¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Dakar 2021Sébastien Loeb vive la jornada más negra en su BRX Hunter T1

    El BRX Hunter T1 ha demostrado tener la velocidad para estar entre los mejores del Dakar.

    El francés Sébastien Loeb ha dicho adiós a cualquier opción de pelear por el 'top 5' y el podio del Dakar 2021.

    Una rotura de un triángulo de la suspensión ha dejado a Loeb y su copiloto Daniel Elena varados en el desierto durante largas horas.

    Había tenido errores de navegación, varios pinchazos y algún problema adicional en forma de sanción y enfado monumental con los comisarios. Con todo, Sébastien Loeb estaba, como se dice comúnmente, en la 'pomada'. El nueve veces campeón del WRC y su 'copi' Daniel Elena saltaban a la sexta etapa del Dakar 2021 dentro del 'top 5' de la clasificación, con un BRX Hunter T1 que tiene la velocidad para estar entre los mejores, aunque todavía le falte un punto para poder competir con los MINI JCW Buggy y Toyota Hilux cuando estos están en manos de tres 'bestias' como Carlos Sainz, Stéphane Peterhansel y Nasser Al-Attiyah. Con todo, las sensaciones eran medianamente buenas.

    Sin embargo, la lucha de Sébastien Loeb por ser la principal alternativa al 'Big Three' del Dakar ha quedado en nada. En el kilómetro 97 de la especial que unía Al Qaisumah y Ha'il, uno de los triángulos de la suspensión del BRX Hunter T1 de Sébastien Loeb decía basta. Una avería por fatiga o por un impacto bastante habitual y que no debe eclipsar las buenas sensaciones que ha dejado el prototipo desarrollado por Prodrive, pero que ha terminado con toda opción de Loeb y Elena de ser protagonistas en este Dakar. Pese a sus intentos por reparar el problema, ambos se veían condenados a esperar al camión de asistencia.

    Si en la jornada de ayer veíamos a Kris Meeke tomar el té con unos lugareños mientras tenía que esperar a su asistencia, hoy la estampa para Sébastien Loeb y Daniel Elena no ha debido ser muy distinta. De hecho, tras estar siete horas detenidos, el copiloto nueve veces campeón del WRC publicaba un tweet con cierto humor en el que aseguraba que estaban esperando a las asistencias para reparar el coche y continuar, porque su objetivo seguía siendo ganar el Dakar. La realidad es que Loeb y Elena estaban perdidos en mitad de la nada, en pleno desierto de Ha'il y con la noche ya cerrada.

    El propio 'Seb' contestaba a su copiloto una hora después sin que las circunstancias hubieran cambiado en exceso con el mismo planteamiento, haciendo balance de los problemas que han tenido y manteniendo el objetivo de ganar el Dakar. Fuera de bromas, Loeb y Elena han luchado por seguir en carrera y peleado durante lasgas horas para llegar al campamento del Dakar y continuar así la aventura, aprovechando además que en la jornada del sábado tiene lugar el día de descanso en Ha'il y que hasta las 14:00 horas de mañana tenían tiempo para poder completar la sexta etapa del rally si así lo necesitaban.

    Tras nueve horas detenidos, la pareja formada por Loeb y Elena se volvía a poner en marcha y lograba alcanzar meta tras estar más de 13 horas en el desierto, pero con la satisfacción de poder continuar en carrera. La icónica pareja lograba así poner fin a su día más negro en el Dakar en torno a las 2 de la madrugada -hora local-, después de vivir una auténtica odisea. Ahora es momento de descansar, de coger fuerzas y afrontar la segunda semana de la carrera sin la presión de lograr un buen resultado absoluto, pero sí con el objetivo de lograr alguna victoria de etapa.

    Fotos: Red Bull Content Pool