¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    La historia del Range RoverAmores de juventud: el Range Rover

    50
    El Range Rover cuenta con 51 años de historia.

    No cabe duda de que el Defender marca el inicio de un marca mítica como Land Rover, pero lo cierto es que el Range Rover es el modelo que mayor impacto ha tenido en el mundo del automóvil. Vamos a recordarlo.

    Cuando a finales de la década de los años 40, Rover se decide a desarrollar un todoterreno llamado Land Rover, está creando sin saberlo una de las marcas más icónicas del mundo del automóvil. Pero aquel 4x4 basado en la filosofía del Jeep Willys (precursor del Jeep Wrangler), actualmente reconocible como Land Rover Defender, no era más que un todoterreno que seguía el camino marcado por otros.

    En cambio, el Range Rover dio origen a un tipo de vehículo inédito hasta el momento. Cuando este novedoso vehículo fue presentado en 1970, el sector de la automoción vio nacer el 4x4 de lujo. Conozcamos su historia.

    Land Rover

    Cuando en la década de los años 30 los hermanos Spencer y Charles Wilks toman el control de Rover, apuestan por sacar a la marca británica de su delicada situación económica elevando considerablemente la calidad de sus vehículos.

    Así fue, y en 1947 ambos apostaron por lanzar al mercado un nuevo modelo completamente alejado de la filosofía de Rover hasta el momento: un todoterreno austero y con increíbles cualidades camperas basado en el famoso Jeep Willys. Se trata de Land Rover, que salió al mercado dos años más tarde.

    Así de bien se desenvuelve el Range Rover original en los lugares más agrestes.

    Dicho modelo no fue el precursor del Range Rover, sino de la marca Land Rover, que nace como tal tras producirse el siguiente proceso: en 1967, la marca de los Wilks pasa a formar parte de Leyland (posteriormente British Leyland) bajo el nombre de Rover Triumph. En 1975, British Leyland colapsa y es nacionalizada, momento en el que se forma Land Rover como compañía independiente, pero perteneciente al grupo.

    Velar

    Unos años antes, el Range Rover ya había nacido y era todo un éxito de ventas. Su precursor fue el ingeniero de Rover Charles Spencer, sobrino de los hermanos Wilks, que pensó en combinar el lujo y comodidad de los turismos de Rover con la capacidad offroad del Land Rover.

    En Estados Unidos ya había modelos como el Ford Bronco o el Jeep Wagoneer con un claro carácter familiar, pero en cuanto a comodidad y lujo se quedaban a medio camino. El proyecto Velar, como se denominó al Range Rover en sus orígenes, tampoco comenzó siendo un 4x4 de lujo, ya que fue una cualidad adquirida con el paso del tiempo.

    En 1966 comienza el proyecto Velar con la intención de crear un todoterreno con acabados de calidad y un excepcional confort de marcha. Para ello, se opta por suspensión de muelles helicoidales en las cuatro ruedas y una carrocería de tres puertas y líneas rectas fabricada en aluminio asociada a un motor V8, también de aluminio, así como a frenos de disco.

    El primer prototipo del Range Rover, aún llamado Velar.

    El que hoy es conocido como Range Rover Classic, contaba con tracción permanente gracias a un diferencial central que podía bloquearse para mejorar sus prestaciones en carretera, donde gracias al V8 podía alcanzar velocidades de crucero muy elevadas.

    El primer modelo -lanzado al mercado en 1970- no cuenta con piel ni molduras de madera como sus predecesores, sino con un interior convencional con vinilo y goma para ser limpiado con facilidad y contener su precio de venta. Una venta que es un éxito desde el inicio y que propicia que el modelo aguante sin actualización alguna hasta la década de los años 80 (a ello también ayudó el hecho de ser un vehículo moderno e innovador en muchos aspectos mecánicos).

    En 1981 llega la carrocería de cinco puertas y un año más tarde el cambio automático para desembarcar en el mercado estadounidense. También las molduras de madera y el cuero, lo que termina de convertir al Range Rover en el primer todoterreno de lujo del mercado automovilista.

    En 1981 llega la carrocería de cinco puertas y un año más tarde el cambio automático para desembarcar en el mercado estadounidense

    Ya en el 85 llega la caja de cambios manual de cinco velocidades y la automática de ZF (la anterior era de Crysler). Un año más tarde se incorpora a la gama el motor diésel y a finales de la década el motor de gasolina pasa a ser de 3,9 litros y llega el ABS.

    En 1992, conjuntamente con la llegada del motor de gasolina de 4,2 litros, se introducen la carrocería de batalla larga, la suspensión electrónica ajustable y el control de tracción, todos ellos elementos nunca antes vistos en un 4x4.

    Evolución

    La segunda generación del Range Rover es lanzada en 1994 y, aunque a nivel mecánico la renovación es total, se hace un esfuerzo por mantener la identidad estética de su predecesor para contentar a los muy satisfechos clientes de la primera generación.

    En el interior el lujo ya es evidente y a nivel mecánico llegan tres motores. el conocido V8 de aluminio de 3.9 y su rapidísima variante de 4.6 litros, así como el turbodiésel de origen BMW de seis cilindros y 2,5 litros. Todos los sistemas electrónicos se mejoran y muchos de ellos forman parte ya del catálogo de serie, preservando con todo ello el éxito comercial del modelo y aumentando notablemente el prestigio de la marca.

    La evolución de la primera generación, de 1970 a 1994.

    Con el comienzo del siglo XXI llega la tercera generación con un chasis monocasco que sustituye al tradicional chasis independiente de los todoterreno. Además, incorpora amortiguadores de gas a la suspensión independiente a las cuatro ruedas que ya llevaban sus predecesores e incrementa la presencia del aluminio en diversos elementos para reducir peso, pero la filosofía general de diseño sigue siendo la misma, aunque adaptada al paso del tiempo.

    El interior cuenta ya con todo tipo de lujo, tanto en materiales como en tecnología y espacio, algo que conjuntamente con la gran superficie acristalada hace del Range Rover un vehículo cómodo como pocos, pero sin perder por ello sus cualidades camperas.

    En ese sentido, llegan mecanismos como el control dinámico de estabilidad, el control de descenso, el sistema Terrain Response, la distribución electrónica de frenado y la asistencia a la frenada, así como motores renovados a la vanguardia mecánica del momento.

    El momento culminante del Range Rover llega en 2005, cuando se lanza al mercado la versión Sport, el vehículo más vendido de la historia de la marca y que en 15 años alcanzó el millón de unidades vendidas a pesar de ser una referencia en lujo, exclusividad, prestaciones y, claro está, altísimo precio.

    Actualmente, el Range Rover se sigue vendiendo con un precio de salida de 126.000 euros y motores diésel que parten en los 300 CV o gasolina desde los 400 CV de potencia. El rey sigue en lo más alto.

    El primer habitáculo estaba bien terminado, pero no llegaba al lujo de los que llegaron después.

    CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS

    El primer V8 de la gama Range Rover.

    No te pierdas el resto de clásicos recordados en nuestra sección, Amores de juventud.

    Fotos: wheelsage.org

    Amores de juventud: el Range Rover