¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Avistado de nuevo el Tesla Model S Plaid + en Nürburgring

    Avistado de nuevo el Tesla Model S Plaid + en Nürburgring
    9
    El nuevo Tesla Model S Plaid+ es avistado en el Circuito de Nürburgring.Carpix
    José D. Pascual
    José D. Pascual4 min. lectura

    Después del lanzamiento de la versión más radical, de momento, del Tesla Model S, la variante Plaid, muchos se quedaron con las ganas de más. Y ese más es el Plaid + que Tesla ha llevado de nuevo a Nürburgring para probar nuevas soluciones para mejorar sus prestaciones.

    Esta semana ha sido avistada una nueva unidad del Model S Plaid + recorriendo el infierno verde de Nürburgring. Un escenario mítico y a la vez exigente para los coches eléctricos donde el fabricante americano espera poder terminar de desarrollar su propuesta más brutal.

    En las fotos podemos divisar la presencia de un nuevo difusor delantero que modifica la propuesta inicial por una con una zona central más uniforme con dos bigotes que deberían redirigir el aire hacia los frenos delanteros. Un diseño que también gana puntos en el aspecto estético respecto a la anterior dividido en tres partes.

    Uno de los rasgos más característicos del ejemplar de pruebas usado por Tesla es su alerón trasero.

    Pero sin duda el aspecto más llamativo del Plaid + es su alerón trasero. Un enorme elemento que por si sólo le otorga un aspecto mucho más agresivo y diferencial que la actual propuesta, casi imposible de diferenciar del Model S básico, que además de estético tiene una función aerodinámica muy importante.

    Y es que Tesla está probando un alerón trasero activo. Este tiene capacidad de modificar su posición según la velocidad del vehículo, para ayudarle en las frenadas y el paso por curva, y no perjudicarle en las rectas a alta velocidad.

    Según podemos ver en las fotos, el alerón no solo se retrae, sino que también puede cambiar su ángulo, por lo que al frenar crea una resistencia adicional y ayuda a reducir la velocidad del vehículo más rápido. Siempre adaptándose a las condiciones de la conducción en tiempo real.

    Otra de las claves del alerón trasero es que puede cambiar de ángulo, para mejorar la carga aerodinámica.

    El prototipo divisado en Nürburgring también cuenta con lo que parecen unos frenos más grandes que los vistos hasta ahora, que podría responder a la instalación de un sistema cerámico que suele estar relacionado con las propuestas de más altas prestaciones, como esta.

    También llama la atención que según las fotos, si las comparamos con anteriores, vemos que el coche da la impresión de ser un poco más bajo todavía. Otro aspecto que sin duda está pensado para mejorar todavía más su rendimiento dinámico.

    El Tesla Model S Plaid+ es una berlina 100% eléctrica propulsada por tres motores que arrojan una potencia superior a los 1.000 CV.

    El resultado será un Model S dotado de un tren motriz formado por tres motores eléctricos que le proporcionarán una potencia máxima de unos 1.115 CV que le catapultarán hasta los 100 km/h en menos de 2,1 segundos, por lo que podría coronarse como el automóvil de producción más rápido del planeta.

    Algo que debería tener como resultado una mejora de las actuales mejores marcas del Plaid, que el pasado mes de septiembre lograba completar una vuelta en 7:30.9. El objetivo podrían ser los 6:43.3 logrados por una versión preparada del Porsche 911 GT2 RS MR, sexto mejor tiempo histórico entre todas las categorías, o los 6:43.22 del McLaren P1 XP1 LM Prototype.

    Avistado de nuevo el Tesla Model S Plaid + en Nürburgring