¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Qué es el Alcolock que la DGT quiere en los coches en 2022

    David Plaza
    David Plaza
    5 min. lectura

    El Alcolock impedirá que conduzcamos si hemos bebido alcohol.

    La Ley de Tráfico prevé multas severas para los conductores que sobrepasan la tasa de alcohol en sangre, pero la Dirección General de Tráfico quiere ir un paso más allá y ya trabaja en la implementación de un dispositivo de medición asociado al vehículo.

    «Si bebes, no conduzcas» es una frase que se hizo célebre hace muchos años y que desde entonces ha permanecido en nuestra sociedad como recordatorio de los efectos nocivos del alcohol en la conducción.

    Pues bien, ahora la Dirección General de Tráfico (DGT) la quiere sustituir por «Si bebes, no arranca» gracias al dispositivo Alcohol Interlocks, popularmente conocido como Alcolock por la marca más popular de alcoholímetros.

    Y es que una directiva de la Unión Europea en 2019 ha servido para incluir la obligatoriedad de uso del Alcolock en los vehículos nuevos a partir de 2022 en la nueva Ley de Tráfico y Seguridad Vial. Pero, ¿qué es exactamente este dispositivo y cómo funciona?

    Qué es el Alcolock

    El Alcolock es un dispositivo electrónico conectado al vehículo que sirve para realizar el test de alcoholemia.

    Antes de arrancar el vehículo, el conductor debe superar dicho test, pues de lo contrario el dispositivo, que está conectado a los sistemas de encendido del automóvil, no permitirá utilizar el coche.

    Así funciona Alcolock.

    El Alcolock consta de dos subsistemas: el módulo de medición de alcohol en sangre y el módulo de control. Este último registra los resultados y los intentos de arranque sin haber superado el test. Además, crea una base de datos con fechas, horas y tasas de alcohol. En definitiva, actúa como una caja negra que permite acceder a todos los datos en caso de hacerse necesario por parte de las autoridades.

    Qué coches tendrán que llevar Alcolock

    En este momento, sólo los coches que se homologuen a partir del 5 de julio de 2022 tienen la obligación de incluir el Alcolock. Esto quiere decir que los modelos anteriores a esa fecha, sean coches nuevos o usados, no tendrán que incorporarlo. Sólo los modelos que las marcas diseñen, homologuen y comercialicen a partir de ese momento.

    Sólo los coches que se homologuen a partir del 5 de julio de 2022 tienen la obligación de incluir el Alcolock

    Lo que aún no se ha determinado en España es una regulación sobre la obligatoriedad de su uso, por lo que tanto la Dirección General de Tráfico como el Gobierno tienen trabajo pendiente. En cualquier caso, parece que finalmente sólo será obligatorio en vehículos de transporte de viajeros.

    También se barajan medidas como la propuesta por la Fiscalía General del Estado, que obligaría a los conductores con tres sanciones por conducir ebrio a instalar un Alcolock en su vehículo.

    Multa por conducir ebrio

    Independientemente de la normativa que regule el Alcolock en el futuro, lo cierto es que las multas por conducir ebrio son un clásico en la Ley de Tráfico y Seguridad Vial.

    La cuantía de la multa depende de si la infracción se considera grave o muy grave, pero comienza con 500 euros y retirada de cuatro puntos del carnet y puede ascender hasta los 1000 euros y seis puntos o, incluso, prisión y pérdida del carnet de conducir.

    ¿Quieres más información sobre las multas asociadas a la conducción bajo los efectos del alcohol y las drogas? Consulta este artículo elaborado a tal efecto.