¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    El Tesla Model S Plaid contará con unos carísimos frenos cerámicos en 2022

    El Tesla Model S Plaid contará con unos carísimos frenos cerámicos en 2022
    Detalle de las llantas de 21 pulgadas del Tesla Model S PlaidTesla
    Fran Romero
    Fran Romero4 min. lectura

    Vender el Tesla Model S Plaid será fácil con el gran argumento del récord logrado en el circuito de Nürburgring. La berlina eléctrica norteamericana, diseñada para ofrecer un rendimiento propio de un superdeportivo, llegará al mercado en 2022 estrenando un potente equipo de frenos carbo-cerámico. Un sistema que ofrecerá unas prestaciones tan destacadas como su precio.

    No hay límites para Tesla. Si hace unas semanas marcaba un récord en el circuito de Nürburgring alzándose como uno de los modelos más rápidos en la categoría de los coches eléctricos, algo que parece no haber importado en demasía a sus competidores europeos, ahora la marca sorprende con un equipamiento inédito hasta la fecha en los modelos de la marca americana, y especial para el exclusivo Tesla Model S Plaid.

    Se trata de un poderoso equipo de frenos con discos carbo-cerámicos que estarán disponibles desde mediados de 2022. Un equipamiento que destaca por ofrecer una calidad de frenado imponente, y con una elevada resistencia a la fatiga. Los del Model S Plaid, anunciados como «un paquete completo que ofrece la máxima potencia de frenado repetible varias veces mientras se conduce por la pista». Y es que este kit cuenta con discos de carbono de 410 milímetros de diámetro, pinzas de 6 pistones delante y de 4 detrás, pastillas «Performance» y un líquido de frenos con unas propiedades que soportan temperaturas extremas.

    Foto Tesla Model S Plaid
    Hoja detallada de los nuevos frenos cerámicos del Tesla Model S Plaid que llegan en 2022

    Los frenos carbo-cerámicos del Tesla Model S cuestan dos veces los del Taycan

    Esta opción cuesta la friolera de 20.000 $. Y ojo, que no es una opción cualquiera, porque lleva aparejado un desembolso extra de 4.500 $ para los que deseen recortar al máximo el tiempo de frenada del Model S Plaid. El fabricante señala que este equipamiento solamente es compatible con las exclusivas llantas de aleación «Arachnid» de 21 pulgadas. Lo que significa que hay que sumar las llantas obligatoriamente, las únicas capaces de soportar el peso del sistema.

    Suficiente para parar a un modelo que equipa tres motores eléctricos y que generan una potencia máxima de 1.020 CV, con la que puede acelerar de cero a 100 km/h en 2,1 segundos y llegar a una velocidad punta de 322 km/h. Lo malo es que un sistema de este tipo también se equipa en el Porsche Taycan, y otros muchos modelos de combustión, siendo el precio muy inferior a los 17.800 Euros que cuestan estos frenos de Tesla, al cambio. Los del alemán cuestan poco más de 9.800 Euros y han demostrado sobradamente su eficacia.

    Prácticamente el doble, lo que ha abierto las puertas también a nuevas especulaciones de un Model S Plaid Plus más radical. Y no solo en términos de potencia, sino en conducción y dinámica de chasis, a la vista de los prototipos cazados en Nürburgring con una serie de apéndices y spoilers más aerodinámicos. por lo que esta opción sería una forma de Tesla para sondear cuánto estarían dispuestos a pagar los clientes por algo más radical.

    Fuente: Automobile-propre