Volkswagen se alía con Tata en la India

Volkswagen ha firmado un acuerdo de colaboración con Tata, en virtud del cual los dos fabricantes se beneficiarán mutuamente para ofrecer coches más adecuados para el mercado local. La India es uno de los mercados emergentes más interesantes, en 2016 movió 3,4 millones de unidades.

Así da la bienvenida la página Web de Volkswagen en la India

En el Salón de Ginebra se ha anunciado la firma de un acuerdo por el cual Volkswagen y Tata van a colaborar para beneficiarse mutuamente en la India. Entre los dos optimizarán todos los procesos para dar al mercado el coche correcto al precio correcto. La India tiene un enorme potencial de crecimiento.

Baste la cita de estos datos. En 2008 era un mercado de 1,2 millones de unidades, en 2016 subió a 3,4 millones (casi el triple) y puede llegar a casi 7,1 millones en 2025, de nuevo el doble de la cifra actual. Con semejantes expectativas de crecimiento, hay que tomar posiciones. PSA y Renault Nissan son grupos que también han visto la oportunidad de hacer negocio aquí.

Volkswagen y Tata van a desarrollar modelos locales a partir de la existente plataforma AMP de Tata, que resulta más económica que la MQB del Grupo Volkswagen. Los motores de origen alemán, dado su precio, no son los más adecuados, así que los suministrará Tata. Eso sí, el sistema eléctrico sí será de origen teutónico.

El Volkswagen Polo se fabrica en la India desde 2010

Volkswagen ya intentó un mayor grado de implicación en la India a raíz de su aventura con Suzuki, pero no fue una buena idea. El acuerdo quedó roto y en 2015 se terminó de liquidar lo poco que se había avanzado. Tanto Volkswagen como Suzuki se acusaron de no cumplir sus respectivas partes.

Tanto Tata como VW crearán una gama de productos de base común

Una de las fortalezas del grupo indio es su gran red comercial, mientras que el grupo alemán es un especialista en optimizar procesos y costes a gran escala, aunque por su cuenta salen algo caros para los estándares indios, les falta integración con proveedores locales. Se trata de una operación mutuamente beneficiosa.

La plataforma AMP es de tipo variable, como la MQB. Eso significa que puede dar lugar a más modelos con el mismo desarrollo base. La firma de ingeniería EDAG evaluó la idoneidad de la plataforma, y resultó ser adecuada en términos de resistencia estructural y seguridad pasiva, a la vez que eficiente en términos de costes.

Las pruebas de Global NCAP pusieron en evidencia a Volkswagen, que retiró el Polo sin airbags del mercado

Hablamos de un mercado en el que la clase media está creciendo, pero aún es muy sensible a las variaciones de precio, por eso los costes deben estar lo más bajos posible. Pasó algo parecido en China, en la fase de transición del comunismo a la economía de corte más capitalista. Ahora los chinos gastan con más alegría y no miran tanto los precios, ganan más dinero.

Volkswagen ya es primer fabricante mundial y tiene una ambiciosa estrategia para el año 2025. Aspira a ser uno de los principales fabricantes de coches eléctricos y un proveedor líder en soluciones de movilidad, a la vez que deja atrás la mala reputación que le han dado los motores diésel trucados a partir de 2015.

Por su parte, Tata Motors es un imperio, pero sus coches no tienen fama de ser buenos en términos de calidad y se asocian a no tan bueno, no tan bonito, y barato. Tata debe mejorar su imagen y mejorar la optimización de sus procesos, por ello reducirá su catálogo de plataformas de seis a dos. Este grupo es propietario de Jaguar y de Land Rover, que están funcionando muy bien desde que se empezó a invertir dinero en las marcas ex Ford.

Fábrica de Volkswagen en Pune, Maharashtra

Breve historia de Volkswagen en la India

Nos remontamos a 2001, cuando empezó la producción local del Grupo Volkswagen en el subcontinente indio. Se fundó la fábrica de Aurangabad, que empezó con coches de la marca Skoda. En 2006 se acuerda invertir en el país 580 millones de euros en una nueva planta en Pune, la mayor inversión de una empresa alemana en el país hasta la fecha.

Pune se convirtió en la planta número 61 del Grupo en 2009, cuando hoy día hay más de 100 fábricas. La capacidad de producción se estableció en 110.000 unidades al año, todas para atender la demanda local. El primer modelo en producirse fue el Skoda Fabia, le siguió el Polo en 2010. Pune tiene la capacidad de armar los coches por completo: producción, carrocería, pintura y montaje final.

Ahora mismo la marca Volkswagen celebra su décimo aniversario de presencia oficial en el país. La gama consta de Polo, Polo GT, Cross Polo, Ameo (Polo sedán), Vento, Jetta y Beetle, aunque otros modelos están disponibles mediante importación desde el exterior. Trabajan para el Grupo más de 5.000 personas, de las cuales 3.500 están en Pune, 1.000 en Aurangabad y otras 300 realizando otras tareas de oficina.

Tasa tu coche. ¡¡Gratis y sin compromiso!!

El redactor te recomienda

Noticias relacionadas

Más leídas
Más comentadas

¿Qué te parece el nuevo diseño?

Tú opinión nos importa.

Un pequeño formulario con nombre opcional, e-mail opcional y el comentario.

×