Sono Motors recupera el sueño del coche eléctrico solar, el Sion

Durante los años 90 se empezó a hablar bastante de los coches movidos por energía solar, sobre todo prototipos que participaban en la Solar Challenge de Australia. El concepto está más cerca de ser viable para producción en serie, y sin incomodidades.

Sono Motors es una empresa que anunció en 2016 un coche eléctrico que se alimenta fundamentalmente por energía solar, aunque sigue pudiendo cargarse como cualquier eléctrico. En las condiciones óptimas es capaz de hacer 30 kilómetros diarios sin necesidad de aportes adicionales.

Se llama Sion, dará que hablar

Prácticamente es una placa solar con ruedas. De unos paneles en el techo se ha pasado a un concepto más amplio: placas en las puertas, en el capó y en el portón. Toda la superficie posible se emplea para poner placas, componen un entramado de 330 celdas. El coche está recubierto de policarbonato.

No solamente es un coche eléctrico, es una pequeña planta de energía con ruedas. Es capaz de suministrar energía al hogar, entre 2,7 y 7,6 kW, dependiendo del enchufe utilizado. A los aficionados al camping les encantará, y no solo por eso, sino porque puede tirar de 750 kg de remolque. Parece demasiado bonito para ser verdad.

Más de 6.600 personas han adelantado dinero para reservar el suyo (crowdfunding), que se anuncia a un precio de 16.000 euros -impuestos aparte- con las baterías en régimen de alquiler, con posibilidad de tenerlas en propiedad por otros 4.000 euros. Todo eso por 24.200 euros, incluyendo el 21% de IVA, no suena bien, suena de maravilla.

Según las especificaciones del fabricante, es capaz de recorrer 250 km por carga, y es un diseño ligero y aerodinámico. Eso sugiere que el secreto de la autonomía no es tanto tener muchas baterías -lo que más se estila- sino tener un consumo muy bajo de partida. En motores poca mejora posible hay, es mediante eficiencia.

La capacidad de las baterías será "modesta", 35-45 kWh

El Sion se parece a aquellos prototipos de los 90 en el concepto de tener la mayor superficie posible de placas solares para captar el máximo de energía, solo que no estamos hablando de un vehículo que apenas sirve para competir incómodo, esto se asemeja mucho a un monovolumen convencional. Encontraremos varias piezas que nos suenen familiares, tirando de lo ya hecho se puede reducir el precio, pues ya lo han diseñado otros.

La fórmula de fabricante joven que se lo guisa y se lo come, sin tener que ser un monstruo industrial, ya ha funcionado en Alemania. La propia empresa de Correos tuvo que diseñar sus vehículos eléctricos de reparto al no satisfacerle nada de lo que estaba en el mercado, bajo la marca Streetscooter. Tiraron mucho de proveedores y soluciones ya probadas.

Sono Motors prevé empezar a producir el Sion en el segundo semestre de 2019. El desarrollo todavía se está llevando a cabo, y como Tesla hizo en su día, la financiación del proyecto tiene mucho que ver con los pedidos que se hacen de forma anticipada, adelantando el dinero por un coche que solo existe en forma de prototipo.

Según Laurin Hahn, uno de los cofundadores de la empresa, en el Sion se podrá disfrutar de las mismas comodidades que un coche convencional: aire acondicionado, infoentretenimiento, asientos calefactados, conectividad con el teléfono móvil, alarma, airbags, etcétera. Hasta incluye un filtro de habitáculo biológico, hecho con musgo que no requiere mantenimiento (ni regarlo).

Otro de los atractivos de esta propuesta es que el fabricante pondrá las cosas fáciles a quienes quieran hacer el mantenimiento, tanto particulares como talleres, mediante documentación "hágalo usted mismo" (DIY). Obviamente debería tener unos gastos de mantenimiento muy bajos.

En cuanto a prestaciones, tampoco irá mal surtido. Con un motor de 80 kW (casi 109 CV) tendrá unas prestaciones más que correctas, con una punta autolimitada de 140 km/h. En caso de querer viajar el sol no basta, pero puede hacer recargas rápidas a 50 kW con sistema CCS Combo, 80% de las baterías en media hora

La industria del automóvil está viendo cómo nuevos "jugadores" pueden ponerse a producir vehículos sin mastodónticos recursos de ingeniería, las empresas tecnológicas son capaces de meterse en terrenos donde aún no se han atrevido los de siempre. Es pronto para saber si Sono Motors tendrá éxito o será otra decepción, pero si funciona el concepto, vendrán otros detrás de él.

Tasa tu coche. ¡¡Gratis y sin compromiso!!

El redactor te recomienda

Noticias relacionadas

Más leídas
Más comentadas

¿Qué te parece el nuevo diseño?

Tú opinión nos importa.

Un pequeño formulario con nombre opcional, e-mail opcional y el comentario.

×
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto