¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Prueba KIA EV6, una firme y razonable alternativa (Con vídeo)

    Prueba KIA EV6, una firme y razonable alternativa (Con vídeo)
    24
    Javier Gómara
    Javier Gómara13 min. lectura

    Aunque KIA tiene una dilatada experiencia en el segmento eléctrico, el EV6 representa el siguiente paso en la evolución. Una berlina que promete situarse como una de las referencias del sector por su excelente relación precio-producto. Ya lo hemos probado.

    Las marcas coreanas quieren dominar el mundo. Poco a poco, pasito a pasito, han ido conquistando segmentos y mercados gracias a modelos bien planteados con un precio razonable. Aunque si bien los precios ya no son tan económicos como antes, siguen apostando por la relación precio-producto. No son los mejores en cada uno de los apartados, pero si tenemos en cuenta el producto en general no hay fisuras o grandes defectos, y eso es clave.

    El segmento de los eléctricos ya está en marcha. El cambio es irreversible, y desde hace años las marcas coreanas han apostado por él. En el caso de KIA, los primeros en dar el paso fueron el Soul y el Niro, y ahora nos llega el EV6, el primer eléctrico de nueva generación basado en la plataforma E-GMP desarrollada por el Grupo Hyundai. Los primeros en estrenarla son el Ioniq 5 y el EV6, de ahí que sean considerados productos hermanos.

    Pero cada uno apuesta por un diseño completamente diferente. KIA ha optado por hacer una berlina de estilo afilado. Como ya es tradicional en la compañía, no se parece en nada a cualquier otro producto. Por delante tenemos un morro muy afilado y bajo para mejorar la eficiencia aerodinámica. Nada de parrillas falsas o elementos superfluos, todo lo presente cumple una función, si no se quita.

    El tamaño del EV6 no es nada discreto, pero su silueta se camufla muy bien

    Para mi gusto la mejor parte del coche es la parte trasera. La sensación de anchura es muy grande gracias a un enorme faro que recorre todo el ancho. Casi toda la zaga está ocupada por un gigantesco portón de maletero que reduce la superficie acristalada, pero que maximiza el espacio de carga. 490 litros de capacidad mínima, ampliables al abatir la segunda fila de asientos. A eso tenemos que sumar un baúl delantero con 52 litros extra para las versiones de tracción trasera y de 20 litros para las de tracción total.

    En su vista lateral se comprueba bien el tamaño del EV6. Por sus medidas lo ubicamos en el segmento D-SUV, donde encontramos a modelos directamente rivales como, por ejemplo: Volkswagen ID.4, Skoda Enyaq, Ford Mustang Mach-e o el Tesla Model Y. 4,68 metros de largo, 1,88 metros de ancho y 1,55 metros de alto. A eso debemos sumar una generosa distancia entre ejes de 2,9 metros.

    Con apenas 16 centímetros de distancia libre con respecto al suelo el EV6 no es muy capaz para salir del asfalto

    Esa gran batalla se deja notar principalmente en las plazas traseras donde llama la atención el generoso espacio disponible. Mucha distancia para las piernas, aunque la línea de la carrocería limita la altura al techo. Pasajeros de 1.80 o 1.85 metros pueden viajar, aunque deberán escurrir el culo un poco. Me llama la atención que KIA no ha incluido muchos lujos aquí detrás. Tenemos ventilación, en los pilares, un par de tomas USB y poco más. Me parece demasiado escaso.

    Donde no se ha ahorrado nada en detalles y tecnologías es en la parte delantera. KIA cambia su diseño de interiores con un doble panel de gran tamaño. Hasta 12,3 pulgadas en ambas pantallas. La instrumentación digital aporta una lectura clara y sencilla, siendo mucha la que podemos gestionar mediante los botones del volante. También podemos cambiar los diseños en función del programa de conducción seleccionado

    Gran presentación interior. Mucha tecnología con una buena sensación de calidad

    El panel principal es el que controla todas las funciones del sistema multimedia. Se maneja de forma táctil, y el sistema destaca por sencillez de uso y velocidad. La calidad de la imagen es buena, y apenas permite reflejos cuando la luz incide directamente. A pesar de la mucha tecnología añadida KIA tira de recursos clásicos como los botones del túnel central y el módulo de la climatización separado.

    Y por supuesto ahí no acaba toda la tecnología posible. Ha disponibles varios niveles de acabado, en los más completos encontramos elementos como: Head-Up Display con realidad aumentada, Android Auto, Apple CarPlay, cargador por inducción, iluminación ambiental, asientos eléctricos y calefactados, techo solar, y el más completo equipo de seguridad y asistentes a la conducción con capacidad autónoma de nivel 2. Lo único que se echa en falta es un sistema de climatización por bomba de calor, que no está disponible.

