¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Estos son los sistemas ADAS obligatorios en los coches desde julio de 2022

    Estos son los sistemas ADAS obligatorios en los coches desde julio de 2022
    Los vehículos de nueva homologación son mucho más seguros a partir de julio de 2022.
    David Plaza
    David Plaza8 min. lectura

    La Unión Europea ha puesto en marcha una normativa que obliga a todos los coches de nueva homologación a incorporar ocho nuevos sistemas ADAS. Te contamos cuáles son y en qué circunstancias son necesarios.

    La seguridad en la carretera se ha convertido en una obsesión para las administraciones y tanto la Dirección General de Tráfico (DGT) como la Unión Europea han centrado sus esfuerzos en reducir la siniestralidad.

    Con ello en mente, la Unión Europea ha trazado un plan de acción de varias fases que, de momento, finaliza en 2026. La siguiente fase de actuación se pone en marcha en julio de 2022 e incluye ocho nuevos sistemas ADAS que incorporar a los ya obligatorios. Son los siguientes:

    • Asistente de velocidad inteligente (ISA)
    • Cámara trasera con detección de tráfico cruzado
    • Alerta de cambio involuntario de carril (LDW)
    • Detector de fatiga y somnolencia
    • Sistema de frenada de emergencia BAS y EBA
    • Bloqueo de vehículo, con alcoholímetro
    • Caja negra (EDR)
    • Alerta de cinturón en las plazas traseras

    ¿Cuándo son obligatorios y para qué vehículos?

    Los ocho sistemas ADAS que hemos mencionados son obligatorios a partir del 1 de julio de 2022 en todos los coches de nueva homologación. Esto quiere decir, que un coche nuevo que haya sido homologado con anterioridad no está obligado a incorporarlos. Tampoco los coches usados que ya circulan por nuestras carreteras.

    Los coches modernos son cada vez más tecnológicos y seguros.

    Así funcionan los sistemas ADAS obligatorios

    Los sistemas de seguridad ADAS (Advanced Driver Assistance Systems por sus siglas en inglés) son sistemas que contribuyen a mejorar la seguridad del vehículo y puedes aprender más sobre ellos en este artículo.

    A continuación, te contamos cómo funciona cada uno de los sistemas que pasan a ser obligatorios desde julio.

    Asistente de velocidad inteligente (ISA)

    Se trata de un asistente electrónico que conecta el control de crucero adaptativo (ACC) con el sistema de reconocimiento de señales, controlando y adaptándose automáticamente al límite de velocidad que rige en cada uno de los tramos de la vía y no permitiendo que el conductor lo supere.

    El ISA se puede desconectar mediante una tecla o pisando el acelerador con más fuerza.

    Cámara trasera con detección de tráfico cruzado

    Permite facilitar la maniobra de marcha atrás y avisa al conductor si se interponen obstáculos en una trayectoria de 30 metros, como pueden ser otros coches, peatones, ciclistas, patinetes eléctricos, etc.

    Primero avisa visualmente en un display o los retrovisores. Llegado el momento, incluso puede frenar por sí mismo.

    Javier Gómara compara dos grandes del segmento B-SUV: el Hyundai Kona y el Toyota Yaris Cross.

    Alerta de cambio involuntario de carril (LDW)

    Con este sistema, se pretende corregir un cambio involuntario de carril. Si no se ha activado el intermitente y el coche se sale del carril, el vehículo emite una señal que puede ser sonora, visual o vibratoria en el volante o el asiento.

    En caso de que el coche disponga también de sistema de mantenimiento de carril, actuará sobre la dirección o el sistema ESP y los frenos para mantener el vehículo en su carril.

    Detector de fatiga y somnolencia

    Un sensor situado en el volante analiza la presión de las manos del conductor, así como los movimientos y los cambios de dirección. También existen sistemas que analizan las facciones de la cara y los movimientos de los ojos con una cámara.

    Cuando el sistema detecta fatiga o que el conductor lleva más de dos horas conduciendo sin parar, emite una señal luminosa y recomienda hacer una pausa en el viaje.

    Sistema de frenada de emergencia BAS y EBA

    Este sistema reduce el riesgo de colisión por alcance o en curva. Para ello, realiza el siguiente procedimiento:

    1. Al realizar una frenada fuerte, detecta si el pedal del freno está siendo pisado con suficiente intensidad.
    2. En caso de no ser así, aumenta la intensidad hasta que el conductor levante el pie. También actúa sobre el ABS y el control de estabilidad.
    3. Algunos sistemas detectan peatones y ciclistas, emitiendo un aviso sonoro o visual y, si el conductor no reacciona, frenan automáticamente.
    4. Funciona a una velocidad de entre 5 y 40 km/h, aunque algunos automóviles los utilizan a mayor velocidad.

    Bloqueo de vehículo, con alcoholímetro

    Este sistema, también denominado Alcolock, es obligatorio exclusivamente para los vehículos destinados a transporte de personas que se homologuen a partir del 6 de julio de 2022.

    Sin embargo, para los coches lo único que es obligatorio a partir de julio es la preinstalación del sistema, de modo que pueda ser instalado en un futuro.

    Así funciona el alcoholímetro con bloqueo de puesta en marcha.

    El sistema analiza la tasa de alcohol del conductor al soplar este por una boquilla. Se la tasa supera el índice permitido, el sistema no permite arrancar el motor. Además, dispone de una pantalla en la que muestra la información almacenada para que posteriormente pueda ser analizada.

    Los sensores de que dispone garantizan que no se puedan utilizar dispositivos mecánicos para eludir el control. Incorporará tecnologías de reconocimiento de huellas dactilares, pupila, detección facial o fotografías digitales que se quedan guardadas en la memoria para identificar siempre al usuario e impedir el fraude.

    Caja negra (EDR)

    El objetivo de la caja negra es reconstruir un accidente como en los aviones. Para ello, registra 15 parámetros, entre los que se encuentran la velocidad, las revoluciones del motor, la fuerza del impacto o los movimientos de la dirección.

    Se atornilla al chasis bajo el asiento del conductor y registra los datos durante los 30 segundos previos al accidente y hasta los 5 segundos posteriores. Luego, es conectada a un ordenador para obtener los datos registrados.

    Alerta de cinturón en las plazas traseras

    El último sistema ADAS obligatorio desde julio de 2022 es el que avisa de la presencia de un acompañante situado en las plazas traseras sin el cinturón abrochado.

    Una vez arrancado el coche, y si recorre más de 200 metros o supera los 25 km/h de velocidad, el sistema avisa al conductor con una señal acústica cada vez más intensa. Esta no se apagará hasta que el sensor del cinturón detecte la hebilla.

    Fuente: DGT