¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Todo lo que sabemos de las pruebas de Tesla en Nürburgring

34
Tesla Model S P100D S. Baldauf/SB-Medien

La firma estadounidense lleva unos días rodando en el circuito de Nürburgring con dos unidades de pruebas fuertemente modificadas del Tesla Model S. Denominados “Plaid Prototypes”, estos ejemplares están tratando de batir el récord del trazado alemán para modelos eléctricos de 4 puertas, recientemente establecido por el nuevo Porsche Taycan. Nuevas fotos espía arrojan algo de luz sobre la misteriosa naturaleza de estos prototipos de Tesla.

Poco después de haber sido revelado el récord del Porsche Taycan en Nürburgring, Elon Musk afirmaba que en unos días tendrían un prototipo del Model S rodando en el circuito germano. Por el contexto de sus declaraciones entendimos que el empresario sudafricano se refería a un ejemplar destinado a romper el crono del sedán alemán, y por lógica, dotado de una configuración estándar o al menos próxima a la del modelo que podemos encontrar en la calle. En caso contrario, carecería de sentido y de valor cualquier esfuerzo o crono realizado con un ejemplar distinto al modelo de producción.

Sin embargo, eso fue precisamente lo que nos encontramos, unidades fuertemente modificadas que básicamente son mulas de pruebas del Model S dotadas de una nueva configuración mecánica y fuertes modificaciones de bastidor. Puesto que a simple vista se aprecian unas enormes ruedas calzadas con neumáticos de alto rendimiento GoodYear Eagle F1 SuperSport RS (gomas diseñadas y orientadas a pista pero legales para su uso en carretra). Un conjunto tan grande que obligaba a los ingenieros a incluir unos abultados e improvisados pasos de ruedas.

Tesla Model S P100D ‘Plaid’.

¿Qué es realmente el Model S 'Plaid'?

Denominados "Plaid Prototype" o "Plaid" a secas, en principio estas mulas son tan solo unidades de pruebas destinadas a desarrollar el nuevo conjunto mecánico “Plaid” y una nueva configuración de bastidor de Tesla. Esta nueva plataforma mecánica fue desarrollada inicialmente para el Tesla Roadster II, aunque recientemente la marca ha confirmado que estará disponible también para los Tesla Model S y Tesla Model X. La denominación "Plaid Mode" procede de la película Spaceballs, origen también del nombre "Ludicrous Mode", que hasta ahora servía para denominar la configuración más alta y potente de Tesla, posición que ahora ocupará la nueva opción Plaid.

De esta configuración mecánica realmente no se sabe demasiado, salvo que contará con 3 motores eléctricos, 2 de ellos en el eje trasero. Por lo que seguirá contando con tracción total. Sus cifras son un completo misterio, pero en el nuevo Roadster II este conjunto mecánico entrega un máximo de 1.360 CV y 1.200 Nm de par máximo. Aunque no creemos que llegue a ese nivel de potencia en la plataforma de los Model S y X.

En cuanto a los dos prototipos que han sido vistos en Nürburgring estos días, lo único que sabemos realmente es que cuentan con numerosas modificaciones con respecto al Model S estándar. Ya que además de los nuevos ejes más anchos y las enormes ruedas, estas unidades disponen de pequeños cambios en el paragolpes delantero y un improvisado spoiler trasero fijo.

Interior del Tesla Model S P100D ‘Plaid’.

Interior racing al descubierto

Uno de los detalles más misteriosos de estos prototipos eran sus cristales fuertemente tintados, que prácticamente no permitían ver el interior de estas unidades, celosamente guardadas por el equipo de pruebas de la firma estadounidense. Sin embargo, la nueva serie de fotos espía que os mostramos en este mismo artículo ponen al descubierto los motivos para oscurecerlos, y es que la marca realmente no quería que viésemos el habitáculo, ya que también ha sido modificado, y drásticamente además.

Según las declaraciones de los distintos fotógrafos espía apostados estos días en el trazado alemán, las unidades de pruebas del Tesla Model S ‘Plaid’ no cuentan con el habitáculo estándar del modelo. Estas unidades han sido totalmente destripadas y carecen de todos los asientos, salvo el del piloto y una nueva jaula antivuelco, por lo que han sido aligeradas al máximo en esta zona. A pesar de que Elon Musk ha confirmado recientemente que en Nürburgring ya se encontraba probando un prototipo de la versión de calle de 7 plazas de este modelo.

Es evidente que estos prototipos han sido configurados para maximizar su rendimiento, por encima incluso de las posibilidades reales del modelo de producción. No se trata de una simple mula de pruebas dotada de algunos elementos provisionales, puesto que su interior racing solo puede tener un motivo, aligerarlo al máximo para exprimir hasta la última gota de prestaciones del prototipo.

Pasos de ruedas abultados y las llantas del Roadster II.

Las características de estos tests también revelan la naturaleza y los motivos de estas pruebas, pues a los mandos de los prototipos nos encontramos a pilotos profesionales como Thomas Mutsch, Andreas Simonsen y Carl Rydquist, que según los testigos del circuito han estado conduciendo a fondo en todo momento y no realizando simples vueltas de control o de pruebas. Según el testimonio de algunos de estos testigos, el crono más rápido realizado por una de estas unidades es de 07:23, lo que de confirmarse supondrían 19 segundos más rápido que los 07:42 del Porsche Taycan.

Por tanto, es evidente que la firma estadounidense no está simplemente realizando pruebas de desarrollo del nuevo conjunto propulsor ‘Plaid’, sino que está yendo a la caza del récord del modelo alemán. Aunque no tiene demasiado sentido el modo en el que lo está haciendo, puesto que el tiempo realizado por el Porsche Taycan sí puede ser considerado el de un modelo de producción, mientras que el logrado por el Model S ‘Plaid’ no, pues se trata de un prototipo fuertemente modificado que no se encuentra en el mercado - según el propio Musk no al menos hasta finales de 2020 - y que además cuenta con una configuración monoplaza que poco o nada tiene que ver con la del supuesto modelo de producción.

Las pruebas del Model S ‘Plaid’ en Nürburgring han destapado otra sorpresa, pues debido a estas, Porsche ha revelado uno de los secretos del reciente récord del Taycan, que fue realizado por un ejemplar del Taycan Turbo y no del Taycan Turbo S. Si la versión Turbo cuenta con una potencia máxima de 680 CV (671 hp) y 850 Nm de par máximo, el Turbo S eleva su techo de potencia hasta los 761 CV (750 hp) y 1.050 Nm de par máximo. Por lo que por la marca alemana aún se guarda un as en la manga y puede romper fácilmente el récord vigente.

Noticias relacionadas

Todo lo que sabemos de las pruebas de Tesla en Nürburgring
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto