¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    El Volkswagen ID.3 R será el primer eléctrico de una futura gama muy deportiva

    Volkswagen ID.X ConceptVolkswagen

    Volkswagen está dispuesta a ir a por todas en la electrificación. La firma alemana ya trabaja en una nueva generación de modelos, a pesar de que los ID.3 e ID.4 son más que recientes, y entre los que se incluyen una verdadera gama de versiones deportivas, más prestacionales que los GTX. Los Volkswagen R también serán eléctricos.

    En los últimos meses, los responsables de Volkswagen han ido lanzado mensajes para ver la reacción de los clientes en cuanto a futuros modelos. Sin ir más lejos, el ID.3 Cabrio es una de las propuestas, pero también ha habido otras como la del más deportivo ID.X, un posible adelanto de una versión más deportiva del compacto eléctrico. En línea con el también nuevo CUPRA Born.

    Y es que algo más radical que cuente con la letra de la división más deportiva, los de Volkswagen R, es, por ahora, una misión imposible. La plataforma MEB no da para un rendimiento mayor de los GTX, que se igualan ahora mismo a los GTI. Volkswagen quiere más y ya trabaja en una gama de coches eléctricos más deportivos, de altas prestaciones, y que lucirá la letra mágica de la marca deportiva.

    Foto Volkswagen ID.4 GTX - exterior
    El Volkswagen ID.4 GTX no es suficiente para los amantes de las altas prestaciones

    Los Volkswagen GTX son equivalentes a los GTI, habrá una raza superior

    Los responsables no solo están convencidos de que hay nicho de mercado para ofrecer un nivel superior más, sino que son conscientes de que los nuevos GTX no son suficiente para unos clientes que están acostumbrados a algo más. Pero no será algo inmediato. En primer lugar, la plataforma SSP, sucesora de la MEB, será la base de estas versiones, la que permitirá desarrollos a conciencia con hasta tres motores eléctricos según el modelo.

    Una plataforma con una elevada dosis de aluminio que permitirá rebajar el peso considerablemente en las áreas clave, compensando el peso de una nueva generación de baterías con capacidades que alcancen los 700 kilómetros. En realidad, este componente es necesario, ya que mantener unas elevadas prestaciones depende de la batería. La firma alemana no quiere funciones «overboost» que limitan su uso a unos segundos, sino algo más prolongado como el CUPRA Born. El problema es el extra de energía que se necesita, para seguir disponiendo de una elevada autonomía.

    Sabemos que esta nueva apuesta de Volkswagen será una realidad en 2026, justamente cuando se espera la llegada de un completamente nuevo Volkswagen ID.3. Una generación completamente nueva del compacto, mucho más avanzada, y que tendrá una versión especial, la del Volkswagen ID.3 R.