La caja de cambios DSG de Volkswagen cumple 15 años

Llegó al mercado en 2003 estrenándose en el Volkswagen Golf R32 y desde entonces es la seña de identidad en la mayor parte de la oferta con cambio automático del grupo alemán. La caja de cambios automática de doble embrague DSG ofrece cambios muy rápidos, función manual y ahorra combustible, con hasta siete velocidades dependiendo del modelo y motor.

La caja de cambios DSG de Volkswagen, seña de identidad en la marca alemana y el grupo

Fue lanzada al mercado en 2003 bordo del Volkswagen Golf R32 de la época y desde entonces es la referencia en cajas de cambio automáticas en el grupo Volkswagen, con la excepción de los modelos más grandes y lujosos que no apuestan por el doble embrague.

Cuando llegó al mercado europeo, fue la respuesta a la Selespeed de los italianos de Alfa Romeo ofreciendo una alternativa mucho más deportiva frente a las cajas de cambio automáticas tradicionales y revolucionando el mercado de los compactos, al mismo tiempo que también permitía reducir el consumo de combustible -en el caso del R32, con seis velocidades y hasta un 20 por ciento menos de ahorro- y disponer de una función de manejo manual.

La caja de cambios DSG permite realizar cambios de marcha mucho más rápidos de lo que el conductor podría hacer, incluso en este último modo y sin interrupción en la transmisión del par, lo que hizo que nada menos que 26 millones de clientes se decantaran -y lo hagan actualmente- por esta opción al comprar los modelos del grupo Volkswagen, Audi, SEAT y Skoda.

En el Volkswagen Tiguan Allspace, las ventas de combinaciones con caja de cambios DSG alcanzan el 90 por ciento en Alemania

Con un sobreprecio de unos 2000 € en el caso más caro, la opción de este tipo de transmisión ofrece la posibilidad de realizar desde una conducción totalmente tranquila hasta sacar todas las prestaciones con un estilo mucho más deportivo, una opción que también ha permitido a las marcas del gigante ofrecer una amplia selección de combinaciones con diferentes niveles de potencia que ha llegado, en el caso del Golf, a alcanzar un 90 por ciento de la oferta.

De hecho, más del 40 por ciento de las unidades del compacto alemán por excelencia vendidas en Alemania durante este año 2018 están equipadas con la caja DSG, mientras que en el caso del Polo, supera el 30 por ciento. En el Golf Sportvan, el porcentaje supera el 50 por ciento, al igual que en los Volkswagen T-Roc y Tiguan, una cifra que se puede considerar baja si ponemos de referencia al nuevo Tiguan Allspace en el que el porcentaje de ventas llega al 90 por ciento. En el Passat, un 60 por ciento y en el Arteon se ha llegado al 80 por ciento.

Hoy, en el grupo alemán se dispone de dos transmisiones DSG, una con seis velocidades y otra con siete relaciones, dependiendo del modelo y motor, unas configuraciones que varían en función del par motor capaces de digerir -entre 250 Nm y 550 Nm- además de una específica de seis relaciones para los modelos híbridos enchufables como los Golf GTE y Passat GTE.

Tasa tu coche. ¡¡Gratis y sin compromiso!!

El redactor te recomienda

Noticias relacionadas

Más leídas
Más comentadas

¿Qué te parece el nuevo diseño?

Tú opinión nos importa.

Un pequeño formulario con nombre opcional, e-mail opcional y el comentario.

×
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto