Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Sergio Marchionne duda del potencial de Fiat en Europa

El máximo responsable del grupo ítalo-americano hace unas declaraciones que ponen en entredicho su gestión al frente de Fiat dudando del potencial de esta marca italiana en el Viejo Continente, lo cual vendría a confirmar algunas de las sospechas que planean sobre su preferencia entre las marcas del grupo.

El Fiat 124 Spider, un modelo emocional que no termina de levantar las ventas en la marca italiana

A veces sabemos que cuando hacemos algunas declaraciones sobre un tema en especial pueden salirnos caras, a menos que nuestra posición esté en la parrilla de salida.

Es lo que le ha ocurrido a Sergio Marchionne, que pronto saldrá de FCA con un nuevo destino, pero que ha realizado unas declaraciones sobre la marca italiana Fiat que a más de uno le van a sorprender, y a otros no tanto. El máximo mandatario del grupo italiano ha señalado que "todas las fortalezas del grupo FCA se concentran en las marcas más rentables, y Fiat no es una de ellas".

Estas declaraciones encienden un fuego muy rápidamente y podría haberse apagado pero lo ha avivado más todavía añadiendo que "la marca es lo que es: no tiene la fuerza de Jeep, Alfa Romeo o Maserati: tiene una realidad diferente en América del Sur pero no en Europa, y debemos continuar desarrollándola solo donde sea importante. Perder dinero no es algo inteligente".

La gama del Fiat Tipo, junto con el 124, son los únicos modelos modernos que Fiat ofrece actualmente, insuficiente para competir

Estas palabras confirman la falta de atención a una marca clave en la que la expansión de la gama 500 no sólo es la que recibe más inversión, sino también la que compensa las ventas de los demás modelos demostrando que les la única que funciona en Europa, junto con el Tipo que se ha convertido en un éxito de ventas en algunos mercados.

Que Marchionne haga estas declaraciones demuestran la situación por la que pasan los italianos, una forma de echar un balón fuera por una estrategia mal diseñada ya que, en el pasado, los diferentes modelos que componían la gama de Fiat han funcionado pero dejar el Punto tanto tiempo en el mercado perdiendo competitividad y no disponer de modelos hacen mella, mucho más si se deja toda la capacidad de ingresos a las ventas de los modelos 500.

El problema viene de lejos, desde el plan de reestructuración de las marcas del grupo que suponía sanear Alfa Romeo en primer lugar, y después Fiat y Lancia construyendo modelos nuevos y renovando las marcas, pero Lancia quedó en el olvido -sólo se mantiene el Ypsilon en Italia, y no sabemos por cuánto tiempo más- y Alfa Romeo comienza a despuntar con los Giulia y Stelvio, aunque no todo es un camino de rosas.

Hoy, la gama Fiat 500 -y sus diferentes carrocerías- saca las castañas del fuego a Fiat compensando las ventas del resto de modelos

Y es que la elevada inversión para la plataforma Giorgio no convence a los responsables llegando al punto de señalar hace un año y medio, aproximadamente, que sería necesario que las marcas americanas del grupo, junto con Maserati, también hicieran uso de esta arquitectura ... O una más descabellada venta del derecho de uso de la plataforma a otros fabricantes. Con una configuración de propulsión y tracción integral, ni siquiera se daba la oportunidad a Fiat.

Muchos modelos planeados para una nueva gama que no terminan de llegar mientras que la competencia se renueva en Europa, y todo lo contrario que en Sudamérica que, en el último año, se han presentado los Fiat Argo y Cronos.

Una nueva estrategia que distingue entre lo racional y la emoción

A pesar de las declaraciones de Sergio Marchionne, parece que no sólo quiere dejarse los deberes hechos sino también dejar una nueva estrategia a su sucesor diferenciando entre dos tipos de productos, los basados en la razón o en la emoción.

Los primeros son modelos dedicados a las familias que buscan la versatilidad y el confort de compactos, familiares o berlinas de tres volúmenes, mientras que los segundos tienen más en cuenta los factores que transmiten emoción como el diseño, personalización, equipamientos avanzados de conectividad o la deportividad de Abarth.

Mientras que el Tipo -incluidas sus diferentes carrocerías, junto con el futuro Punto y el Panda- se encuadran en la primera gama, el planeado B-SUV se encuadra en la segunda junto a los 500, 124 Spider y el futuro 124 GT que ya hemos visto en pruebas, pero realmente lo que Fiat necesita es crear una gama de modelos rápidamente cambiando la dinámica de estar supeditados a los 500.

Noticias relacionadas

  • Comentario de equi
    18/01/2018 (06:19)

    equi

    "Efectivamente, los Fiat, Alfa Romeo, dieron problemas de calidad, pero también los tuvieron los VW, BMW etc en épocas pasadas o más recientes. La prensa se ha cebado SIEMPRE y continúa haciéndolo con las marcas italianas y francesas para apartarlas del emporio alemán europeo, que al final es lo que la Merkel y compañía han conseguido hacer."

  • Comentario de JDavid Pascual
    17/01/2018 (18:57)

    JDavid Pascual

    "Así es, la culpa es de los medios y no de la falta de calidad, fiabilidad, etc. Muy buena observación. Saludos."

  • Comentario de equi
    17/01/2018 (16:33)

    equi

    "Fiat ha llevado una estrategia de producto que ha sido un completo error desde que empezaron a lanzar productos muy poco atractivos en los 90. Desde el Stilo hasta el Tipo de ahora todos sus modelos han sido un fracaso a excepción de la gama 500 y el Panda. Pero con sólo dos coches no se gana dinero. No renovar el Punto al sexto o séptimo año de su vida por un coche nuevo y atractivo fue un gran error. El Multipla (en pleno boom de los monovolúmenes) fue un experimento muy arriesgado y no funcionó. El Bravo (anterior al Tipo de ahora) también tenía muchas carencias en diseño, sobre todo el interior. Además Fiat decidió desaparecer del segmento D, y así más y más decisiones nefastas. Tampoco les ha ayudado toda la mala prensa de los medios del motor que sólo ven en lo alemán buenos coches. Todos los "periodistas" han ido a saco contra Fiat (Alfa, Lancia) y lo triste es que como FIAT no cambie el nombre el daño en imagen ya no tiene arreglo. Enhorabuena directivos de Fiat y prensa del motor por vuestro gran trabajo, recordad que siempre hay familias que trabajan (o trabajaban) detrás de cada coche producido."

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto