¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    El WEC publica el 'EoT' de los hypercar y el 'BoP' de los GTE para el Prólogo

    Igualar el rendimiento de los Toyota GR010 Hybrid y el LMP1 de Alpine se antoja tarea compleja.

    El 'Equivalence of Technology' ajustará las prestaciones del Toyota GR010 Hybrid y el Alpine A480 en la clase reina del WEC.

    Por su parte, el 'Balance of Performance' es la herramienta habitual para ajustar el rendimiento de los vehículos GTE.

    Los responsables del WEC han definido los parámetros de la 'Equivalence of Technology' y del 'Balance of Performance' que se utilizarán durante el Prólogo del campeonato y el primer evento del calendario, ambos disputados en el circuito de Spa-Francorchamps. Cabe recordar que estos dos sistemas buscan igualar al máximo las prestaciones en la clase reina del WEC y entre los GTE, lo que en el primer caso se antoja una tarea compleja en la temporada 2021 ya que los técnicos del certamen deberán ajustar el nivel de los LMH de Toyota y Glickenhaus -cuando debute- con el del LMP1 de Alpine.

    Comenzando por la clase reina del WEC, el Toyota GR010 Hybrid tendrá un peso de ejecución de 1.040 kilogramos, así como una energía máxima por stint de 964 MJ. La potencia máxima de los dos prototipos de la firma nipona será de 520 kW (697 CV). Por su parte, el Alpine A480 con motor Gibson será 10 kilos más liviano al tener un peso definido de 930 kilogramos. El ajuste entre las prestaciones de uno y otro se realizará también con la energía por stint y la potencia máxima, ya que el LMP1 de la firma francesa contará con 920 MJ por stint y una potencia máxima de 450 kW (603 CV).

    Por su parte, el sistema de 'Balance of Performance' que regula el nivel de los GTE de las categorías LMGTE-Pro y LMGTE-Am define que el Ferrari 488 GTE tendrá un peso de 1.260 kilogramos, un kilo más que el Porsche 919 RSR. Por su parte, el peso mínimo del Chevrolet Corvette C8.R es de 1.235 kilogramos. La búsqueda de la igualdad entre los tres GTE se completa con ajustes en las curvas de potencia del motor turbo del Ferrari y los motores atmosféricos de Porsche y Corvette, así como con los restrictores de aire. En este aspecto, el Porsche 919 RSR en la clase LMGTE-Am tendrá un rendimiento ligeramente reducido.

    Fotos: Toyota Gazoo Racing