¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

PruebaMitsubishi Space Star, presentación (II): Diseño, habitabilidad y maletero

18

Con 3,7 metros de longitud, el Mitsubishi Space Star se sitúa en la parte alta del segmento A. Su interior brinda cinco plazas y un maletero de 235 litros. En su diseño ha primado la eficiencia aerodinámica y un peso contenido. Está a la venta desde 10.850 euros, aunque cuenta con un interesante descuento de lanzamiento.

Las dimensiones del Mitsubishi Space Star son 3.710 mm de longitud, 1.665 mm de anchura y 1.505 de altura, con una distancia entre ejes de 2.450 mm. Aunque Mitsubishi lo coloca en el segmento A, con este tamaño el Space Star se sitúa a medio camino entre los segmentos A y B, rivalizando con modelos como el Nissan Micra, el Hyundai i10, el trío de VAG -Skoda Citigo, Seat Mii y Volkswagen Up!- y el trío de PSA Toyota -Citroën C1, Peugeot 108 y Toyota Aygo -.

Diseño exterior

El urbano de Mitsubishi no tiene un diseño rompedor, de hecho quizá sea demasiado conservador. Sus trazos básicos surgen del prototipo Global Small Concept presentado en el Salón de Ginebra 2011. El modelo japonés pasa desapercibido, para bien y para mal.

Mitsubishi ha puesto el acento en una gran eficiencia aerodinámica, arroja un coeficiente Cx de 0,27 récord en la categoría. La carrocería presenta líneas suaves para no crear turbulencias innecesarias y el techo presenta una caída hacia la trasera para reducir la fricción del aire.

El color Blanco Polar no tiene sobreprecio

A la venta desde 10.850€ (8.600€ con descuentos)

Para mejorar la aerodinámica se ha planteado una parte frontal más ancha que la trasera y tras el paso de rueda trasero los trazos son más agudos con la finalidad de incrementar el efecto goteo de viento y la estabilidad. Los bajos semicarenados ayudan a que el aire fluya de la manera más óptima. El spoiler de techo de tamaño generoso también juega un papel importante en este sentido.

Están disponibles cuatro colores para la carrocería: blanco, rojo metalizado, gris perlado y negro perlado –en otros mercados hay hasta ocho colores a elegir-. La pintura metalizada o perlada tiene un sobrecoste de 300 euros y es la única opción disponible para personalizar este modelo.

La tecnología ClearTec añade elementos para mejorar la eficiencia

Diseño interior

En el interior encontramos un claro aire de familia con elementos que también están presentes en las gamas de otros modelos de Mitsubishi más costosos como el ASX o el Outlander. Las zonas que quedan más a la vista tienen un buen tacto mientras que los plásticos que están en las zonas inferiores son más sencillos. En general es poco refinado, pero los ajustes son buenos y la consola en negro piano aumenta la sensación de calidad.

El volante del Space Star es el mismo que el del Outlander

En la consola se ubican los mandos del aire acondicionado -Challenge- o climatizador monozona -Motion-. Hemos podido probar el climatizador y funciona muy bien, los mandos tienen un tacto agradable y es fácil de configurar. Encima se ubica la radio aunque en opción está disponible el sistema multimedia NMS-TWO con navegador, que incluye una pantalla táctil de 6,2 pulgadas. Es práctico y aporta un toque de modernidad al interior, pero cuesta 2.230 euros así que hay que pensarse seriamente si nos resulta necesario.

La gama cuenta con dos motores de 71 y 80 CV

El cuadro de instrumentos es muy sencillo y de fácil lectura, con una gran esfera que hace las veces de velocímetro flanqueada a su izquierda por el cuentarrevoluciones. A la derecha se sitúa un reloj con el indicador de conducción eficiente que Mitsubishi denomina Asistente Eco Drive, además de agrupar varios testigos. En la parte inferior está el ordenador de viaje que refleja información básica sobre el consumo medio, la autonomía y la temperatura exterior.

El radio CD muestra un aspecto sencillo y tiene conexiones USB y auxiliar

Habitabilidad y maletero

El habitáculo está muy bien aprovechado ya que su reducido tamaño ofrece cinco plazas y un maletero bastante generoso. En las butacas delanteras no hay problemas de espacio y encontrar la postura correcta de conducción aunque la columna de dirección sólo se regula en altura pero no en profundidad.

El asiento del conductor también permite ajuste en altura -también el del pasajero en acabado Motion- mediante la regulación de la inclinación de la banqueta. Son asientos cómodos y mullidos aunque poco envolventes. Las plazas traseras están homologadas para tres ocupantes aunque, evidentemente, la anchura obliga a que vayan apretados. Dos adultos de estatura media gozan de suficiente espacio atrás.

La segunda fila homologa tres plazas, algo de lo que no pueden presumir algunos modelos del segmento A

Por su parte, el maletero dispone de 235 litros de capacidad. Es un buen dato, aunque está por debajo de otros modelos como el Nissan Micra (265 litros, si bien es cierto que es 11 cm más largo) o el Hyundai i10 (252 litros). El respaldo de la segunda fila es abatible en proporción 60:40. En esta disposición no queda una superficie lisa pero la capacidad de carga se incrementa hasta los 599 litros.

Noticias relacionadas

Mitsubishi Space Star, presentación (II): Diseño, habitabilidad y maletero
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto