Prueba KIA Stonic 1.0 T-GDI Drive 120 CV

Foto 1
  • Foto 2
  • Foto 3
  • Foto 4
  • Foto 5
  • Foto 6
(7 fotos)

Hemos probado el KIA Stonic gasolina de 120 CV con su motor gasolina 1.0 T-GDI en el nivel de equipamiento intermedio Drive. En un segmento con muchas alternativas el crossover de Kia nos demuestra sus grandes bazas: un ajustado precio y un diseño que entra los ojos. Descúbrelo con nosotros.

KIA Stonic 1.0 T-GDI Drive 120 CV a prueba

Con los últimos lanzamientos de la marca Kia está demostrando que está evolucionando y adaptándose a los gustos europeos, su último modelo en llegar ha sido el Kia Stonic, modelo que entra a lucha en el encarnizado segmento B SUV.

Según el configurador oficial de la marca el Stonic está disponible desde 14.919 gracias a sus promociones vigentes, no podemos negar que se trata de un precio muy atractivo. El modelo que estoy probando, el KIA Stonic con motor 1.0 T-GDI de 120 CV con el nivel de equipamiento intermedio, Drive, está disponible desde 16.120 euros. Aquí tienes todos los precios del Kia Stonic.

Diseño exterior llamativo

Repasando rápidamente su exterior en el frontal destaca su “tiger nose” entre los pilotos delanteros, rasgo característico que comparten el resto de modelos de la marca que completa un frontal en el que destaca sus faros halógenos con luz LED diurna. En la vista lateral se aprecia especialmente su barra de techo y sus protecciones de plástico que comienzan en el morro, recorren todo su lateral hasta la parte trasera donde acaba haciendo la función de paragolpes y abrazando a un embellecedor/difusor de color gris que integra su única salida de escape.

Los faros delanteros, traseros así como sus líneas responden a un diseño que pretende captar la atención de los compradores más jóvenes. Nuestra unidad de pruebas es de color gris, pero opcionalmente su exterior puede personalizarse con 8 colores metalizados o 1 sólido y complementarse con 5 colores de contraste para los retrovisores, pilar A, techo y alerón. En la Guía de compra del Kia Stonic tienes todas sus combinaciones.

Interior aprovechado para 4 ocupantes

No hay materiales de mala calidad en el habitáculo del Kia Stonic, pero es cierto que los materiales que recubren su habitáculo no son especialmente lujosos y algún elemento, como los embellecedores grises en el frontal del salpicadero, pueden transmitir poca calidad. Pero siendo justos hay que decir que transmite una gran calidad de ensamblamiento, los materiales se apoyan entre sí dando sensación de solidez, no hay ruiditos ni grillos. Si los materiales estuvieran ligeramente acolchados se transmitirá una mayor sensación de calidad al tacto.

El salpicadero es coronado por una pantalla multimedia de 7 pulgadas que muestra información sobre la fuente de audio que escuchemos, sea esta la radio, bluetooth o una fuente externa y también hace las funciones de navegador, que funciona bastante bien. Gracias a la toma USB que se encuentra entre el módulo de climatización y la palanca de cambios, podremos usar Apple Car Play o Android Auto conectando nuestro teléfono móvil.

Interior del Kia Stonic Drive

Teniendo en cuenta las capacidad de personalización del exterior echo en falta mayores posibilidades en el interior. El habitáculo es espacioso para los pasajeros delanteros que no tienen muchos lugares para dejar objetos: la guantera (ocupada en su mayoría por la documentación del vehículo), los típicos huecos en las puertas, el reposabrazos abatible entre los asientos delanteros, un botellero doble junto al freno de mano y un espacio para dejar la cartera o el teléfono móvil bajo el climatizador.

Las plazas traseras tienen el inconveniente que dada su cota de anchura no permite el viaje cómodo de tres adultos, ya que sus hombros chocarían entre sí,  aunque  en las banqueta trasera sí podrían viajar tres niños o un adulto y dos niños. Desde luego la cota de altura no va a ser un problema a menos que midas 1’90 metros en los que tu cabeza se aproximará peligrosamente al techo. Es una pena que los pasajeros traseros no tengan reposabrazos.

El maletero homologa una capacidad de carga de 332 litros. Tiene un doble fondo con un rueda de repuesto, todo un detalle, teniendo en cuenta la tendencia actual de las marcas por incluir un kit antipinchazos. Los asientos puede abatirse en proporción 60/40 permitiendo llegar hasta una carga de 1.335 litros. Aunque la boca de carga del maletero del Kia Stonic es ancha queda un poco alta, dificultad añadida para introducir objetos muy voluminosos o pesados, eso sí la capacidad que tenemos disponible, aunque no es de las más generosas de su segmento, resulta muy aprovechable por su formas.

