Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Robar las baterías del Toyota Prius, la nueva moda en Estados unidos

En San Francisco, EEUU, ha saltado la alarma ante el incremento de asaltos a los Toyota Prius para sustraer las baterías. El proceso de robo no es sencillo pero las baterías se venden a un alto precio en el mercado de segunda mano. ¿Se ampliará la moda a otros modelos?.

Los ladrones de vehículos han comenzado a centrar sus esfuerzos en robar baterías a vehículos híbridos en San Francisco (EEUU), en concreto al Toyota Prius, según informa un medio local. La policía ya está alertada de esta nueva tendencia contrastada también por los concesionarios que ven cómo cada vez le llegan más vehículos de este tipo con las baterías robadas.

Hace ya tiempo que la tendencia consistía en robar los radiocassettes, y hasta hace no mucho los catalizadores de vehículos diésel que se venden a buen precio pero parece que la moda ahora se inclina hacia el robo de baterías de híbridos. Estas son más difíciles de conseguir pero el valor de venta en el mercado de segunda mano es muy superior: entre 900 y 1.000 dólares.

El robo de estas baterías no es aleatorio en absoluto, los ladrones son profesionales que saben muy bien lo que hacen ya que el sistema es complejo y hay que saber cómo sustraer la batería sin que llegar a sufrir una descarga eléctrica de 200 voltios. A esto le sumamos que la batería en sí es un objeto de cierto volumen de unos 68 Kg de peso que resulta complicada de transportar y esconder.

La batería del Prius se encuentra bajo el piso del maletero, tras los asientos traseros.

La batería puede ser cambiada por un mecánico en aproximadamente una hora, pero los ladrones emplean métodos muy agresivos con el que se llevan la batería en apenas 20 minutos, dejando el interior del Toyota Prius completamente destrozado. El propietario se encuentra con una de las ventanillas traseras rotas, la fila de asientos posterior y el maletero completamente arrancados y cables del alto voltaje cortados.

La reparación de estos vehículos se estima que necesita unas tres semanas a las que hay que tener en cuenta la cuantiosa factura de unos 10.000 dólares que le espera a la víctima.

Fuente: abc7news vía WCF

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto