¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Los empleados de Volkswagen probarán el nuevo software a bordo de unidades del ID.3

Volkswagen ID.3, el nuevo compacto eléctrico que debe llegar en agosto

Las múltiples incidencias del Volkswagen ID.3 están obligando a la marca alemana a trazar nuevas vías para garantizar las entregas el próximo verano. Las mejoras implantadas en el software requieren de las correspondientes pruebas de verificación, por lo que la marca está prestando unidades del nuevo eléctrico a los empleados.

Casi se puede decir que es una carrera contrarreloj. Los responsables de Volkswagen pretenden mantener los plazos marcados y acordados con los clientes para entregar las unidades del ID.3 1ST en agosto. Pero la incidencia en el software del compacto eléctrico está poniendo en entredicho esta programación.

Durante los pasados días te hemos venido contando el estado de la situación, que un diario alemán apunta de fuentes de absoluta solvencia, dicen, internas de la firma y que no confían en llegar a tiempo. Según «Electrek», que se ha puesto en contacto con Volkswagen en diferentes ocasiones preguntando acerca de este problema en concreto, la firma podría haberle manifestado que las primeras unidades tendrían «capadas» algunas funciones digitales, pero sin especificar.

El sistema de info-entretenimiento del Volkswagen ID.3 llegará capado a los concesionarios, donde se actualizará

Siempre según la fuente, la respuesta ha sido tan tajante como las siguientes palabras: "Las funciones digitales para el lanzamiento al mercado se complementarán y ampliarán regularmente y gradualmente en los meses siguientes. El software se instalará en los vehículos durante la producción, y se actualizará a la versión más reciente antes de las entregas a nuestros clientes y también después, cuando haya actualizaciones disponibles".

Lo cierto es que el fallo del software es un problema de gran envergadura, mucha más de lo que parece, dado que además de desarrollar el nuevo código, también hay que implantarlo y probarlo, lo que conlleva más tiempo adicional. Así que a Volkswagen se le ha ocurrido la idea de ceder unidades de ensayos del compactoeléctrico a sus empleados. Ellos serán los que comuniquen a la firma si los nuevos desarrollo funcionan correctamente o no.

Una estrategia que permitirá validar más rápidamente las mejoras implantadas en los ensayos, lo cual puede acelerar el camino hacia la entrega de las unidades en el mes de agosto. Volkswagen ID. confía en que varios cientos de unidades que se están preparando sirvan como método de ensayo con todas las modificaciones que se vienen realizando en los últimos meses.

Fuente: Electrek

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto