¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    ¿Tiene sentido que Porsche saque un tercer SUV?

    Javier Costas
    Javier Costas

    A día de hoy, Porsche es un fabricante de SUV que también vende deportivos. Los Cayenne y Macan representan más del 50% de sus ventas y son imprescindibles para la supervivencia de la compañía. Rumores desde Alemania sugieren que van a seguir en la misma línea.

    Porsche aspira a vender 200.000 unidades al año para 2018, objetivo que prácticamente se ha conseguido ya: en 2014 "solo" consiguieron vender 189.850 coches. Si el rumor es correcto, es que la ambición de la marca deportiva del Grupo VAG va a ir mucho más lejos.

    Según Auto Bild, Porsche está trabajando en las primeras fases de desarrollo de un nuevo SUV que se colocaría por debajo del Macan. En otras palabras, sería el equivalente al Audi Q3, salvando las distancias. Este futuro Porsche sería de propulsión trasera o con tracción total, el Q3 es delantera/total.

    En teoría, se mostrará un prototipo a lo largo de 2017 para comprobar la aceptación del modelo en el público, algo que podemos dar por descontado. Posteriormente, estaría el modelo de serie en los concesionarios para 2018-2019. Será en ese momento el Porsche más económico, y obviamente, el que más se va a vender.

    Porsche Macan

    Auto Bild comenta que tendrá dos carrocerías, cuatro y dos puertas, ambas con un estilo marcadamente coupé. En cuanto al modelo corto, se podría entender como un Cayman alzado sobre zancos. ¿Realmente Porsche necesita hacer esto? Ya es una marca rentable, ya vende mucho, y en cuestión de imagen puede ser contraproducente al cabo de los años.

    Podemos olvidarnos de motores bóxer, aunque ya tengan previsto lanzar unidades de cuatro cilindros más compactas. Serán motores en línea compartidos con las marcas Premium del Grupo VAG, es decir, cada vez menos Porsche, pero ya sobran los antecedentes.

    El lanzamiento de un modelo nuevo que, previsiblemente, puede venderse mucho -cuanto más bajo es el segmento, más compradores potenciales- puede presentar un gran problema. ¿Dónde se fabrica? Las infraestructuras actuales de Porsche están muy utilizadas, tendrá que producirse en factorías del Grupo VAG, pero, insisto, ¿dónde?

    Porsche 924

    En otras palabras, un Porsche que no tiene motores Porsche, ni lo fabrica Porsche, y que Porsche no necesita salvo que quiera convertirse en otro fabricante de lujo que aspira a ser generalista. El modelo más económico a la venta en España es el Boxster, casi 57.000 euros.

    El futuro SUV podríamos establecerlo en la franja de 50.000 euros hacia arriba, ya que Porsche no es un fabricante que venda con poco margen de beneficio. Pasta le van a sacar, seguro. Pero lo que deben plantearse en la directiva es si merece la pena.

    Existe el precedente de los Porsche 914 o 924, nacidos con el objetivo de seducir a clientes más jóvenes, de menor poder adquisitivo, y con numerosas sinergias con Volkswagen. La Historia nos cuenta que no fue una buena idea. ¿Acaso van a cometer el mismo error otra vez, o esta vez saldrá bien porque tendrá la suspensión elevada?

    Fuente: Autobild