¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    El Rally de Australia se cae de la 'lucha' por ser parte del WRC 2022

    El Rally de Australia se disputó por última vez en 2018, ya que fue cancelado por los incendios en 2019.

    Los organizadores del Rally de Australia han descartado su presencia en el calendario de 2022 del WRC y focalizan sus esfuerzos en 2023.

    La idea es aprovechar esta ausencia para confirmar su cambio de sede, dejando atrás la estancia del evento en Nueva Gales del Sur.

    El Rally de Australia ha vivido un continuo divorcio con el WRC en los últimos años. Cancelado en 2019 por los descontrolados incendios que asolaron el país, el evento no se pudo disputar en 2020 por culpa de la pandemia de COVID-19, misma circunstancia que ha dejado fuera del calendario de 2021 al evento. Bajo este prisma y con la necesidad de buscar una sede lejos de Nueva Gales del Sur que acerque el evento a una gran población, los organizadores del Rally de Australia han confirmado que no optan a formar parte del calendario de 2022 y centran sus esfuerzos en regresar al Mundial en 2023.

    Eugene Arocca, CEO de Motorsport Australia y responsable directo del Rally de Australia, ha asegurado al respecto: «La recuperación de nuestro sitio en el calendario del WRC no es una tarea nada fácil. Pese a todo, estamos decididos a trabajar con todas las partes interesadas y las autoridades locales para asegurar una sede adecuada y fondos necesarios. La celebración de eventos internacionales a corto plazo sigue siendo un desafío obvio, pero debemos mirar por nuestro futuro. Tenemos la esperanza de poder obtener el apoyo necesario para traer de vuelta el Rally de Australia y organizar un evento de talla mundial».

    Descartado 2022, el objetivo del promotor del Rally de Australia es buscar una nueva sede para el evento, alejándose así de Nueva Gales del Sur. Resulta primordial para la viabilidad del rally acercarse a una gran ciudad que permita el desplazamiento masivo de aficionados y una respuesta adecuada a nivel hotelero y de infraestructuras. Mientras tanto, el Rally de Nueva Zelanda gana enteros para ser parte del calendario del WRC del próximo año, siempre y cuando el campeonato pueda recuperar cierta normalidad, superar los efectos de la crisis sanitaria de la pandemia de COVID-19 y tener un calendario más global.

    Fuente: Autosport / Fotos: Red Bull Content Pool