Plazas traseras del Kia Stonic Drive

Impresiones de conducciones

El volante de cuero de tres radios, como es habitual, tiene botones en su superficie que nos permite interactuar con el control de velocidad, volumen del sistema multimedia y nos permite adentrarnos en el navegador de abordo que se encuentra en la instrumentación, entre el velocímetro tarado hasta en 220 km/h y tacómetro, cuya zona roja empieza en las 6.500 rpm y termina en las 8.000 pm.

Los asientos de nuestra unidad son de Tela, pese a no tener una forma especialmente elaborada, resultan cómodos, recogen bien el cuerpo.

Como buen crossover su carrocería está ligeramente elevada pero se conduce como un vehículo compacto tradicional, como un utilitario. No parece que su altura perjudique a su agilidad, de hecho responde con cierta rapidez a las órdenes que le damos desde el volante.

El Kia Stonic en movimiento

En tramos revirados estos atributos resaltan un poco más pero no olvidemos que el Kia Stonic es un coche diseñado para ser cómodo, no deportivo, para moverse por la carretera, no por terrenos offroad, aunque su carrocería nos permita movernos por terrenos sin asfaltar no olvidemos sus limitaciones, el Stonic no tiene tracción a las cuatro ruedas ni de manera opcional.

Según los datos oficiales el KIA Stonic 1.0 T-GDI Drive 120 CV con llantas de 17 pulgadas homologa un consumo medio de 5,0 litros cada 100 km, correspondiente 4,5 para ciclo extraurbano y 6,0 para ciclo urbano. El consumo que he obtenido durante las pruebas ha sido ligeramente superior, el consumo medio que he obtenido ha estado entre 6,2 y 6,5 litros de media

Kia Stonic 1.0 T-GDI 120 CVDatos homologados
Consumo urbano6,0 L /100 km
Consumo extraurbano4,5 L / 100 km
Consumo medio5,0 L /100 km
Velocidad máxima184 km/h
Aceleración 0-100 km/h10,3 segundos
Aceleración 80-120 km/h11,6 segundos
Par máximo172 Nm
Peso1.185 Kg

Sus luces traseras recuerdan a su hermano mayor, el Sportage.

Según mi experiencia este es uno de los vehículos en las que las “prisas” se ven reflejadas en el consumo medio, si conduces relajado podrás acercarte al consumo homologado, pero conduciendo a un ritmo cotidiano estas quedan ligeramente atrás y no hablemos si tienes prisas. El Kia Stonic no tiene modos de conducción, así que el consumo que obtendrás dependerá de como trates el pedal del acelerador.

No quiero acabar esta parte sin aclarar que me parece todo un acierto que este motor tenga asociado una caja de cambios de 6 relaciones, que además de tener un tacto sorprendentemente cuidado con carriles de marcha muy marcados permite un desahogo al motor. A 120 km/h el tacómetro marca 2.750 rpm y teniendo en cuenta que el par máximo de 172 Nm de par se encuentra concentrado entre las 1.500 y 4.000 rpm, tenemos una reserva de fuerza en caso de emergencia.

El motor no tiene un consumo “bajo” pero teniendo en cuenta que es un motor gasolina tricilíndrico lo que se encuentra en el capó, no me parece un barbaridad sus registros. He sabido apreciarlo según iba conviviendo con el.

KIA Stonic

KIA Stonic
Ver ficha técnica completa
Combustible:
Diésel, Gasolina
Potencia:
85-120 CV
Puertas:
5
CO2
109 g/km
Longitud:
4.140 mm.
Maletero:
352 l.
Precio desde:
17.100 €

Conclusiones: lo mejor y lo peor

El Kia Stonic destaca por su puesta apunto, ya que aunque parece un SUV se trata un vehículo bastante dinámico y directo, gracias a su dirección y sistema de suspensión. Su relación precio y equipamiento me parece otros de sus puntos fuertes, puede que no encuentres otro crossover de sus características a un precio tan bajo.

Como puntos más flojos tenemos una ajustada capacidad de maletero y algunos elementos tecnológicos como la apertura y cierre automático del portón trasero, la -tan de moda- instrumentación digital, faros bixenon o incluso de LED. No me estoy refiriendo que los equipe de serie, si no que al menos los ofrezca opcionalmente.

Si estás pensando en comprar un Crossover urbano, deberías prestarle atención a este modelo, particularmente me ha dejado muy buen sabor de boca porque me parece un producto honesto con sus virtudes y defectos.

BP ultimate

Nota: 7.7

Tasa tu coche. ¡¡Gratis y sin compromiso!!

El redactor te recomienda

Noticias relacionadas

Más leídas
Más comentadas

¿Qué te parece el nuevo diseño?

Tú opinión nos importa.

Un pequeño formulario con nombre opcional, e-mail opcional y el comentario.

×