¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Mercedes-Benz Clase A. Cambio radical - Toma de contacto

53

Durante mucho tiempo la tarta de las ventas en el segmento de los compactos premium ha sido cosa de dos: Audi A3 y BMW Serie 1 llevan muchos años dominando con mano férrea esta categoría, donde el Volvo V40 y el Lexus CT tratan de hincar el diente. Ahora llega un nuevo competidor dispuesto a poner las cosas difíciles a los reyes de la categoría: El nuevo Mercedes-Benz Clase A.

Mercedes clase a

Para atacar por primera vez en el territorio de los compactos, la marca de Stuttgart ha reinventado la Clase A. En sus dos primeras generaciones tuvo la forma de un monovolumen de pequeño tamaño, del que se comercializaron dos millones de unidades en todo el mundo. El cambio radical al que se ha sometido lo transforma en un turismo compacto y su filosofía anterior no tendrá un sustituto por lo que el Clase B será la alternativa a elegir para aquellos que busquen un monovolumen de dimensiones contenidas con la estrella en el frontal.

En su metamorfosis, el Clase A 2012 llega con una estética muy atractiva tanto en el exterior como en el interior, un gran equipamiento y el saber hacer de Mercedes.

Por fuera

Mercedes Clase A frontal

En consonancia con el público joven al que va dirigido, el Clase A 2012 ofrece un diseño exterior más fresco y juvenil que en otros modelos de la marca alemana, aunque sin perder la elegancia innata de los coches salidos de Sttutgart.

El frontal tiene indudablemente el sello de Mercedes-Benz. Los faros bixenón son de serie en toda la gama y la parrilla de dos lamas está presidida por la estrella de la marca, de generoso tamaño. De serie se incorpora un capó activo para una mayor protección de los peatones en caso de atropello.

Mercedes Clase A lateral

En la vista lateral llama la atención el nervio que recorre las puertas, que otorga mucho dinamismo al conjunto. La línea de cintura es bastante alta y está marcada por un listón de efecto cromado mientras que la silueta de las ventanillas tiene un diseño coupé. Dependiendo de la línea de equipamiento escogida, las llantas de aleación tienen entre 16 y 18 pulgadas.

La parte trasera del coche alemán es posiblemente la más discutible. La zaga muestra unas líneas sencillas y limpias, aunque quizá le falta algo de personalidad. Excepto en la línea Style, el compacto de Mercedes presenta una llamativa doble salida de escape con embellecedores ovalados de acero inoxidable cepillado.

Mercedes clase a frenos amg

Con la línea "AMG Sport" se presentan llantas de aleación multirradio AMG de 18 pulgadas, kit estético AMG compuesto por faldón delantero y trasero y embellecedor lateral, tren de rodaje deportivo, carrocería de altura rebajada, una dirección más directa y discos de freno perforados en las ruedas delanteras.

El A 250 además está disponible en acabado "Sport" que añade detalles de color rojo en los faros y faldones delantero y trasero, llantas exclusivas AMG de 18 pulgadas y 5 radios en acabado negro brillante, pinzas de freno de color rojo, tren de rodaje con reglaje específico y sistema de escape modificado para ofrecer una sonoridad más deportiva.

Por dentro

mercedes clase a habitáculo

Pocos reproches se le pueden poner al habitáculo del Clase A. Desde el acabado más básico el interior del compacto alemán ofrece una atmósfera muy deportiva y unas terminaciones lujosas. Existen tres líneas de equipamiento ("Style", "Urban" y "AMG Sport"), tres paquetes de diseño (paquete noche, paquete exclusivo y paquete exclusivo AMG) y un acabado especial más deportivo para el A 250 denominado "Sport", además de una amplia lista de elementos opcionales.

Los materiales del salpicadero tienen una inmejorable calidad visual, un tacto suave y unos ajustes excelentes. El diseño del cuadro de instrumentos es mucho más deportivo de lo que nos tiene acostumbrados Mercedes y tiene una pantalla que muestra numerosos datos del ordenador de a bordo, señala las indicaciones básicas del navegador y permite configurar varios parámetros del coche. El volante multifunción de tres radios con 12 teclas es de serie y resulta excelente por diseño, anchura del aro y confort. El Clase A incorpora un freno de estacionamiento eléctrico.

Mercedes clase a pantalla

El aspecto que menos nos ha gustado del interior es la pantalla multifunción suspendida que está situada en el centro del salpicadero. Su diseño simula el aspecto de una tablet y contiene información del navegador, la radio, la conexión bluetooth, diferentes parámetros de coche y ofrece la visión de la cámara trasera de ayuda al aparcamiento.

No está integrada en la consola central aunque está fija (no se puede extraer ni se pliega en un compartimento) por lo que puede llamar la atención a los amigos de lo ajeno pensando que es una tablet, un navegador u otro dispositivo portátil. Probablemente lo más acertado habría sido integrarlo en la consola ya que hay espacio suficiente para ello.

mercedes clase a

La pantalla no tiene un tamaño muy grande y no es táctil, se maneja con un mando situado en el túnel central que no es demasiado cómodo. Al menos, eso sí, se lee bien, no vibra al pasar por irregularidades del asfalto (como sí ocurre, por ejemplo, con el Blue&Me de Fiat) y no se pierde visibilidad cuando la luz del sol incide directamente en la pantalla.

