¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    PruebaNissan Juke Nismo, en marcha y conclusiones (II)

    39

    Nos subimos en un SUV GTi que seguramente tenga muchas cosas que contarnos. Me preocupan los consumos y que me decepcione su deportividad; al fin y al cabo, es un Nismo. Las sorpresas vienen en las curvas. Es más deportivo de lo que insinúa, pero no llega a serlo tanto como otros competidores, pero sí es más espacioso.

    Arrancamos el coche y durante la prueba hemos podido recorrer todo tipo de terrenos. No tiene el sonido más deportivo aunque a medida que sube del vueltas el coche la melodía se afina y el motor estira su potencial. A decir verdad recomiendo que siempre que se quiera buscar la sensación más radical se ponga en el modo deportivo porque el empuje es sustancialmente más notable.

    ¿Por qué no decirlo? También lo hemos introducido en una pista fuera de asfalto pero enseguida te das cuenta del error porque como comentábamos en la introducción, es un GTi ‘grande’. Si quieres mejores aptitudes en este terreno, busca otro coche.

    Con el Nismo se pueden trazar curvas de forma muy alegre y sorprenden los ajustes que han llevado a este Juke a ser muy rápido. Incluso en los cambios de dirección bruscos se presenta como un coche muy apto para apodarse como SUV GTi e incluso podemos ver las fuerzas G generadas en el display. No obstante, la representación no es muy clara.

    Me gusta que gracias al cambio manual y a su potencia progresiva sea capaz de transmitir muchas sensaciones de deportivo e incluso se atreve a firmar una aceleración 0-100km/h en sólo 7,8 segundos y una velocidad máxima de 215 km/h.

    Consumos

    Quizá este sea un epígrafe importante porque las estimaciones de consumo no era muy buenas antes de subir al coche. En realidad no es un coche que gaste poco ya que usándolo durante toda la semana nos íbamos situando entre 8-9 litros/100km. Sin embargo, al sacarlo a carretera abierta ha sido donde nos hemos llevado una sorpresa. Quitándole el modo sport y buscando los modos más económicos, en un recorrido aproximado de 90 kilómetros la cifra que nos ha marcado ha sido de 6,5l/100km. Me gusta.

    Subiendo de vueltas

    A pesar de ser un coche de apariencia grande, el peso en vacío del vehículo es de 1.293 kilos. La aerodinámica se ha trabajado para darle un mayor carácter GTi y los muelles de la suspensión y la dirección se han endurecido solidariamente. Todo esto se traduce en que el conductor siente algo especial en este coche y la conducción es directa y transmite sensaciones puras al volante, pero no deja de ser un SUV y a pesar de tener un comportamiento sobresaliente, en los cambios de apoyo más bruscos presenta una pequeña pérdida de tracción que se nota enseguida en el volante. Insisto, hay que buscarle las cosquillas para llegar a este punto y con este coche podrás poner en jaque a coches del segmento más pequeños en tamaño.

    Es un coche que es muy divertido de conducir y además, es un Juke. Tienes un espacio generoso en el maletero si lo comparas contra posibles rivales y en la fila delantera hay mucho espacio para las cabezas. Cuando te pones al volante por primera vez, parece que el coche es de mayor tamaño, pero en la fila de atrás este efecto se reduce. Parece casi que se ha pensado para que dos personas vayan muy cómodas con la posibilidad de tener algún pasajero en la parte trasera.

    ¿SUV GTi?

    Después de probar este coche la duda que no me deja en paz es esta. ¿Pueden convivir dos conceptos en un mismo coche? Desde luego un SUV está diseñado para unas funciones y las siglas GTi tienen un significado orientado a la deportividad. La simple carrocería de un SUV no puede estar orientada a la deportividad porque no está pensada para este fin. ¿Agua y aceite? Puede ser.

    ¿Entonces qué es este coche? Pues creo sinceramente que es para las personas que quieren ser deportivas pero que inevitablemente no pueden dejar de lado la versatilidad. Evidentemente la versatilidad penaliza la deportividad, pero quizá hasta un punto que a muchos clientes les parezca razonable asumir. Otras marcas ya están trabajado en modelos de estas características y sino mirad los S y RS en la gama Q de Audi o los M en la gama X de BMW. A día de hoy, los fabricantes están apostando por meter en la coctelera conceptos opuestos y desarrollar vehículos como este Juke Nismo. No es una mala idea y quizá las personas que pensamos de una forma más ‘lógica’ entre comillas debamos abrir nuestra mente a que el mundo del motor es así y a día de hoy los coches no buscan ser lógicos al 100% sino diferentes y ser diferente, atrae.

    A favor- Estética imponente
    -Asientos y volante
    - Más deportivo de lo que parece
    A mejorar
    - Mejoría en materiales para esta versión
    - Iluminación
    - Espacio en las plazas traseras
    La ficha técnica del vehículo se puede consultar aquí.
    Nissan Juke Nismo, en marcha y conclusiones (II)