¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

VinFast, el primer fabricante vietnamita, tendrá diseños de Pininfarina

Poco a poco, las naciones asiáticas van despertando. En el futuro puede que hablemos más de los coches de VinFast, un fabricante emergente respaldado por una gran empresa, diseño italiano y la colaboración de firmas europeas y norteamericanas. El primer concept se verá este año.

Vietnam es un país relativamente desconocido para nosotros si nos abstraemos del cine bélico estadounidense. Allí se agolpan más de 90 millones de almas en una superficie un poco más pequeña que la de Alemania. Como otros países de su entorno, su economía está despegando y necesita coches para que se mueva la gente.

No es un mercado excesivamente lucrativo de momento, un poco por encima del cuarto de millón de unidades, muy pequeño para un país tan poblado. Vietnam también ha adoptado medidas proteccionistas para obligar a los fabricantes a instalarse en su suelo, si no, su industria local poco tendría que hacer.

Vietnam tiene aranceles automovilísticos del 5 al 40% con países de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN) o 15-70% de países sin tratado comercial y pertenecientes a la Organización Mundial de Comercio (OMC). Eso respecto a coches completos (en el argot, CBU), por eso suelen llegar por piezas (CKD), menos costoso, se ensamblan allí.

El Toyota Vios fue el líder del mercado en 2017 - Fotografía: LiveLifeDrive.com

Operan en Tailandia 14 fabricantes extranjeros con producción local, como Toyota, Ford, General Motors, Suzuki... En su órbita hay varios países con producción automovilística, como Indonesia, Malasia, Filipinas y Tailandia. Pero Vietnam no se resigna a ser un simple país de acogida para fábricas, quiere más.

Vingroup JSC, una empresa que empezó con el negocio inmobiliario, ahora tiene siete unidades de negocio, entre la que está una división automovilística. En septiembre de 2017 se anunció la creación de VinFast, un nuevo fabricante vietnamita, con una inversión de 3.500 millones de dólares (fondos propios) y pidiendo un préstamo máximo de 800 millones.

VinFast será el primer constructor 100% vietnamita

Ya se encuentra en construcción una planta en Haiphong que costará de 1.000 a 1.500 millones de dólares, podrá estar produciendo coches en septiembre de 2019 o a las puertas de 2020. Su oferta inicial constará de sedanes, SUVs y motos 100% eléctricas. Ahora la pregunta del millón: ¿qué coches? Aún no existen.

Este es el boceto inicial del sedán

En la fase inicial, VinFast contratará a diseñadores europeos y americanos para convertir en realidad sus sueños. Es la misma estrategia seguida en el pasado por japoneses, luego surcoreanos, después chinos. Partir desde cero siempre es difícil. Según Vietnam Investment Review, BMW, Bosch y Magna serán firmas colaboradoras.

A fin de cuentas, hacer un coche no es tan tan difícil si se parte de soluciones ya disponibles en el mercado por parte de terceros. Tenemos un buen ejemplo en Europa con StreetScooter, que empezó fabricando vehículos eléctricos por su cuenta al no haber nada en el mercado para las necesidades de DHL en Alemania.

Los objetivos de VinFast son ambiciosos: una producción de 500.000 vehículos anuales (partiendo desde la nada) en 2025, con unos objetivos iniciales de producción entre 100.000 y 200.000 unidades. La casa de diseño Pininfarina ayudará a diseñar los primeros modelos, después de haber concurrido dos decenas de ideas por la atención de VinFast.

Y este el del SUV

Los diseños italianos fueron escogidos por votación, participando casi 62.000 personas, teniendo en cuenta tanto los gustos locales como las tendencias de diseño. De momento estos dos diseños anticipan la oferta inicial de VinFast, un sedán de cinco plazas y un SUV de siete plazas.

Si se cumplen los plazos, en el Salón de París de este año veremos los primeros "concepts", así como en la muestra local en Vietnam a finales de año. Están en una fase muy inicial de desarrollo, con estudios de mercado para adaptarse al máximo a su clientela más cercana.

Es una completa incógnita el éxito que tendrá esta empresa, pero al menos tiene músculo financiero y no depende de inversores extranjeros ávidos de rendimiento rápido. VinFast ya puede ir asegurándose proveedores por la zona para que no salga más caro el collar que el perro. Quién sabe, puede que en 10-15 años veamos alguno por Europa.

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto