¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Stéphane Ratel: «Los GT3 deben preservar la forma tradicional de las carreras»

    Dos de los GT3 inscritos en las 3 Horas de Barcelona, última cita del GTWC Europe 2021.

    Los vehículos bajo normativa GT3 son el máximo exponente de una filosofía de competición que aún puede perdurar mucho tiempo.

    Stéphane Ratel cree que el reglamento GT3 no debe caer en el error de apostar por la hibridación o la electrificación completa.

    La normativa GT3 es uno de los conceptos más exitosos del motorsport actual. El reglamento que define a estos vehículos ya es protagonista en todos los certámenes de SRO Motorsports, pero también ha colonizado IMSA, el DTM y pronto lo hará en el WEC. Y como se suele decir de forma coloquial, si algo funciona lo mejor es no tocarlo. Por este motivo, Stéphane Ratel como gran embajador de la fórmula GT3 apuesta porque la normativa actual se mantenga a largo plazo y no se caiga en la tentación de electrificar los actuales vehículos GT3, ya sea a través de la tecnología híbrida o 100% eléctrica.

    De hecho, Stéphane Ratel dibuja los GT3 como el último bastión de los motores de combustión actuales, toda vez que categorías como la Fórmula 1, la Fórmula E o el WEC han apostado de forma decidida por la electrificación. Un escenario en el que es importante la diversidad y en la que los GT3 son algo así como el máximo exponente de una generación de vehículos. Potencia, sonido, diversidad de motores y la participación de un gran número de fabricantes de talla mundial demuestran que los vehículos GT tienen todavía un largo futuro, ya que Stéphane Ratel considera que hay que abrirse al futuro, pero sin borrar el rastro del pasado.

    En esta línea, Stéphane Ratel ha asegurado: «Los GT3 deben preservar la forma tradicional de las carreras, el modelo actual. Hemos trabajado muy duro para desarrollar este concepto y estoy firmemente convencido de que seguirán existiendo por largo tiempo. Incluso si el 99% de los vehículos de calle son eléctricos o están propulsados por sistemas nuevos como la pila de hidrógeno, seguirán existiendo los buenos, viejos y confiables motores de combustión. Al final, las carreras de caballos siguen siendo muy populares y ha pasado un siglo desde que se introdujo el coche de forma masiva. Esa es la idea que persigo».

    Fuente: Motorsport-Total / Fotos: GT World Challenge Europe