    Pero vayamos a la parte más esencial de un eléctrico. La gama del KIA EV6 gira en torno a dos capacidades brutas de batería: 58 y 77 kWh. En función de la selección podemos contar con uno o dos motores. En caso de optar por las versiones de tracción trasera el motor se instala en el eje posterior, mientras que las unidades de tracción total suman otro bloque en el eje delantero. De esta forma obtenemos diferentes rangos de potencia y autonomía. Oscilando entre los 170 y los 585 caballos y entre los 394 y los 528 kilómetros de autonomía en ciclo mixto.

    A la hora de recargar, KIA ha optado por sistemas de carga rápida de hasta 180 kW en corriente continua para el modelo con batería de 58 kWh y de hasta 240 kWh en corriente continua para las versiones de batería extendida. En corriente alterna todos ellos presentan una potencia de 10,5 kW. Los tiempos de recarga varían mucho, pudiendo recuperar del 0 al 80% en apenas 18 minutos en una toma de 240 kW, o echar casi siete horas y media si la toma es de 11 kW.

    Prueba del KIA EV6

    A la hora de conducir el EV6 uno se da cuenta que KIA ha vuelto a apostar por un término medio. Si tomamos como referencia los modelos que antes he mencionado descubro que el modelo coreano es muy equilibrado. Otros modelos como el Mustang Mach-e me parecen mucho más dinámicos, con una mayor soltura en una conducción alegre. Si bien el EV6 no es tan bueno en eso, no se echa en falta más.

    El EV6 en marcha lo apuesta todo al confort. Su comportamiento es muy neutro

    Todos tenemos claro que la versión más lógica de todas es la de tracción trasera con batería de 77 kWh y máxima autonomía. Al menos es la que yo te recomiendo porque, a pesar de contar solo con un motor, tiene prestaciones más que suficientes. La patada inicial es considerable. No concibo una situación en la que se necesite más.

    Como ya es habitual en muchos eléctricos del mercado, KIA ha optado por un sistema de retención configurable. El conductor puede manipular el grado de retención mediante las levas que hay tras el volante. Adicionalmente a eso tenemos un modo de pedal único, que es capaz de detener el coche sin necesidad de tocar el pedal del freno, y un modo automático. Mediante el radar frontal el coche es capaz de regular por sí mismo el grado de retención aumentándolo o reduciéndolo en función de si hay un coche delante o no.

    El EV6 tiene carga bidireccional. Puede transmitir energía a la red mediante una conexión Schuko de 230 voltios y 16 amperios

    Muchos eléctricos tienen el problema que transmiten muy poca información al conductor. Los ingenieros de KIA han conseguido un tacto muy natural. El volante tiene cierto peso y permite que el conductor tenga buena información de lo que están haciendo las ruedas, pero lo mejor de todo es el pedal del freno. En otros eléctricos que he probado no había término medio, o clavas o no frenas. En este caso se permite una frenada muy gradual y completamente natural.

    En su versión más extrema, el EV6 GT, hablamos del KIA más potente jamás creado. Sus 585 caballos entregan unas prestaciones de auténtico superdeportivo. De 0 a 100 Km/h en apenas 3,5 segundos y velocidad punta de 260 Km/h. Eso lo posiciona por encima de otros modelos como el Mustang Mach-e GT o el Tesla Model Y Performance. Una pequeña muestra de lo que los coreanos son capaces de hacer.

    Sistemas de carga ultrarápidas y sistema bidireccional de serie

    Ahora bien, ¿qué nos pide KIA por su nuevo y flamante eléctrico? El precio mínimo de salida es de 46.450 euros, sin ofertas, promociones o Planes MOVES. La versión más lógica de todas es la unidad de máxima autonomía, el EV6 de tracción trasera con batería de 77 kWh. En ese caso el precio sube hasta unos contenidos 50.350 euros, sin descuentos. El más caro de toda la familia es el EV6 GT de 585 caballos, disponible en el mercado español desde los 66.750 euros.

    Conclusiones

    KIA y Hyundai quieren ocupar el sitio de las tradicionales marcas generalistas europeas, y lo está logrando. De unos años a esta parte se han hecho un hueco muy importante en el mercado. Estoy seguro de que sus eléctricos serán de los más vendidos, porque razones, como ya has podido ver, no les faltan. El EV6 sorprende en muchas cosas, puede que no sea el de mayor rango de autonomía o el más potente o el más equipado, pero en su cómputo global hablamos de uno de los eléctricos más razonables e interesantes que hay.

    El KIA EV6 es uno de los eléctricos más lógicos y razonables que hay en la actualidad
    Prueba KIA EV6, una firme y razonable alternativa (Con vídeo)