¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

24 horas de DaytonaWayne Taylor: "Alonso será un piloto más que contratamos para ganar"

El jefe de equipo sudafricano elogió a Alonso por ser "un tipo con los pies en la tierra", pese a las dificultades en las negociaciones.

Taylor manifestó su desinterés absoluto por las 500 millas de Indianápolis o cualquier carrera en óvalo.

Criticó también los elevados costes de correr en el IMSA y el Balance of Performance.

El inicio de 2019 trae consigo en esta primera semana el ROAR before Daytona, los importantes tests previos a las 24 horas de Daytona en la que todos los participantes tendrán su primera toma de contacto con los casi seis kilómetros de trazado. Entre ellos, estará el equipo Wayne Taylor Racing, uno de los principales candidatos a la victoria absoluta con el Cadillac de la clase DPi en el que alineará, entre otros, a Fernando Alonso.

Tras probar con United Autosports en la clase LMP2 el año pasado, Alonso intentará en esta ocasión añadir la prueba estadounidense a su palmarés con un equipo de lujo, complementado por Jordan Taylor, Renger van der Zande y su compañero de programa en Toyota, Kamui Kobayashi. Al frente de la aventura, está el sudafricano Wayne Taylor, toda una eminencia en el mundo de la resistencia en su etapa como piloto, con tres títulos de IMSA y Grand-Am a sus espaldas, y cuya formación ganó el certamen en 2017 con sus hijos Jordan y Ricky, ahora piloto de Penske.

En una entrevista concedida en el podcast del periodista Marshall Pruett, Taylor ha ahondado en los orígenes del acuerdo con Alonso, que fue menos sencillo de lo que podría suponerse: "He estado hablando con Fernando y Zak Brown desde el año pasado, con todas las responsabilidades y las obligaciones que tienen con McLaren. Desde entonces, hemos estado negociando, hubo altibajos... Todos teníamos la intención de trabajar juntos, pero no veíamos la forma de conseguirlo a seis meses vista. Queríamos firmar a Alonso de una forma en la que quisiera estar con nosotros, no ponerle en un aprieto".

"Queríamos asegurarnos de no tener problemas, así que firmamos a Matthieu Vaxivière. De repente, nos llamó Zak preguntando si había un asiento para Alonso, y le dijimos que siempre tendríamos un asiento para él", sentenció Taylor, quien tuvo la oportunidad de charlar a posteriori con los dos protagonistas, deshaciéndose en elogios hacia el español: "Lo más importante es que Alonso es un gran tipo. Recuerdo que estaba junto a él y Zak Brown en el motorhome, y me pidió que nos hiciéramos una foto juntos, algo que para mi era increíble, siendo él una superestrella. Pensé, ¡vaya, este tipo tiene los pies en el suelo!".

Con todo, Taylor apuntó que, aunque Alonso trabajará con una estructura de primer nivel, no recibirá trato preferencial respecto a sus compañeros: "Les dije que, una vez lo firmásemos, no sería Fernando Alonso el super campeón del mundo, sería un piloto más al que contratamos porque creemos que puede hacer el trabajo. Zak fue firme en que querían competir con mi equipo, creo que porque hemos sido exitosos en carreras de sportscar mucho tiempo, no somos un equipo de ida y vuelta. No corremos en IndyCar o en NASCAR, corremos en lo que conozco y en lo que amo, y ellos quizá lo vieron. Fernando quiere estar donde sabe que todos están dedicados a ganar la carrera".

"No me interesa la Indy 500 en absoluto"

Las negociaciones fueron bastante más sencillas a la hora de incorporar a Kobayashi, que hará su debut en la prueba americana: "Durante la pretemporada, hablo con mi ingeniero sobre pilotos, analizamos categorías como el WEC para ver lo que han hecho, como han rendido ante sus compañeros... y Kamui Kobayashi estaba al principio de la lista. Simplemente le llamé (...) y le pregunté si tenía interés en pilotar para mi en Daytona, y dijo que si. Es la persona con la que es más sencillo estar, sabía perfectamente que el automovilismo es un negocio, y me preguntó si quería que hiciese algo con Konica Minolta. Lo firmamos de inmediato".

En lo que a su propio equipo respecta, pese a la vinculación con Alonso y a que su hijo Ricky hizo una prueba con Penske, Taylor se mostró tajante respecto a una posible participación en las 500 millas de Indianápolis: "No estoy interesado, en absoluto. Nunca lo he estado ni lo estaré. No sé nada sobre los óvalos, no me interesan ni quiero aprender sobre ellos. He visto a demasiados pilotos lesionados y no puedo soportarlo. No hay ni habrá suficiente seguridad en esa clase de escenario. Correría en IndyCar en los circuitos ruteros, pero no es algo que haya siquiera intentado". Por el contrario, el sudafricano ansía con poder disputar algún día las 24 horas de Le Mans con su equipo, llegando a afirmar que "no estoy interesado en correr en ningún otro sitio fuera de Norteamérica". Con todo, reconoce que sería imprescindible contar con "el apoyo de un fabricante".

"El BOP es una completa pérdida de tiempo"

Sus aventuras en el IMSA en 2018 fueron una auténtica montaña rusa tras su desastrosa participación en Daytona, algo que evidenció una realidad: los costes cada vez más alto de la resistencia: "Solo ponemos un coche, los presupuestos están fuera de control para lo que hacemos, y es difícil ser competitivo en una categoría en la que no se puede justificar a los patrocinadores el poner cinco millones de dólares. Un programa de un coche en DPi está entre 5.8 y 6 millones de dólares, todo ha subido: las inscripciones, los neumáticos... Si no estás aliado a un fabricante, es casi imposible de hacerlo. Ya pasé por esto en la American Le Mans Series, y por eso me fui, por no poder competir contra las marcas".

A su vez, Taylor aprovechó para criticar el Balance of Performance, una medida que describió como "una completa pérdida de tiempo, y no entiendo por qué empezó. ¿Por qué han de penalizarte cuando has construido el mejor coche, el mejor motor, los mejores pilotos y el mejor equipo? No entiendo tampoco por qué no estamos aún en las cifras de potencia que nos vendieron". Con todo, Taylor es claro respecto a sus objetivos: "Queremos ganar en Daytona, Sebring y en Pétit Le Mans, pero el campeonato lo es todo, y en eso estamos concentrados". Toda una declaración de intenciones.

Fotos: Wayne Taylor Racing

Fuente: The Marshall Pruett Podcast

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto