¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Primer contacto Tesla Model Y ¡Primeras entregas en España! (con vídeo)

    12

    Tras una larga espera el Tesla Model Y llega a los concesionarios españoles. Realizamos una toma de contacto con una de las primeras unidades del esperado SUV eléctrico para conocer sus detalles a fondo ¡No te pierdas nuestro análisis en vídeo!

    El deseado Model Y se estrena en los concesionarios españoles

    El esperadísimo Tesla Model Y es un modelo 100% eléctrico que lleva tiempo comercializándose en algunos países y que por fin aterriza en el mercado español. Las entregas han comenzado a finales de agosto de 2021 y hemos tenido nuestro primer contacto en persona con una de las primeras unidades que han llegado a España.

    En cuanto a diseño hay pocas sorpresas puesto que este Model Y presenta una estética que combina la imagen del Model 3 y del Model X. Es muy conservador en su estética evidenciando que el fabricante estadounidense no ha querido arriesgar en ese sentido. Saben que quien busca un Tesla quiere que sea perfectamente identificable desde cualquier ángulo.

    Quizá peca de falta de personalidad puesto que de un vistazo rápido incluso cuesta diferenciarlo de un Tesla Model 3, pero lo cierto es que este nuevo modelo es claramente más grande. El Model Y es nada menos que 18 cm más alto y también es 7 cm más ancho y 6 cm más largo alcanzando una longitud de 4,75 m. No es precisamente un vehículo compacto, milita en el segmento D-SUV.

    Aunque es un SUV no muestra el aspecto tradicional de un todocamino. De hecho el único rasgo identificativo de esa personalidad es el perfilado inferior en plástico negro y la suspensión ligeramente más elevada para dar una mayor altura libre al suelo. La carrocería se aleja de la carretera en 167 mm concretamente.

    También hay que destacar que de serie ofrece faros de LED, hay cinco colores exteriores disponibles para elegir (blanco, negro, plata, azul y rojo), las llantas van desde las 19 hasta las 21 pulgadas y no emplea las grandiosas puertas traseras de alas de gaviota que tiene el Tesla Model X sino que se recurren a una apertura tradicional. Menos espectacular, más lógico.

    Lejos de la típica imagen SUV que evoca robustez y contundencia, el Model Y prefiere presumir de imagen atlética y refinada

    La toma de carga está situada en la aleta trasera izquierda y permite recargar a una velocidad ultrarrápida de hasta 250 kW. De esta manera utilizando un súpercargador es posible recuperar hasta 270 km de autonomía en apenas 15 minutos, un dato fantástico que sobre todo mejora la practicidad en viajes largos.

    Si por fuera presente una estética muy similar a la del resto de modelos de Tesla por dentro ocurre lo mismo, casi calcado al del popular Model 3. La marca americana se decanta por el minimalismo en su máxima expresión, con líneas rectas muy presentes y estilo sobrio en general. La calidad de acabados me parece ligeramente superior a la que ofrece la berlina, no por materiales sino por ajustes (al menos en la unidad que hemos podido conocer).

    A bordo no se recibe la sensación de lujo que uno espera en un coche que supera holgadamente la frontera de los 60.000 euros, siendo especialmente mejorable el aspecto del volante, pero no es menos cierto que todo tiene un tacto agradable. Algunos elementos destacables del habitáculo son un enorme espacio de almacenamiento en la consola, el cargador inalámbrico para dos teléfonos a la vez, la climatización con filtrado HEPA, los confortables asientos calefactados (pero no ventilados) con regulaciones eléctricas y la tapicería de cuero sintético en color negro o blanco.

    Minimalismo sin concesiones

    Hablando de calidad de fabricación cabe mencionar una curiosidad en cuanto a la fabricación propiamente dicha. En un principio las unidades del Model Y destinadas para el Viejo Continente iban a fabricarse en Europa pero de momento no es así, la factoría que Tesla está construyendo en Alemania aún no está terminada. Por ese motivo las unidades que se vendan estos primeros meses de comercialización vienen fabricadas de China. Las especificaciones son las mismas, evidentemente.

    Érase un coche a una pantalla pegado

    Prácticamente no hay botones en el habitáculo porque todo se concentra en una inmensa pantalla central. Tiene 15 pulgadas, la respuesta táctil es inmejorable, presenta una calidad de imagen magnífica y el interfaz es bastante sencillo de manejar aunque abruma la cantidad de opciones disponibles. Funciones que pueden seguir aumentando o mejorando gracias a las actualizaciones inalámbricas que proporciona Tesla a lo largo de la vida del vehículo.

    En la pantalla se concentran todas las funciones. Es posible manejar las cámaras exteriores, la navegación, la música, los juegos e innumerables opciones de personalización del coche. Insisto, todo se hace desde aquí incluyendo cosas tan simples como abrir la guantera, regular la velocidad de los limpiaparabrisas cuando están activados o regular el caudal de aire de la climatización que, por cierto, emplea una bomba de calor para mejorar la eficiencia energética del coche. Algunas de esas funciones, si se hacen en marcha, pueden despistarnos de la conducción.

    Todo se concentra en la pantalla central de 15 pulgadas

    Como no hay un cuadro de instrumentos delante del conductor, en la parte izquierda de la pantalla se exhiben todos los datos relativos a la conducción cuando el vehículo está en marcha. Se puede ver la marcha seleccionada, la velocidad, la autonomía restante y una visualización del entorno en tiempo real incluyendo la representación de otros vehículos, peatones o ciclistas y la actuación de los asistentes de conducción. Una presentación muy visual de toda la información necesaria.

    ¿Cómo son las plazas traseras? La batería de alta tensión se sitúa debajo del piso así que no resta espacio al habitáculo y la segunda fila de asientos es muy espaciosa tanto para las piernas como para la cabeza, mucho más que el Model 3. La plaza central tiene un mullido más duro y una posición menos cómoda, aunque tiene abundante para las rodillas. Además, el respaldo se puede regular en inclinación.

    No solo hay mucho sitio sino que además la sensación de espacio es muy abundante especialmente por el enorme techo solar que tiene el Model Y. Es un detalle que llama muchísimo la atención porque el techo está muy curvado y eso suele implicar que no se pueda montar un techo solar o que sea muy pequeño. Tesla sin embargo ha apostado por un enorme techo de cristal de una sola pieza que aporta mucha luminosidad. No tiene ninguna parte practicable, es decir, no se puede abrir, y tampoco tiene una cortinilla que lo permita cerrar pero al menos está tintando para proteger de los rayos del sol.

    Siete plazas en opción, aunque los dos asientos auxiliares brindan muy poca altura

    Por el momento las unidades que lleguen a nuestro país tienen un interior de cinco plazas pero próximamente se podrá elegir una configuración de siete plazas de manera opcional. Son dos asientos auxiliares en una tercera fila pensados principalmente para niños porque apenas hay altura hasta la luneta.

    Al espacio de carga se accede a través de un gran portón con apertura eléctrica. Tesla no ha anunciado la capacidad oficial del maletero pero visualmente parece estar en torno a los 500 litros, un volumen normal para un coche de este tamaño. Hay un compartimento grande y profundo debajo del piso que permite distribuir mejor la carga.

    Se puede maximizar el volumen con los asientos posteriores abatidos, una operación que se realiza con sencillez mediante unos botones de abatimiento electrónico situados dentro del maletero. Por supuesto también hay otro maletero en la parte delantera, bajo el capó, ideal para guardar los cables de carga y cosas así. Sitio hay para llevar todo lo que haga falta.

    El Model Y propone carga ultrarrápida hasta 250 kW

    Más de 500 km de autonomía

    En este primer contacto con el Tesla Model Y no tenemos la posibilidad de conducirlo pero sí podemos desgranar la gama mecánica que habrá disponible para el mercado español. Inicialmente se compone de dos versiones cuyos nombres definen bien sus intenciones porque se denominan Gran Autonomía y Performance. La versión de Gran Autonomía es la que ofrece más autonomía (para sorpresa de nadie), superando los 500 km en el ciclo de homologación. Las primeras entregas son de esta versión.

    La variante Performance llegará más adelante aunque ya se admiten pedidos. Es la que ofrece mejores prestaciones y como muestra cabe señalar que es capaz de pasar de 0 a 100 km/h en menos de 4 segundos, una aceleración brutal para un coche de este tamaño. Acorde a su rendimiento lleva una suspensión rebajada y un sistema de frenado más contundente.

    En ambos casos llevan dos motores eléctricos tal y como indica la inscripción Dual Motor del portón trasero, uno en cada eje lo que proporciona tracción total. Emplean una batería de iones de litio, con refrigeración líquida evidentemente, de 75 kWh de capacidad. La batería tiene una garantía de ocho años o 192.000 km, lo que suceda primero, con un mínimo del 70% de conservación de la capacidad de la batería a lo largo de ese periodo. Próximamente se ampliará la oferta con una versión de acceso que tendrá un solo motor eléctrico y un precio más contenido.

    Un SUV de estilo coupé con mucho carisma

    El precio de partida actual del Model Y en España es de 64.980 euros. El famoso Autopilot equipa de serie su versión básica, la versión mejorada cuesta 3.800 euros y es un extra que merece mucho la pena porque aporta un nivel de conducción semiautónoma muy avanzado. Ojo, hay que recordar que por muchos vídeos que veáis en redes sociales con este sistema el coche no conduce solo, es un asistente de conducción y por lo tanto el conductor siempre tiene que intervenir activamente y estar alerta.

    Está claro que el Tesla Model 3 ha arrasado en la categoría de coches eléctricos y es una auténtica referencia. Al ofrecer básicamente en mismo coche pero en formato SUV, con más espacio y mayor versatilidad es de esperar que el Model Y también sea un gran éxito en ventas, pero el tiempo dirá.

    Primer contacto Tesla Model Y ¡Primeras entregas en España! (con vídeo)