¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    La salida de Audi y BMW no apaga el plan de limitar costos de la Fórmula E

    La salida de Audi y BMW no apaga el plan de limitar costos de la Fórmula E
    La Fórmula E mantiene el guión previsto pese a la decisión de Audi y BMW de abandonar la serie.
    Fernando Sancho
    Fernando Sancho3 min. lectura

    Jamie Reigle, director ejecutivo de la Fórmula E, considera que la decisión de Audi y BMW hace más atractiva la serie para otras marcas.

    Pese a la salida de las dos firmas alemanas, el responsable del certamen considera que la estrategia de limite de costos es adecuada.

    Audi y BMW abandonarán la Fórmula E al final de la temporada 2020-21. Un golpe directo al mentón del certamen eléctrico, al menos sobre el papel. Sin embargo, Jamie Reigle como director ejecutivo de la serie explica que la salida de ambos fabricantes hace el campeonato más atractivo para algunos potenciales equipos o marcas que tienen interés en desembarcar en el certamen en un futuro. Mientras tanto, Nissan, Mercedes, Jaguar, Porsche, Mahindra y DS son los fabricantes que en teoría seguirán implicados y compitiendo en la Fórmula E en la 'Season Eight'. Además, McLaren ha firmado una opción preferencial de entrada para 2022.

    Con el interés de Lotus y Alpine sobre la mesa, Jaime Reigle ha confirmado su pensamiento: «Lo interesante de la decisión de Audi y BMW para la Fórmula E es que se abre un nuevo escenario. Hemos hablado con otros fabricantes y nos trasmiten que veían un desafío muy grande entrar en Fórmula E con el nivel de competencia de la parrilla y la inversión que se requiere. Sin embargo, ahora hay un par de espacios y un poco más de control sobre el límite de costos que estamos implantando. Creo que la Fórmula E se puede sentir bien, aunque sería estúpido decir que estamos felices de que Audi y BMW se vayan».

    En esta línea, Reigle ha añadido: «Los cambios que estamos haciendo para regular los costos es una de mis prioridades. El gasto de dirigir un equipo de Fórmula E respecto a las dos primeras temporadas se ha disparado. Existe algunas buenas razones para justificar este incremento, pero también está la inflación de la propia competencia. Creo que el camino es una normativa técnica que limite el número de repuestos y amplíe los componentes nuevos comunes. Si eso se puede combinar con un límite de costos general, el sistema puede ser realmente sólido. No hay excusas para encontrar una solución al gasto ineficaz de algunos equipos».

    Fotos: FIA Fórmula E