Los asientos semibacket con el reposacabezas integrado son muy atractivos, con un mullido realmente confortable y un agarre lateral adecuado. El espacio es más que suficiente en las plazas delanteras y encontrar una postura de conducción cómoda es un juego de niños gracias a las amplias regulaciones del volante y del asiento.

mercedes clase a cuadro

En las plazas traseras el espacio es más justo (más o menos como el de un BMW Serie 1) y los pasajeros de gran estatura pueden encontrarse con problemas de altura. Aquellos que midan más de 1,85 metros rozarán con el techo; también queda muy cerca de la cabeza el asidero y el montante superior de la ventanilla.

El maletero tiene una capacidad de 341 litros, un volumen al nivel de sus principales rivales. El respaldo del asiento trasero está dividido en una proporción 60:40, abatiéndolos se alcanzan los 1.157 litros de capacidad. El espacio de carga tiene un par de argollas metálicas, está iluminado y contiene una red bajo la bandeja cubreequipajes. Debajo el piso hay un compartimento para guardar objetos y aloja el kit de reparación de pinchazos.

En marcha

Mercedes clase a cuadro

Todos los motores del Clase A tienen cuatro cilindros, inyección directa, turbocompresor y función de parada y arranque ECO de serie. Durante nuestra toma de contacto con el modelo alemán pudimos conducir las versiones A 180 CDI BlueEFFICIENCY, A 200 CDI BlueEFFICIENCY y A 250 BlueEFFICIENCY, siempre asociados a la transmisión automática de doble embrague 7G-DCT. Todos ellos se caracterizan por su suavidad de respuesta, progresividad y baja sonoridad, aunque también pecan de falta de carácter y deportividad.

La suspensión de serie ofrece un compromiso excelente entre estabilidad y comodidad, filtrando perfectamente todas las irregularidades del asfalto pero sin permitir que la carrocería se bambolee en exceso. Con la línea "AMG Sport" se monta una suspensión más firme, que reduce los movimientos de balanceo del coche pero con el que se pierde mucho confort de marcha por ser muy seca, sólo me pareció recomendable para aquellos que vayan a realizar con frecuencia una conducción decididamente deportiva.

Mercedes clase a lateral

También con esta línea se montan unos discos de freno perforados en el eje delantero, aunque el equipo de frenos de serie es soberbio. La capacidad de detención es impecable y contundente, y el pedal permite regular perfectamente la intensidad de la frenada.

Es destacable lo poco que se oye el sonido del motor en el habitáculo, incluso a altas revoluciones. Sin embargo, el silencio de marcha se rompe por la notable presencia de ruido aerodinámico proveniente principalmente de los retrovisores y de la parte trasera del vehículo, que no es molesto pero sí algo más alto de lo deseable en un coche de esta categoría.

No puedo afirmarlo con seguridad pero me ha dado la sensación de que este ruido aerodinámico es mayor cuando se monta la línea "AMG Sport", que tiene faldones delantero, laterales y traseros específicos. Me hubiera gustado probar durante más tiempo y en más unidades este aspecto para poder confirma esta impresión, pero no ha sido posible.

mercedes clase a

La transmisión automática 7G-DCT realiza los cambios de marcha con absoluta suavidad, siendo prácticamente imperceptibles. Manualmente, los cambios sólo pueden hacerse mediante unas pequeñas levas tras el volante y que giran solidarias a él. No hay palanca de cambios en la consola central sino una palanca en la columna de dirección.

Tiene tres modos de funcionamiento: Uno que busca la máxima eficiencia utilizando siempre la marcha más larga disponible ("Economy"), otro más deportivo alargando las revoluciones a las que se realizan los cambios y reduciendo de marcha en caso de ser necesaria más potencia ("Sport") y una tercera que permite un manejo manual.

Toda la gama del Mercedes-Benz Clase A ofrece de serie el sistema Collision Prevention Assist (sistema de advertencia de colisión basada en radar con servofreno de emergencia adaptativo) y el Attention Assist (sistema de alerta por cansancio).

En resumen

mercedes clase a

El nuevo Mercedes-Benz Clase A llega decidido a plantar cara a los modelos asentados en el segmento de los compactos premium a base de un diseño exterior propio y juvenil, un habitáculo de terminación y diseño intachable y un elevado confort de marcha. El precio de partida de la gama es de 26.150 euros, algo mayor que el de su competencia directa, pero también ofreciendo un equipamiento más completo.

Se echa en falta algo más de adrenalina, unas sensaciones deportivas más marcadas en los modelos más potentes, pero por lo demás el Clase A tiene todas las papeletas para convertirse en un modelo de éxito en su categoría.

-DIESEL
A 180 CDI BlueEFFICIENCY, 109 CV, manual, 26.150 euros
A 180 CDI BlueEFFICIENCY 7G-DCT, 109 CV, automático, 28.570 euros
A 200 CDI BlueEFFICIENCY, 136 CV, manual (automático en opción), 29.220 euros
A 220 CDI BlueEFFICIENCY, 170 CV, automático, 33.525 euros

- GASOLINA
A 180 BlueEFFICIENCY, 122 CV, manual (automático en opción), 26.430 euros
A 200 BlueEFFICIENCY, 156 CV, manual (automático en opción), 30.220 euros
A 250 BlueEFFICIENCY, 211, CV, automático, 35.500 euros
A 250 Sport, 211, CV, automático 38.820 euros

Mercedes-Benz Clase A. Cambio radical - Toma de contacto
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto