Motor.es

Quieren que compremos eléctricos, pero la realidad es que los coches españoles son cada vez más viejos

El auge del coche eléctrico contrasta con la realidad de un mercado español que no puede permitirse renovar los vehículos al ritmo deseado. Así lo indica un nuevo informe de CARFAX, que ha analizado la situación actual del parque móvil de nuestro país.

Quieren que compremos eléctricos, pero la realidad es que los coches españoles son cada vez más viejos
En España, la edad media de los coches cada vez es mayor. - Pixabay

9 min. lectura

Publicado: 09/07/2024 14:00

Aunque la Unión Europea promueve activamente la adopción de vehículos eléctricos para reducir las emisiones y combatir el cambio climático, la realidad en España muestra que muchos factores económicos, infraestructurales y sociales están ralentizando esta transición.

La situación en España, donde el parque móvil es cada vez más antiguo a pesar de los esfuerzos de la Unión Europea para fomentar la compra de coches eléctricos, presenta una paradoja significativa. Esta disparidad puede explicarse por varios factores que reflejan la complejidad de la transición hacia una movilidad más sostenible.

El modelo de coche más popular en España es el Volkswagen Golf, que constituye el 3 % del total

Calcula ahora el precio de tu seguro de coche

¡Infórmate!

En primer lugar, el coste de los coches eléctricos sigue siendo un obstáculo considerable para muchos consumidores. Aunque los precios han disminuido en los últimos años, los coches eléctricos siguen siendo más caros que sus equivalentes de combustión interna, lo que dificulta su adquisición para gran parte de la población. Además, los incentivos y subvenciones para la compra de coches eléctricos, aunque útiles, pueden no ser suficientes para compensar esta diferencia de precio inicial.

Asimismo, la tendencia a adquirir coches de segunda mano, que es una práctica común en España debido a razones económicas, contribuye al envejecimiento del parque móvil. La oferta de coches eléctricos en el mercado de segunda mano es limitada y, por lo tanto, muchos compradores optan por vehículos de combustión interna más antiguos y asequibles.

Finalmente, la crisis económica que España ha afrontado en las últimas décadas ha dejado a muchos ciudadanos con menos poder adquisitivo, lo que dificulta la inversión en vehículos nuevos, y mucho menos en coches eléctricos.

CARFAX monitoriza la situación del coche en España

En este contexto, el mayor proveedor de historiales de vehículos en España y Europa, ha emitido un informe sobre el estado del parque móvil en nuestro país.

Dicho análisis revela un notable envejecimiento del parque automovilístico en España, con una edad media de 14 años por vehículo. En particular, el 47 % de los coches tienen 15 años o más, siendo este el grupo más numeroso al dividir por franjas de edad. Melilla es la región con el parque móvil más envejecido, con una media de 15 años por coche.

Además, sólo el 13 % de los vehículos en España tienen menos de 3 años, lo que sugiere que muchas compras recientes son de coches de segunda mano. Los coches con entre 4 y 6 años representan otro 13 %, aquellos entre 7 y 9 años un 12 %, y los que tienen entre 10 y 14 años un 15 %.

Por otro lado, los coches en España no sólo son viejos, sino que también han recorrido largas distancias, con un kilometraje medio nacional de 166.000 km por vehículo. Galicia destaca por tener el mayor recorrido, con un promedio de 185.000 km por coche.

El informe de CARFAX señala también que el 54 % de los coches en España ha tenido dos o más dueños, mientras que el 46 % ha sido propiedad de un solo usuario principal.

El coche nuevo no es una opción para una gran mayoría de conductores en España. Imagen: CARFAX

Coches peligrosos en circulación

El estudio del parque móvil español también revela que existe una notable cantidad de vehículos que presentan algún tipo de riesgo asociado.

Andalucía se destaca como la comunidad autónoma con el mayor porcentaje de coches de este tipo en circulación, alcanzando un 22 % del total, frente a una media nacional del 18 %. Esto significa que aproximadamente 800.000 coches en la región podrían presentar daños estructurales o haber sufrido accidentes previamente.

Los riesgos asociados a los vehículos en Andalucía se desglosan de la siguiente manera: un 7 % del total de coches ha sido parte de flotas de alquiler, y otro 7 % son vehículos de importación. Además, un 4 % de los coches tiene inconsistencias en el kilometraje, ya sea por manipulación o reversión del cuentakilómetros para aparentar un menor recorrido. Por último, un 3 % de los coches ha sufrido accidentes o daños previos.

Ya en un contexto general, entre las 17 comunidades autónomas, Madrid es la región con más coches en circulación. La capital representa el 14 % del total de vehículos españoles, seguida por Andalucía con otro 14 % y Cataluña con el 12 %. El modelo de coche más popular en España es el Volkswagen Golf, que constituye el 3 % del total de vehículos en circulación.

Los coches importados y de alquiler

El informe de CARFAX también analiza la situación del mercado de importación y de vehículos de alquiler.

Los primeros representan el 6 % del total de coches en circulación en España, siendo vehículos notablemente envejecidos, con una antigüedad media de 15 años, de los cuales el 76 % tiene 10 años o más y el 55 % tiene 15 o más años.

Además, presentan un kilometraje medio de 195.000 km, considerablemente superior a la media nacional de 167.000 km. Los riesgos asociados a estos vehículos son significativos: el 17 % ha sufrido daños o accidentes previos, casi seis veces más que el promedio nacional; el 8 % proviene de flotas de alquiler; y el 5 % tiene inconsistencias en el kilometraje.

En España, un 6 % de los vehículos son de importación. Imagen: Pixabay

También es común que estos coches hayan tenido múltiples propietarios, ya que menos del 1 % ha sido de un solo dueño. En términos de motorización, el 67 % son diésel, el 31 % gasolina y sólo el 1.7 % son eléctricos. Las marcas más importadas incluyen Mercedes (19 %), Volkswagen (14 %), BMW (13 %), Audi (11 %) y Renault (7 %), siendo más comunes en Madrid (10 %), Alicante (6 %) y Barcelona (6 %).

Por otro lado, los vehículos de alquiler, que representan también el 6 % del parque automovilístico español, son significativamente más nuevos que los importados, con una edad media de 7 años.

De estos, el 53 % tiene 6 años o menos, y sólo el 25 % tiene más de 10 años. Su kilometraje medio es de 124.000 km, inferior a la media nacional. En términos de riesgos, el 7 % de estos vehículos procede de importaciones, el 2 % ha sufrido daños o accidentes, y otro 2 % presenta inconsistencias en el kilometraje.

Aunque estos coches han tenido muchos conductores debido a su uso como medio de transporte temporal, cuentan con revisiones periódicas en talleres, lo que reduce significativamente los factores de riesgo. Los motores de estos coches son en un 51 % de gasolina, un 40 % diésel y un 8 % eléctricos. Las marcas más comunes entre los coches de alquiler son SEAT (11 %), Opel (9 %), Renault (9 %), Peugeot (8 %) y Volkswagen (8 %).

Fuente: CARFAX

Pixel