¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir

Los prototipos del Rimac C_Two superan las pruebas finales de aerodinámica

Los prototipos del Rimac C_Two superan las pruebas finales de aerodinámica
Prototipos del Rimac C_Two, el hypercar eléctrico de Croacia, en el túnel de vientoRimac Automobili
Fran Romero
Fran Romero4 min. lectura

Los croatas de Rimac siguen superando pruebas en el programa estipulado para su nuevo hypercar eléctrico. El Rimac C_Two cada vez está más cerca de llegar a la producción final, una fase que también se está preparando, al mismo tiempo que sigue su puesta a punto aerodinámica en el túnel de viento con tres generaciones de prototipos.

Con la producción agotada del Rimac C_Two, los ingenieros de la firma croata continúan con una de las puestas a punto más laboriosas, pero también la más exigente y en la que sus especialistas están echando toda la carne en el asador. Porque, por uno de los túneles de viento más sofisticados del mundo, propiedad de FCA, ya han pasado tres generaciones de prototipos.

Estas pruebas aerodinámicas de Rimac arrancaron en julio de 2018, pasando desde maquetas no funcionales a prototipos en toda regla y perfectamente conducibles del hiper-deportivos. De hecho, en esta tercera fase, las mejoras que se aplican en el túnel de viento se combinan con pruebas en pistas cerradas para comprobar el funcionamiento y ajuste para conseguir el ajuste perfecto en rendimiento, autonomía y eficiencia cuando se conduce con viento en contra.

Recta final de los prototipos del Rimac C_Two en las pruebas aerodinámicas en el túnel de viento

El nivel de perfección al que aspira el Rimac C_Two obliga a una aerodinámica sobresaliente

Los técnicos de Rimac señalan que han conseguido mejorar la eficiencia aerodinámica en un 34% con el primer prototipo, logrando el óptimo funcionamiento al mismo tiempo de la refrigeración y la aerodinámica activa, ya que no se exige ni la misma refrigeración ni la misma aerodinámica cuando se conduce tranquilamente por autopista que cuando uno se traslada a un circuito para obtener las máximas prestaciones.

Por eso, este capítulo es más importante en los coches eléctricos, y especialmente en un hypercar que ofrece un rendimiento como el del C_Two. Porque a diferencia de otros hiper-deportivos exclusivos, el croata solamente cuenta con cuatro elementos aerodinámicos activos: el spoiler delantero, las aletas de aire inteligentes que hay debajo de la carrocería y el spolier de freno, además del carenado integral de los bajos.

Son las condiciones obligadas para un modelo tan exclusivo como único en su especie, un largo desarrollo en el que se realizan millones de ensayos con miles y millones de situaciones diferentes para demostrar la eficiencia bajo cualquier condición de cuatro motores eléctricos que son capaces de generar una potencia máxima de 1.904 CV. Y si esta cifra asombra, sus prestaciones aún más: de cero a 100 km/h en 1,85 segundos y una velocidad máxima superior a 400 km/h, gracias a la energía de una batería que ofrecerá 647 kilómetros con una sola carga.

Foto Prototipo Rimac C_Two
Uno de los prototipos del Rimac C_Two se enfrenta a pruebas aerodinámicas