en la estación de Inspección Técnica de Vehículos. Pero la clave está en cumplir con los aspectos críticos, luego ¿qué miran en la ITV?

    ¿Qué miran en la ITV? Estos son los aspectos clave que debes revisar

    Antes de pasar la ITV, lo ideal sería asegurarnos de que todo en nuestro vehículo está correctamente y que, por lo tanto, cumplimos con lo importante a nivel técnico para poder circular por la vía pública con seguridad. Pero si vamos a centrarnos en lo específico para pasar la ITV, podemos revisar de manera minuciosa exactamente lo que miran en la ITV y de este modo asegurarnos de que vamos a conseguir el 'aprobado', y que no acabaremos con una ITV desfavorable.

    Alumbrado

    El sistema de alumbrado, las luces del coche, es una parte crítica para la seguridad nuestra y del resto. Por eso, efectivamente, entre las cosas que miran en la ITV están, por supuesto, tanto las luces de posición como las cortas, las largas, los intermitentes, los antiniebla traseros y delanteros -si es que nuestro vehículo los equipa- y también la iluminación específica de marcha atrás o las luces de freno.

    Esto es todo lo que miran en la ITV para darle el aprobado a tu coche en la estación, debes revisarlo antes de ir.

    Las luces del coche pueden ser de diferentes tipos, por su tecnología, y cada cual tiene su mantenimiento específico. Halógenos y xenón es más frecuente que se fundan y además, en estos últimos debemos revisar que el lavafaros funcione correctamente. Los LED difícilmente nos darán problemas antes de la ITV.

    Carrocería

    Entre los muchos puntos que miran en la ITV, por supuesto uno de ellos es la carrocería de nuestro vehículo. Los pequeños arañazos no importan, claro que no, pero no se tolerará que haya desperfectos de importancia en la carrocería; esto quiere decir que el estado de los faros debe ser el correcto, así como el de las matrículas o el de los espejos retrovisores exteriores y los paragolpes.

    También se revisarán con detalle los cristales, que no deben estar agrietados o tener golpes de riesgo. Aunque no es necesario, se recomienda llevar el coche limpio a pasar la ITV, puesto que siempre ayudará a esta inspección visual y causará una mejor primera impresión a quien se enfrente a él.

    Limpiaparabrisas

    En la ITV te van a mirar si el sistema de limpiaparabrisas funciona correctamente; esto quiere decir que las escobillas barren como deben y que los difusores no están obstruidos o funcionan de forma irregular. Así que deberías comprobarlo antes de ir a la estación de Inspección Técnica de Vehículos y, por supuesto, rellenar el depósito correspondiente que encontrarás bajo el capó de tu coche.

    Ruedas

    Las ruedas, en su conjunto, son otro punto crítico en la ITV. Con la ficha técnica en mano se va a revisar que se cumpla con las medidas según la homologación de tu coche y, a partir de ahí, también se revisará su estado general. Se tendrá en cuenta, sobre todo, que no existan deformaciones en el desgaste del neumático y que la profundidad sea la correcta. Es decir, que no esté por debajo de los 1,6 mm que sería el desgaste máximo.

    Puertas y cinturones de seguridad

    El estado de las puertas del coche es importante, y en este sentido el técnico hará una comprobación de las mismas. Se revisará que abren correctamente, y que cierran igualmente como deberían, desde el exterior del vehículo. Algo que tiene que ver también con otro aspecto -que a continuación desarrollamos- que es el estado de la carrocería. En este punto también se revisará que los pretensores de los cinturones de seguridad funcionan debidamente.

    Suspensión y amortiguación

    El tiempo durante el cual el técnico esté en el foso, revisando los bajos de nuestro vehículo, también estará mirando de forma detallada el estado del sistema de suspensión. Aquí se van a mirar tanto los silentblock como las rótulas de la dirección, los amortiguadores y los muelles. No solo se comprueba el correcto estado del sistema de suspensión, sino también que se cumpla con la homologación del vehículo según lo especificado en su documentación.

    En el 'foso' se revisan el cárter, la suspensión y el desgaste interior de los neumáticos entre otros aspectos.

    Frenos

    Comprueba antes de ir a la estación de Inspección Técnica de Vehículos el estado de tus discos de freno y las pastillas, así como el líquido de freno porque aquí se revisará en los rodillos su estado. El freno de mano tiene que estar correctamente tensado y cumplir su función, además de que no deberían existir descompensaciones en la frenada o una fuerza inferior a la requerida. Todo esto forma parte de lo que se mira en la ITV con todo lujo de detalle.

    Cárter

    El técnico de la Inspección Técnica de Vehículos revisará los bajos del coche, específicamente el cárter. De este modo podrá comprobar que, por la parte baja del motor o de la caja de cambios, no haya pérdidas. Estas pérdidas podrían ser de aceite, o de líquido refrigerante, y podrían evitar que nos aprueben la ITV por una avería. Por lo tanto, ten en cuenta esto antes de pasar por la estación de ITV.

    Emisiones

    En la ITV van a mirar los 'humos' de tu coche. Si el motor funciona correctamente, y todo está como debería, no tienes por qué temer esta comprobación. No obstante, en vehículos diésel es recomendable hacer kilómetros por carretera antes de pasar por la ITV, y con las revoluciones altas, para evitar que el sistema de escape acumule partículas y haga la regeneración justo cuando estén examinando este aspecto en la ITV.

    Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto